sábado, 28 de enero de 2017

8593. MEDIDAS DE AUSTERIDAD.

Por EVERILDO GONZÁLEZ ÁLVAREZ.
Ambientalista, periodista y escritor.
Desde Michoacán. México. Para
Tenepal de CACCINI

Llegó el aumento de la gasolina, que hay que decirlo claramente: llegó para quedarse; llegaron las justificaciones que a nadie convencen; llegaron las reacciones, que no es malo que se inconformen-- lo malo puede ser los desmanes--pero que hasta ahora, no han causado algún efecto. Ahora con lo de Trump, la atención se ha desviado, claro que ahora que en Febrero se den los aumentos a la gasolina, volverán por unos días las protestas, las marchas, tomas de casetas y más. Nada pasara porque el gobierno requiere recursos económicos y ya está visto que ya las protestas, marchas y más ya no son presiones y nada pasará.

Menciono que no han causado algún efecto, no hay marcha atrás en el aumento, ni una disminución en lo que se aumentó. No han causado efecto porque solo vemos que  las medidas que han tomado, algunos diputados, senadores  y partidos políticos, en muy poco ayudarán y son temporales.  Las medidas de fondo que sí son necesarias y que pueden significar, no que el gobierno reciba más recursos, sino que erogue menos en algunos conceptos, para nada se han tocado. Ya las mencioné en una colaboración, vuelvo a referirme a ellas y es deseable que la ciudadanía las haga suyas y las mencione, que los articulistas se refieran a ellas. Todo aquello que no se requiere, que ya no debe pagarse, todo aquello que es exceso innecesario, todo lo que es un derroche, todo aquello que deba ser corregido, que se haga, que se haga un estudio y que se aplique el resultado.

Si tomamos como cierto que el aumento a la gasolina lo efectúa el gobierno federal como una forma de hacerse de recursos económicos extraordinarios, tal vez porque lo asignado en el presupuesto de egresos es insuficiente, se puede afirmar que había otras soluciones, no para hacerse de recursos, sino para no erogar y que esas otras soluciones no llevarían a una afectación a la ciudadanía.

Es una realidad que senadores, diputados federales y locales plurinominales—de representación proporcional—han dejado de ser necesarios, tal vez un tiempo lo fueron, ahora solo son una carga económica. Son varios miles de millones de pesos que el gobierno federal dejaría de erogar y que usaría para otras necesidades importantes.

Teniendo la cancelación de los legisladores plurinominales, se tendría una considerable disminución de personal de apoyo de asesores, de materiales, y de más cosas lo que llevaría a que el gobierno federal dejara de erogar varios miles de millones de pesos que podría usar para otros conceptos.

Debe llegar a su fin las remodelaciones de oficinas que cada tres años se hacen en el recinto de San Lázaro y en sedes de Congresos Locales, de igual manera la asignación de vehículos a los legisladores, las oficinas en sedes distritales, los sueldos por asistir al pleno y las compensaciones por presidir una Comisión y la lista es larga de aquello que tienen los legisladores y que para nada afecta a la ciudadanía si se cancela. Pero también se debe terminar con una función que corresponde a las administraciones estatales y municipales, como es la gestoría de recursos para las propias administraciones municipales, tramitación de obras, apoyo con recursos no propios a personas  y más. De todo esto, el gobierno federal dejaría de erogar varios miles de millones de pesos que tendría para otros fines.

Es un hecho que a quienes han ejercido el máximo poder político, el de presidente de México, por haber estado seis años en ese cargo, no deben tener derecho a que de por vida se les siga pagando un sueldo, que se pague a asistentes, y tal vez, lo de seguridad deba seguir. De esto, el gobierno federal dejaría de erogar varios millones de pesos al año que destinaría a otros fines.

Cierto lo es, que los tres niveles de gobierno—federal, estatal y municipal—cada año erogan, algunos como el federal y los estatales, miles de millones de pesos, otros como los municipales decenas de millones en pago a medios de comunicación, muchos para decirnos que van de viaje, para arranques de obras, para inaugurar obras--- algunas que ni se terminaron— para sus informes anuales y más. Se podría tener una considerable disminución de estos gastos si cada trimestre hicieran un informe o si por semana se emitiera un solo boletín resumiendo las actividades de la semana. Muchos miles de millones de pesos dejaría de erogar el gobierno federal para ese fin, recursos que podría disponer para otros fines más importantes.

Principalmente en las colonias de la periferia de todas las poblaciones de nuestro México, encontramos baches en las calles, es como un común denominador, no es por las lluvias que se hacen como se afirma, sino por la mala calidad de los materiales que usan. No solamente es en las calles, sino en carreteras, libramientos, circuitos, autopistas y más y esto lleva a que a los pocos meses ya las calles y carreteras tengan adornos llamados baches y se tengan que realizar labores de bacheo y estos, llevados a cabo de pésima calidad, pero no es todo, a los dos o tres años ya se requiere reencarpetar las calles o carreteras. Muchos miles de millones de pesos dejaría de erogar el gobierno federal si los tres niveles de gobierno hicieran las obras de buena calidad, duraderas.

Una verdad lo es que debe llegar a su fin las prerrogativas a los partidos políticos, estos deben hacerse de recursos de las cuotas de sus afiliados o como les llamen, de rifas y más.. Además de que el gobierno federal dejaría de erogar varios miles de millones de pesos que usaría para otros fines, la medida mencionada llevaría a tener campañas a puestos de elección más austeras, de un mejor nivel, de menor duración y no estoy mal si digo que se tendrían mejores gobernantes.

Una realidad es, que en las administraciones de los tres niveles de gobierno, se tiene exceso de personal, empleados que van de un lado a otro, sin ton ni son, sin realizar una actividad,  gobernadores y presidentes municipales que tienen a su servicio personal a varias personas que no realizan trabajo alguno. A lo anterior se tiene que agregar la enorme cantidad de aviadores que se tienen. Muchos miles de millones de pesos dejaría de erogar el gobierno federal si se termina con los aviadores y se tuviera personal eficiente.

El INE llega al despilfarro por la enorme cantidad de recursos que se le asignan, si se le quitara una tercera parte con eso bastaría para su funcionamiento. Una disminución en sueldos y gastos de ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y otras cosas llevarían a una erogación menor del gobierno.

No era necesario el aumento a la gasolina para que el gobierno federal tuviera recursos económicos si se aplicaran las medidas que he mencionado y otras más. No era necesario si las administraciones de los tres niveles de gobierno del país, hicieran un uso adecuado de los presupuestos con que cuentan.

Una realidad es que con la medida aplicada por el gobierno, del aumento a la gasolina que ya se hizo, más los semanales y lo de diario que se harán, tendremos un año de aumentos constantes en todo        


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Escribe un comentario sobre esta entrada: