martes, 17 de enero de 2017

8534. CONTRA EL GASOLINAZO: REFORMAR LOS PARTIDOS ¡YA!

Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Maite Azuela.
Enero 17, 2017 - 12:05 am.


=====================================================
Este “Plan de Austeridad” permitiría amortiguar parte de la crisis, devolviendo al presupuesto 1.031 millones 778 mil 395 de pesos.
Foto: Cuartoscuro

Las protestas no cesan. Cada día los ciudadanos se organizan en las diferentes entidades federativas para manifestar su enojo contra el abrupto y elevado incremento a los precios de las gasolinas. ¿Es lo único que nos enoja? Claro que no, es un cúmulo de acciones por parte de los encargados del rumbo del país, lo que ha mantenido con vida las manifestaciones masivas. Si a esto sumamos la falta de propuestas de los diferentes poderes para amarrarse ellos el cinturón, no sorprende que el nivel de la frustración ciudadana esté cobrando factura.

El sábado pasado un grupo de ciudadanos se dio cita para presentar una propuesta que, aunque ya tiene años planteándose, es más que adecuada para estos momentos de crisis económica y descontento social. Los argumentos básicos vienen de una propuesta que nació desde el 2009 cuando millones de mexicanos anularon voluntariamente su voto. La urgencia de una renovación en el sistema de partidos comienza por dejar de proveerles de prerrogativas absurdas cuyas cantidades rebasan los límites de cualquier democracia consolidada.

Convocados por Gonzalo Ibarra, uno de los activistas más entregados, los jóvenes y no tan jóvenes están ya trabajando para empujar esta reforma con miras a que en 2018 estas sean propuestas determinantes para la elección.

No regalarles ni un peso a los partidos sólo por tener credencial de elector.

Se propone la reducción de recursos de los partidos políticos, tirando la fórmula con la que se les entrega dinero. Ya que por cada credencial de elector que el Instituto Nacional Electoral le da a un ciudadano, una vez que queda registrada en la lista nominal, se calcula como elemento que eleva la bolsa de dinero para partidos. Esto implica que la fórmula que contempla el artículo 41 de la Constitución se modifique de una vez por todas. No permitir que la credencial de elector sea el referente de cálculo, ya que claramente es para los mexicanos un documento de identidad oficial más que un carnet de aprobación al sistema de partidos.

Romper el monopolio de la partidocracia en la representación ciudadana.

Aunque parte de este grupo impulsó, con otros más que conformaron el colectivo Reforma Política Ya, la incorporación de las candidaturas independientes en el juego electoral, los partidos fueron muy cuidadosos de poner requisitos casi inalcanzables para quienes se mueven ya en la política y completamente inaccesibles para un ciudadano cualquiera. Afortunadamente esta figura está abriendo, aunque escasos, algunos espacios de luz para que se reflejen demandas ciudadanas que los partidos se niegan a atender.

Así que, con todos los avances de la reforma política que se concluyó a principios del 2013, requerimos cambios de fondo que rompan el monopolio de los partidos. Para ello es necesario flexibilizar los requisitos de conformación y registro de un partido, además de acercar nuevas ofertas que no tengan que conformarse nacional o localmente, sino que puedan tener un contacto más directo con las comunidades, partidos municipales, por ejemplo.

Legisladores austeros.

En paralelo a este grupo que comenzará a empujar una campaña para que el sistema de partidos sea transformado, la Senadora Martha Tagle, quien también formo parte de la Asamblea Nacional Ciudadana que trabajó la primera agenda de la reforma política en 2009, ha hecho lo que ningún otro legislador en estos tiempos de adversidad. Presentó seis acciones que implicarían una reducción de presupuesto del Senado del 22.72 por ciento. Su intención fundamental es reducir el gasto corriente y de ciertos rubros que son marginales para los resultados de la Cámara. Además, propone la reducción del 50 por ciento a las dietas y percepciones de Senadores y funcionarios de alto mando. No deja fuera la eliminación de la partida de estímulos extraordinarios. Este “Plan de Austeridad” permitiría amortiguar parte de la crisis, devolviendo al presupuesto 1.031 millones 778 mil 395 de pesos.

Protestas son inofensivas si no hay propuestas precisas.

Esa idea la repito constantemente. La propuesta es legítima, hay que hacerla y ser cuidadosos en que la no violencia sea el sello que refuerce su legitimidad. Es importante distinguirla de los saqueos y cualquier acto irrespetuoso que pase por encima de los derechos de otros. Pero es aún más importante que tenga consecuencias. Si no hay propuestas que acompañen la protesta, nada se mueve y las emociones que inflaman la frustración se acumulan.


Estas propuestas constituyen un sensato y necesario paso para empujar salidas que debiliten a concentración de poder de unos cuantos a costa de los ingresos públicos.

Por Maite Azuela
Analista Política y Activista por los derechos humanos y la rendición de cuentas. Maestra en Políticas Públicas por la Universidad de Concordia, Canadá. Colaboradora de Uno Noticias. Dirige la organización Dejemos de Hacernos Pendejos y forma parte de redes ciudadanas para el impulso de los derechos políticos y la defensa de los derechos humanos. Fue servidora pública durante una década y entre las instituciones para las que laboró están el Instituto Nacional Electoral (INE), el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) y el Instituto Nacional de Acceso a la Información Pública (INAI).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Escribe un comentario sobre esta entrada: