viernes, 27 de enero de 2017

8583. EVO Y SERRAT: ANTE EL MURO DE LA IGNOMINIA Y LA GUERRA COMERCIAL DE TRUMP, EL SUR TAMBIÉN EXISTE.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Evo y Serrat: ante el muro de la ignominia y la guerra comercial de Trump, el sur también existe.

Entre tú y yo (mengana mía), se levantaba un muro de Berlín, hecho de horas desiertas añoranzas fugaces.
Mario Benedetti
(Mario Orlando Hardy Hamlet Brenno Benedetti Farrugia)
(1920-2009), escritor uruguayo.


El muro que Trump construirá en la frontera con México es una barbaridad, un retroceso histórico que ha generado el repudio de la comunidad internacional en Europa y Sudamérica. ¿Por qué la reina Isabel y los presidentes de los países europeos,  “amantes de la libertad y la democracia” callan ante la construcción del muro de la ignominia? En España y en el sur se han levantado voces para repudiar a Trump y su muro, entre ellas están las del cantante español Joan Manuel Serrat y del presidente de Bolivia, Evo Morales.

El presidente Evo Morales escribió en su tuit:  “Hago un llamado a nuestros Hnos. (hermanos) mexicanos a mirar más al sur; construir juntos la unidad con base en nuestra identidad latinoamericana y caribeña.”

Joan Manuel Serrat dijo que “el anuncio de la inminente construcción del muro entre Estados Unidos y México no sólo está separando al continente americano: nos está separando a los que creemos que no deben existir muros y peleamos por abrir caminos”.

Tiene razón Serrat, pero analizando el asunto más a fondo, el muro es la expresión física de una ideología sustentada en modelos mentales separatistas. A nivel espiritual la construcción de muros representa también un retroceso que afecta a la comunidad humana; el golpe más duro es a nivel emocional, familias enteras serán separadas, de hecho es un mecanismo que se  lleva a cabo desde hace años, incluidos los ocho años de Barack Obama.

Los muros emocionales que se construyen en torno al corazón, son otro punto de reflexión. Las personas que cuyas vidas están dominadas por emociones como el odio, el resentimiento, construyen inconscientemente un muro en torno a su corazón y son la raíz de los problemas emocionales y de la infelicidad de miles de personas.

Serrat fue más allá al señalar que las fronteras físicas o mentales son abominables, afirmó que las barreras físicas se pueden saltar, pero las mentales son más difíciles de derribar, y así es, más difíciles de romper son los muros espirituales como el egoísmo, la falta de fe, la impotencia y la apatía.

En Brasil el gobierno del conservador Michel Temer, quien asumió la presidencia de Brasil en agosto pasado tras la destitución de Dilma Rousseff, también expresó su preocupación por la construcción del muro: “La gran mayoría de los países de América Latina mantienen estrechos lazos de amistad con el pueblo de Estados Unidos, por eso, el gobierno brasileño recibió con preocupación la idea de construir un muro para separar naciones hermanas de nuestro continente sin que haya consenso entre ambas. Las cuestiones entre pueblos amigos –como es el caso de Estados Unidos y México– deben ser solucionadas con diálogo y la construcción de espacios de entendimiento”.

La Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) manifestó su rechazo a la decisión desafiante adoptada por el nuevo presidente de Estados Unidos al imponer al pueblo mexicano la humillante obligación de pagar el aún más humillante muro que se pretende construir para separar físicamente Estados Unidos y Canadá de México y América Latina.

El odio jarocho que siente Trump por los mexicanos y las medidas anunciadas, el muro, los impuestos y la expulsión de millones de mexicanos que radican en Estados Unidos, se traducirán en retos para todos los mexicanos. Ayer en Los Pinos el gobierno convocó a empresarios y legisladores y por la tarde se reuniría con gobernadores para diseñar estrategias para enfrentar la situación, no hay que esperar demasiadas luces de gente que sólo ha buscado satisfacer sus intereses egoístas y no ha vacilado en vender nuestros recursos naturales.

Ojalá que los dirigentes empresariales, los legisladores y los partidos se acuerden del llamado del presidente Evo Morales, el sur también existe.

Como dijo Benedetti, cuando teníamos todas las respuestas, cambiaron todas las preguntas.

No se aflija.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: