martes, 31 de enero de 2017

8608. EMPODERAR Y LIBERAR.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Empoderar y Liberar.

“El mundo es un lugar horrible. Los leones matan por comida, pero la gente mata por un lugar. La gente trata de matarte mentalmente. Especialmente cuando estás en la parte superior, en la cima”.
Donald Trump.
Presidente de Estados Unidos, de su libro:
“Piense en grande en los negocios y en la vida pateando traseros”.

(Pie de foto: LaJornadaCon pancartas en que se lee: “Todos son bienvenidos” y “Los inmigrantes hacen a América grande”, entre otras, miles de personas se manifestaron ayer en el aeropuerto internacional de Los Ángeles en repudio a la orden ejecutiva de Donald Trump que impide el ingreso a Estados Unidos a refugiados y ciudadanos procedentes de siete países de población mayoritariamente musulmana: Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen (Foto Afp).

Nos han hecho creer que dependemos de ellos para sobrevivir, que sin ellos es imposible organizarnos, que sólo ellos saben cómo enfrentar los problemas, nos dieron el voto y nos quitaron la posibilidad de participar en el juego de la democracia y ahora quieren esclavizarnos legalizando la represión contra manifestaciones ciudadanas, pero ahora recobramos la memoria, somos conscientes que no necesitamos sus partidos políticos, sus soldados y sus muros, que podemos vivir sin corrupción y con dignidad, en un mundo en el que todos podemos trabajar y crear, valorando la diversidad, pero sin caer en la estrategia perversa de la ideología de género, con respeto en nuestras relaciones, sabiendo que todos dependemos de todos.

No somos islas.
Uno de los paradigmas en los que se basa el dominio de la partidocracia (PRIANRD) es que somos islas, que estamos aislados unos de otros, que existen las fronteras, que las diferencias nos separan, que dependemos de nuestras propias fuerzas, que lo que yo haga individualmente en pro de la paz y la democracia no es importante, no tiene repercusiones en la totalidad del mundo, que mis esfuerzos por la paz, por la justicia, por la verdad y por la libertad son inútiles.

El elefante esclavo.
La fábula del elefante ilustra cómo nos han desempoderado, mediante el dominio mental o la imposición de paradigmas limitativos: había una vez un elefantito que al nacer fue atado a un poste de madera maciza con una cadena de acero atada a su pie, así fue  durante su infancia y su adolescencia, llegó el momento en que el elefante ya no requería la cadena de acero en uno de sus pies, había interiorizado la prohibición hasta lo más profundo de su subconsciente, era un esclavo con una cadena de acero mental que le impedía escapar, ser libre.

El Poder y la Fuerza.
La historia nos enseña que el poder que despiertan y logran canalizar las personas que son capaces de tejer una red de relaciones comunitarias se sustenta en la lealtad a algunos principios universales como los mencionados antes. Mahatma Gandhi el indefenso y casi desnudo líder espiritual de la India logró liberar a su pueblo del yugo inglés, sin violencia porque él era sólo un eslabón de una cadena que se extendía a lo largo y ancho de su país y más allá de las fronteras.

Gandhi representa el poder desnudo de los principios universales, Trump y sus muros materiales y mentales representan la fuerza de las armas y del dinero,  se trata de una regresión en la evolución histórica que tiende a la interconectividad, sin obstáculos ni fronteras, en un modelo de red en donde cada nudo representa un pequeño pueblo, comunidad, colonia o barrio.

La partidocracia del PRIANRD sostiene el mismo paradigma del nefasto Trump y pretende, con la ley de seguridad interior imponer la fuerza de las armas, mantener muros mentales, legales (y militares, para eso es la ley de seguridad interior) que impidan la realización de la democracia directa, la mafia ha mantenido en México el modelo que en Estados Unidos quiere imponer Trump.

La comunidad, nudo de conexiones.
El trabajo en equipo, el auténtico comunitarismo (no las mafufadas de Vicente Fox y sus teorías de liderazgo y comunidad del Centro Fox), los gobiernos por usos y costumbres que ya se viven en Cherán y en otros pueblos de Michoacán, Oaxaca, Chiapas, etc., es el camino, un camino que no será fácil andar porque los partidos políticos, la mafia en el poder no cederá sus privilegios por inmorales que sean, pero no hay otra salida.

Comunidad no es sinónimo de separatividad, las comunidades son células conectadas a otras células en una interdependencia que se basa en los mismos principios que rigen al interior de la comunidad: el respeto, la tolerancia, la dignidad de las personas. ¿Seremos capaces de formar células comunitarias y de interconectarnos con otras similares?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: