lunes, 30 de enero de 2017

8601. NO SABE PERDER.

Por el Sr. López.
Periodista crítico.
Desde el Estado de
Chiapas. México. Para
Tenepal de CACCIN

LA FERIA

No sabe perder.
El año pasado, que las cosas no le fueron tan bien como en otros, don Carlos Slim se metió a la bolsa 3,500 millones de dólares; o sea que cada día del año -hábil e inhábil-, se ganó 9 millones 589 mil dólares, que equivalen a casi 400 mil dólares por hora -dormido o despierto, sentado a su escritorio o en el baño-… 400 mil dólares por hora,  ya se puede imaginar lo que significa que le haya dedicado más de 40 minutos a la conferencia de prensa en que habló sobre el P. Donald Trump (la ‘P’ es de Pato -por Donald-, o Presidente o de preferencia lo que rime con chinche o compinche).

Nada más eso da una idea de la importancia no del P, Trump, sino de la respuesta y actitud que el país y sus autoridades, han dado a Mr. Clairol (‘Blond’, tono 24), que fue de lo que habló Slim: que le encanta la reacción de los mexicanos, unidos y apoyando a la autoridad; que no nos podemos mostrar sorprendidos porque todo ha dicho (y escrito el ‘P’ Trump); y que está ‘negociando’, que está midiendo si México le tiene miedo (en cuyo caso nos aplastaría, como él ‘P’ dice que siempre hace cuando le parece débil con el que negocia).

Slim también dejó claro que no hay que minimizar la amenaza (‘situación’ y otras palabras usó don Carlos, pero es amenaza), y agregó que mucho menos podemos creer que estamos contra la pared, contra las cuerdas, con los pantalones abajo: los EUA y México están ya en una relación económica, comercial y social, que muy difícilmente puede cambiar de manera sustancial… y con la reacción que hemos tenido los mexicanos, parece que sin excepciones, menos.

Por algo lo dirá, porque mal informado no está (nunca), Slim, pero dejó claro que eso no se esperaba el ‘P’ Trump, quien realmente creyó (porque se lo dijeron así), que Peña Nieto estaba solo y que el peladaje estándar (todos nosotros), la clase política y empresarial, lo íbamos a dejar así, desamparado frente a él… y resultó que no, que siendo como es el Presidente de México, campeón de la impopularidad, a la hora de la hora, la raza se puso de su lado (¡vaya!, hasta el Peje).

Para acabar de componer el cuadro, el equipo del ‘P’ Donald, sintió calientito en la parte de atrás de los pantalones, a la hora que supieron de la reacción del mundo entero, todos desaprobando su agresión a México, y su inexplicable (e inexplicado), deseo de regresar al proteccionismo comercial; aparte del asombro universal que ha producido su descaradamente racista posición respecto de los mexicanos y latinoamericanos en general (el patinazo del ‘Bib’ Netanyahu -así le dicen, se llama Benjamin-, primer ministro de Israel, quien le mandó un tuit al ‘P’ Trump diciendo que aplaudía la idea de la barda,  no representa lo que piensan los políticos israelitas, que después del tuit, se lo refregaron en la cara en la ‘Knéset’, que es la Asamblea de Israel, su Parlamento, pues… lo pusieron verde).

Encima, la reacción de toda la prensa de su propio país, hizo que el ‘P’ Trump entendiera que anda muy mal y con riesgo de sufrir derrotas en todos los frentes. Varios amigos han hecho llegar a este López varios ‘guasaps’ con titulares de los diarios y revistas de los EUA, que al día siguiente de la cancelación de Peña Nieto de su visita a Washington, le regalaron a ‘P’ Donald titulares y editoriales reprobatorios como los que le transcribo:

‘The Wall Street Journal’: La pequeña guerra mexicana de Trump; ‘Bloomberg’: El muro de Trump: un derrochador, tonto despilfarro; ‘The Washington Post’: Trump está empezando una guerra comercial que no necesitamos; ‘The New York Times’: El berrinche de Donald Trump con México; ‘USA Today’: El muro de Trump es una pérdida enorme de dinero; ‘The Atlantic’: Estados Unidos ya está pagando por el muro con México; ‘The New Yorker’: Donald Trump destruye la relación entre Estados Unidos y México; ‘San Francisco Chronicle’: El muro de Trump no va a funcionar; ‘Chicago Tribune’: Señor presidente, no construya ese muro; ‘The Baltimore Sun’: Las políticas migratorias de Trump: son tan inefectivas como xenofóbicas… y la perla del ‘The Boston Globe’: México le enseña a Trump una importante lección sobre los límites del poder presidencial.

El ‘P’ Trump no es de lento aprendizaje. Es racista, majadero, abusivo y muy  ignorante, pero tonto, no; y a estas alturas, ya le debe haber dicho alguien que está colocándose en una postura exactamente opuesta a, por ejemplo, Ronald Reagan, quien el 12 de junio de 1987, ante una muchedumbre, frente al muro que dividía Berlín, hizo aquel famoso discurso en que arengó al Primer Ministro soviético: “Mr. Gorbachev, tear down this wall” (“Señor Gorbachev, tire este muro”); y después de su discurso declaró: “(…) el muro no puede resistir a la fe; no puede resistir a la verdad. El muro no puede resistir a la libertad”.

Sabe que se batió y que la bravata que echó su vocero de parte de él, de que nos iba a cobrar el muro con aranceles, los puso en ridículo (los aranceles los pagarían los ‘US citizens’, son un impuesto y serían parte del erario yanqui, con lo que se refrenda que ellos pagarían el muro, con su dinero); recularon y quedaron más en ridículo, diciendo que nomás era una idea (…mmm).

Por eso, al día siguiente de que Peña Nieto canceló su visita a la Casa Blanca, el ‘P’ dedicó una hora a hablar por teléfono con nuestro Presidente… si creyera que nos tiene en un puño, ni la llamada le toma, pero ya enterado que los mexicanos, queriendo o no a Peña, queriendo o no a su partido ni a su gobierno, en esta, estamos con él, sin condiciones y que está muy difícil ponerse a echar vencidas con México, país al que los EUA vende casi el 16% del total de sus exportaciones (solo debajo de China).

Y ayer salieron con una batea de babas peor todavía: que ‘tal vez’, paguen el muro con impuestos a los narcotraficantes mexicanos… ¡válganos Dios!, o sea que los piensan dar de alta en el IRS (Hacienda de allá), y pedirles que emitan facturas. Está enredado, sabe que se va a comer sus palabras, pero no sabe perder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: