miércoles, 18 de enero de 2017

8539. ¡YA PÁRALE, POR TU PROPIO BIEN!

Escrito por flopeza.
Ene 18, 2017.
Desde Michoacán. México.
Tenepal de CACCINI

¡YA PÁRALE!
Queridos Hermanos y Amigos todos: millones de nosotros, con acciones simples y palabras sencillas, estamos contribuyendo a que nuestro país camine al despeñadero.

Nos están manipulando fuerzas enormes, desconocidas o al menos sospechadas, y por eso, sin reflexionar, contribuimos a sus fines y objetivos, que evidentemente no son los convenientes para nuestro bienestar.

Por desgracia nuestra, las circunstancias les son favorables: tenemos gobiernos incompetentes y corruptos, tenemos poderes sociales, religiosos y económicos que sólo atienden a ver qué pueden aprovechar de esos gobiernos para aumentar su poder, tenemos un crimen organizado frío y calculador y un crimen desorganizado terrible, ¡y somos un pueblo con tanto miedo que nos hemos convertido en crédulos, manipulados sin consciencia, y contribuimos así a nuestro propio desastre!

Pero no crean mis palabras: miren con ellas la realidad: tenemos tanto miedo que lo intentamos liberar insultando, socavando nuestras instituciones, haciendo chistes de las cosas serias, y siendo cómplices de quienes nos utilizan para sus propios fines.

¿Quiénes son? No lo sabemos con certeza, pero ¿a quién o quiénes beneficia que los mexicanos vivamos en el miedo, la incertidumbre, el enojo, la frustración, ¡en el desprecio de nosotros mismos como pueblo!

La sospecha va a los estadounidenses, como ya lo hicieron en África del Norte y Medio Oriente, y a los políticos que quieren el poder de un país dividido y a punto de despeñarse, para convertirse en salvadores, y de ahí a dictadores de mano dura al servicio de voluntades extranjeras.

Si no estamos organizados para defendernos, si creemos que hablar de desastre es una exageración, al menos usemos esa cosa que llamamos “sentido común”, y veamos, ¡veamos!, el resultado de atender a todos los “memes”, a las falsedades y los rumores que contribuimos a difundir mediante “un klic” a cientos, a miles, a millones de personas y que han traído como consecuencias los saqueos, al temor a un “golpe de estado”, a linchamientos, a la desconfianza generalizada y al odio y al desprecio entre nosotros.

No crean mis palabras: miren con ellas la realidad, y si no tenemos agallas para otra cosa, al menos no “le piquemos” a la tecla que les hace el juego a quienes nos quieren esclavos.

Reflexiona, quiérete, ama a los tuyos, y hazte un favor grande.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Escribe un comentario sobre esta entrada: