jueves, 19 de enero de 2017

8541. TENEMOS QUE TERMINAR CON EL AZUL, EL ROJO Y EL AMARILLO, ENCIMA TIENE QUE ESTAR NUESTRO PAÍS: VICENTE FOX QUEZADA.

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista. Desde
Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

- El ex presidente Vicente Fox, orador en el 443 aniversario de la fundación de la ciudad de Zamora.
- PRI, PAN y PRD se han repartido el país como un botín.
- Nuestra primera responsabilidad es la paz y debemos de luchar todos para alcanzarla.

El grado de popularidad de un personaje público se mide por el número de cámaras y grabadoras que se aproximan a él. Ayer en el Teatro Obrero Vicente Fox sólo logró que un par de medios de difusión se acercaran a entrevistarlo luego de que habló sobre el liderazgo en una conferencia en la que llamó a transformar a México más allá de los partidos políticos: “Hago mis mejores votos  que podamos en el país encontrar la armonía, tenemos que terminar con el azul, el rojo y el amarillo, encima tiene que estar nuestro país, encima tiene que estar nuestra ciudad. Se lo han repartido como un botín, se destruye el uno al otro, en el PRI, en el PAN, en el PRD.

La presencia de Vicente Fox convocó a empresarios, profesionistas, y estudiantes desde kínder hasta secundaria, y por supuesto a la gente bonita, pero no estaba la gente del pueblo, ocupada en la lucha diaria por el pan de cada día, como lo reconoció el propio Fox.

El evento central del 443 aniversario de la fundación de la ciudad que se realizó en el Teatro Obrero a las 10:30 horas contó además con la presencia de funcionarios del Ayuntamiento. No se permitió a los reporteros ir más allá de la línea destinada a los medios de comunicación.

Luego de que “el cronista de la ciudad”, Lic. Jesús Nicanor Álvarez del Toro hiciera una apretada reseña de la historia de Zamora en la que mencionó a los hombres ilustres, desde Benito Díaz de Gamarra hasta Eduardo del Río, Rius, se entregaron reconocimientos al Mérito Empresarial (Mainland Farms); al Mérito Educativo (Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Zamora), al Mérito Deportivo ((Jesús Alberto Dueñas Manzo, “El Pollo” (futbolista zamorano campeón con los Tigres de la UNANL), y al “Manny”, Emmanuel García Vaca (futbolista del club deportivo Pachuca).

Se entregó un reconocimiento “por su calidad humana” a la señora Martha Sahagún. La señora de Fox no ocultó la emoción que la embargó al recibir el reconocimiento, dos lágrimas rodaron de los ojos de Martha que recibió el aplauso de la concurrencia. Luego vino Fox a pronunciar el discurso que centró en el tema del liderazgo, muy a tono con los libros de autoayuda más vendidos o bestsellers.

Fox comenzó su discurso al afirmar que Zamora es orgullo no sólo de los zamoranos, “sino de todo México”. Después el ex presidente comenzó a hablar de “esa poderosa fuerza interior que nos mueve” y que anima a los  líderes y que es sin duda el propósito

El propósito es la clave del “Liderazgo que viene del conocimiento interior de cada uno de nosotros, el saber para qué estamos en esta vida, el saber cuál es nuestra razón de haber nacido”, afirmó el ex presidente todavía con la voz grave, de barítono que le ganó tantas admiradoras en sus buenos tiempos, cuando prometía que iba a acabar con víboras prietas y tepocatas; juzgar por los hechos de la clase política corrupta, las mentadas alimañas siguen vivitos y coleando.

Esa poderosa fuerza interior, siguió diciendo Fox,  es el propósito: “El propósito es una palabra poderosa, mientras no conocemos cuál es el propósito, es difícil construir grandes cosas”. No podía faltar el clásico chistorete: “Ahora sí que disculpando la corriente hasta para ir al baño hay un propósito. El propósito de habitar en esta ciudad, en esta región, es el propósito compartido es el propósito de una comunidad entera le ha dado el poder de hacer grandes cosas, esto es Zamora hoy en día es su gente con propósito y con liderazgo”.

Olvidó mencionar el viejo lobo de la política que así como hay propósitos altruistas, hay propósitos perversos, pero volviendo al tema del discurso Fox afirmó que: “Constantemente se olvida este propósito, constantemente se dispersa la acción común, constantemente nos dividimos, peleamos, entramos en conflicto. Esto es lo que hay que evitar”.

Posteriormente Vicente Fox habló del amor y hasta relacionó este liderazgo de propósito que había sonado muy egoísta, con el concepto de “comunidad”, porque dijo Fox, “el liderazgo individual apasionado, combativo, de amor, de querer hacer las cosas cuando se comparte comunitariamente nos lleva mucho más lejos”.

“Es fundamental ver hacia adelante y al futuro porque los retos son enormes, pero por grandes que sean los retos, siempre hay una persona como la que ya nos relataron aquí, que cada uno en su tiempo en su momento hizo y se sumó a la causa nacional o se sumó a la causa de la región. Hay grandes retos en nuestro país, grandes, tenemos mucho por caminar todavía, y a veces nos preguntamos porqué nuestro querido México, y esta América Latina nuestra, es quizá la región más rezagada, el continente más rezagado del mundo”. La respuesta era muy sencilla: por la corrupción de los políticos y sus partidos, pero Fox evadió la sencillez de esa respuesta para hacer responsable a la oposición del gasolinazo, que no es culpa del presidente actual, no claro que no, es culpa de quienes no tomaron las decisiones correctas en su momento.

Recordó Fox que desde hace 18 años se comenzó a promover la reforma energética: “Esa reforma que hoy está causando mucho dolor, la reforma de energía, el gasolinazo”. Zedillo, el mismo Fox y Calderón, promovieron la reforma energética, pero ni Fox ni Zedillo ni Calderón son responsables del gasolinazo, vamos ni siquiera el mismísimo Peña Nieto. 

Entonces ¿quién es el culpable de matar a la gallina de los huevos de oro señor Vicente Fox?

Pero volviendo a Zamora, el guanajuatense afirmó que: “Esta pequeña historia de aquí, de Zamora es un ejemplo diferente, es un ejemplo que tenemos que seguir en otros lugares”; otro ejemplo de éxito es la economía del Bajío mexicano que dice Fox que “está creciendo a tasas del 7 y medio al 10 % año con año, hoy prácticamente está a pleno empleo, hoy los salarios suben porque hay más demanda de talento y del recurso humano que lo que hay de oferta, entonces vemos, que todo es posible”. Por eso dicen que los políticos viven en un mundo de ilusiones. Fox cree que el Bajío es un paraíso, los trabajadores que sufren los efectos del gasolinazo, del tortillazo, del re-emplacazo no ven el mundo con el mismo optimismo.

Volviendo al liderazgo, Fox afirmó: “Lo que estamos construyendo y vamos a construir en los próximos 10 años va a ser resultado de líderes como ustedes, de la acción de cada uno de cada una, en la escuela, en el trabajo, en la industria en la academia”, agregó que “es el esfuerzo del líder, de personas, más que las instituciones, lo que nos va a dar el punto que vamos a hacer los próximos 10 años, lo que nos va a dar lo que nos va a dar, el Zamora que queremos ver los próximos 10 años”.

Porque de lo que se trata es de tomar la iniciativa: “Líderes que tomaron decisiones audaces, que decidieron construir y hacer, que no esperan a ver que hacia el presidente o el presidente municipal, o que hacían otras gentes, de tomar el reto por sí mismos, y que se lanzaron a la aventura maravillosa de construir, de hacer, de plantar cosas con amor, con solidaridad, con compasión, porque no hay líder trascendente, exitoso que no tenga un componente de compasión. Sólo el líder que hace por los demás, sólo el líder que hace por su comunidad es el líder que trasciende”.

Después se refirió sin mencionarlo al presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump: “un líder que arrasó en Estados Unidos, es un líder que no tiene una buena causa, que jamás hablo de amor, que jamás habló de ayudar a los pobres, que jamás habló de formar un equipo”, un líder que “al contrario, discriminó y atacó a todo el que se le puso enfrente. Esos líderes no trascienden, no llegan lejos, no logran cambiar ni construir el mundo que queremos ver todos los habitantes de este planeta”.

Después de reconocer que la inseguridad y la violencia dejan cada día una estela de muerte, Fox afirmó que: “La armonía es un ingrediente fundamental… la paz social es probablemente el mayor bien, el más importante para una sociedad, para una ciudad. Si no podemos vivir en paz cómo podemos salir a trabajar, cómo podemos salir a estudiar, cómo podemos salir a construir. Nuestra primera responsabilidad es la paz y debemos de luchar todos para alcanzarla, aquí en nuestro querido país, en nuestra querida ciudad”.

Al final Vicente Fox advirtió: “Que no nos asusten con el petate del muerto”, y culminó diciendo: “Este país está llamado a ser grande, muy grande (aplausos) porque cada mexicano somos grandes. Pero, no es un llamado a los demás, es un llamado a nosotros mismos. Deepak Chopra nos recomienda: regálate cada día cinco minutos de silencio, reflexiona quién soy, para qué estoy en este momento…”

Y terminó, como mandan los cánones de la oratoria con un llamado a la acción: “Por eso yo creo en México, creo en la mujer, creo en el siglo XXI y creo en este gran futuro que nos espera, que Dios les bendiga y manos a la obra”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Escribe un comentario sobre esta entrada: