viernes, 20 de enero de 2017

8548. DEFENDER A MÉXICO.

Por el Sr. López.
Periodista crítico.
Desde Chiapas.
México. Para
Tenepal de CACCINI



LA FERIA

Defender a México.

Sr. Donald Trump,
Presidente de los 
Estados Unidos.
The White House.
1600 Pennsylvania Avenue NW,
Washington, DC 20500.

‘No dear Mr. Trump’:

Desde hoy es usted Presidente de los EUA y como ciudadano de México que soy, le escribo con el mismo respeto que usted tiene por los mexicanos y nuestro país (nota para el traductor: no interprete, nomás pónganlo en inglés), para desearle que su estancia en la Casa Blanca sea ardua y amarga, sin que sea contradicción desearle al mismo tiempo buena salud y larga vida, a usted y los suyos, que lo cortés no quita lo valiente.

Formalidades a un lado: obedece esta misiva a la urgencia de comunicarle  lo alarmantes que nos resultan en México las declaraciones de ayer del señor Steven Mnuchin,  candidato de usted para dirigir el Departamento del Tesoro de los EUA, quien -precisamente en su audiencia de confirmación en el Senado de ustedes-, ha dicho que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica va a ser buena para México. Sí lo dijo, a mí no me crea, pida la versión estenográfica de su comparecencia y verá que declaró lo siguiente: “Soy optimista acerca de que podamos renegociar ese acuerdo (de manera) que sea ventajoso para nosotros y para México. Es un éxito asegurado para ambos países”.

Nooo, eso sí que no, señor Trump. De ninguna manera. No se vale: sosténgase como machito (traducción sugerida: ‘like a real macho man’): ¡proteccionismo, ya! Digo, ¿qué sigue?... ¿el muro va a ser un seto de flores con riego por aspersión?

Entienda usted que ya está uno hecho a la idea de aguantarle sus peladeces los siguientes cuatro años y listo el ánimo para regresar a los tacos de tortilla, las tortas de migajón, la camisa de manta, el huarache de llanta (traducción sugerida: ‘tire slipper’), y a compartir con tres sobrinos y un compadre el petate (traducción sugerida: ‘thin woven palm bed’)… y va a resultar que es usted como esos que cuando andan en campaña se comprometen firmadito y luego no cumplen, no señor, aguántese, haga lo que dijo. No se raje (‘don’t run away’).

Mire: México, después de 30 años de abusar de los EUA, de cosechar los dulces frutos del libre comercio y progresar hasta tener más desempleo que nunca, la riqueza concentrada en el 1% de la población y a medio país en el hambre; después de haber estado predicando en el desierto como el profeta Elías (1 Reyes, 19:14, chéquelo en la Biblia que le regaló su mami), sin que nadie hiciera caso de buscar otro modelo de economía para nuestro país, nuestra única esperanza de acabar con esta pesadilla es usted.

¿O qué, le caló lo que dijo el premio Nobel de economía Joseph Stiglitz, el martes pasado en el Foro Económico Mundial (WEF) de Davos, de que su política económica no va a funcionar?... ¡no haga caso! (que además, es su especialidad); usted, de frente, no se quite: a demoler el libre comercio, a poner aranceles, a deshacer el mundo económico unipolar que controla su país, para que en el planeta haya otro arreglo a palos, con tres polos económicos bien definidos: ustedes, por supuesto, Europa y China… y acá los latinoamericanos ya nos acomodaremos, eso júrelo, con achuchones y todo, pero con el alivio de saber que ya todo es rumbo a la salida de este viacrucis del consumismo, la búsqueda del perpetuo (e imposible) crecimiento del PIB, la eterna deuda pública, la explotación de la mano de obra barata y las crisis cíclicas, que son el resumen del modelo que lograron resucitar e imponer don Reagan y la Tratcher, que si a ustedes les ha dado quebraderos de cabeza, imagínese a nosotros.

No se agüite (traducción sugerida: ‘don't be sadden’), échele ganas (‘strive yourself’), sí se puede: nomás hágase de cuenta que el gobierno es como una de sus empresas… y asunto arreglado: todo se va a ir al carambas (‘to hell’), el Banco Mundial, el FMI, la OCDE y todos los conglomerados financieros que agobian al mundo con su perpetuo fraude con eso que hacen de la nada y llaman dinero, todo, todo eso, va a reventar y la especie humana, ya lo verá (por eso le deseo larga vida), saldrá de entre las ruinas y encontrará algún otro método menos bárbaro para producir y distribuir, para gobernar sus relaciones económicas. No pasa nada si nos echamos una temporada como en la Baja Edad Media… ya habrá renacimiento (y a los niños les van a contar cuentos de miedo en que el brujo malo siempre será un economista). No nos falle, usted es nuestro gallo (señor traductor, ¿se entiende con ‘you are our rooster’?... si no, entonces ponga: ‘we are counting on you’, pues).

Señor Trump, no piense por favor que esto es una ironía o reclamo embozado, no, es en serio: es muy cierto que es usted un patán (sin ofender), pero porque nos dice la verdad de cómo nos ven tantos y tantos compañeros suyos de nacionalidad y eso es un regalo: ¡por fin ha regresado a la Casa Blanca otro tipo como Theodore Roosevelt! (otro patán, para que vea don Trump, no está solo), que no se ruborizaba cuando decía que había que tratar a América Latina con un gran garrote. ¡Padre! (‘great!’), porque es mucho mejor saber a qué nos vamos ateniendo, en lugar de que nos traten muy amables (políticamente correctos) y vivan padroteando a México (‘pimping México’).

Además acá vamos a poder ajustarle cuentas a unos cuantos que nos pusieron en esta posición (decúbito supino)… eso es cosa nuestra, nomás le comento.

Y haga su muro. No se preocupe, ahí nos dice cuánto le costó. Nos lo apunta, por favor.

Era todo don Trump. No nos falle.

‘Non Respectfully’,

Señor López

PS.- Ya de despedida: no le crea nada al presidente de México, Enrique Peña Nieto, porque anda diciendo que ‘busca una relación constructiva con su gobierno’ (el de usted). No se confíe. Así son los de Atlacomulco y cuando menos se lo espere, verá como le cae encima de su copete (rubio 5, Miss Clairol), como aguilucho, dispuesto a todo por defender a México.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Escribe un comentario sobre esta entrada: