martes, 17 de enero de 2017

8529. OPTIMISMO DESAFIANTE.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Optimismo Desafiante.

El instrumento básico para la manipulación de la realidad es la manipulación de las palabras. Si tú puedes controlar el significado de las palabras puedes controlar a la gente que utiliza esas palabras.
Philip Dick (1928-1982) Escritor, ensayista,
Novelista y guionista estadounidense.


El filósofo Enrique Dussel tiene una visión optimista de nuestro futuro, a pesar de que en el horizonte aparecen amenazas neofascistas (“cuando se toca fondo es cuando se dan transformaciones”). Podríamos decir que Dussel ilustra en la entrevista lo que llamamos optimismo desafiante. Algunas ideas de la escritora chilena Isabel Allende ilustran, no definen, el contenido semántico del optimismo desafiante: “Memoria selectiva para recordar lo bueno, prudencia lógica para no arruinar el presente, y optimismo desafiante para encarar el futuro, pero ésta última frase es una petición de principio por lo que el resultado de tal inferencia es un círculo vicioso.

Pero así como hay frases que no dicen lo que prometen decir, así hay personas dedicadas a sembrar dudas e incertidumbre. Los filósofos podemos aportar algo de luz en la oscuridad. Es lo que hace Dussel en un entrevista que publicó La Jornada el pasado lunes, podríamos analizar en algunas ideas de Dussel:

Uno: México carece de proyecto, la llegada de Trump lo puso de manifiesto.

Dos: En 2018 habrá voto de castigo para el PRI.

En cuanto a la primera afirmación habrá que decir que no es que los gobiernos carezcan de proyecto, al contrario, desde el pelón Salinas de Gortari cuando el sujeto era secretario de Programación y Presupuesto, el proyecto de desnacionalización, de entrega de los bienes y recursos nacionales comenzó a aplicarse; el proyecto neoliberal que Fox, Calderón y Peña Nieto (el PRIAN) aprendieron en universidades extranjeras, en especial en Harvard y Yale tiene ya rato en funciones.

Hay que aclarar que un centro de poder ideológico como el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), fundado por la familia Baillères, ha sido semillero ideológico de los gobiernos neoliberales, todo egresado que se respete debe tener al menos un diplomado o un seminario en Harvard o Yale. En el ITAM, estudiaron  la mayoría de los “genios” (en realidad son unos pendejos corruptos) que gobiernan nuestro país (como el nefasto Luis Videgaray) y que diseñaron la estrategia para acabar lo que Salinas inició: despojar del petróleo a los mexicanos para ponerlos en manos privadas, de amigos y de socios nacionales y extranjeros.

Desde hace décadas los gobiernos del PRI, PAN y PRD tienen proyecto: joder a México y mantener los privilegios de una clase parasitaria.

En lo que estoy de acuerdo es que en 2018 y pue´que hasta en 2017, el PRI pagará caro su desprecio por los mexicanos; desprecio sí, una característica común del güero Trump y la alta partidoburocracia mexicana y sus distinguidas familias que aman aparecer en las revistas como “Hola” compartiendo páginas con la nobleza europea: ambos desprecian a los proles mexicanos.

Dussel afirma que ante la realidad lo único que nos queda es volver a empezar y recuperar nuestras raíces: “¿Qué hacer? Hay que empezar de nuevo, retomar a Lázaro Cárdenas y tener una visión nacionalista, darnos cuenta de la dignidad, del valor de nuestra cultura y hacer un proyecto de desarrollo propio que no sea un nacionalismo absurdo ni cerrado, pero que tiene que volver a su fuente”.

La política suicida del gobierno: Matar Pemex para privatizarlo, nos ha llevado a una situación límite, Dussel lo expresa así: “Nos hemos puesto el cordón al cuello y empezamos a ahogarnos.”

Las reformas de Peña Nieto ( que mató a la gallina de los huevos de oro), dice Dussel “sólo han servido para privatizar las riquezas del Estado mexicano. Venden Pemex y ahora de dónde sacarán el presupuesto. Entonces nos aumentan el costo de la gasolina. En 30 años no han hecho ninguna refinería y debimos haber edificado varias, hasta por motivos ecológicos”.

Dussel olvidó mencionar que las reformas se impusieron con la complicidad de los partidos políticos: PRI, PAN, PRD, y el resto con la única excepción de Morena y algunos diputados del PRD.

El escrito de Dussel generó ideas y cumplió así su objetivo, porque la filosofía es eso cuestionar y generar ideas que no sólo creen modelos, sino que transformen la realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: