miércoles, 1 de febrero de 2017

8615. Los MUROS.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Los MUROS

La crisis ha sido planificada para instaurar un pensamiento único y un gobierno mundial.
Cristina Martin Jiménez.
Periodista Española.


Humor en la red.
Circula una foto del alcalde de esta ciudad, el Dr. José Carlos Lugo,  “obrero de los zamoranos”, acompañada de unas frases que dicen más o menos: “Zamora construirá el muro, Jacona lo pagará”, es una parodia de Trump, que en unos cuantos días ha logrado unir a todo el mundo… contra él, en círculos esotéricos se identifica a Trump con el AntiCristo, pero… ¿qué es lo que pretende?

¿El AntiCristo?
Circulan en la red vídeos en donde el ahora presidente de Estados Unidos se lanza abiertamente contra los Iluminati, contra el gobierno invisible, contra el Nuevo Orden Mundial, creo que todo eso fue parte de una estrategia para ganar votos, es sólo una farsa para distraer la atención sobre sus verdaderas intenciones, el lobo se disfraza de oveja, el que puede ver más allá de lo aparente sabe que detrás de Trump están los Señores de la guerra; la guerra no paró con Trump, decenas de civiles han muerto y siguen muriendo a manos del ejército estadounidense en los países invadidos, lo peor es que el sujeto que manda en la Casa Blanca tiene en sus manos un poder de destrucción masiva letal: el armamento nuclear. Ahora sí que sólo nos queda rezar.

Algunos cristianos cayeron en la trampa y creen que Trump es el salvador de la civilización occidental, que derrotó al gobierno invisible, que defiende los principios universales, los valores bíblicos, y es que al tomar el poder, el magnate inmediatamente ordenó suspender la campaña en apoyo  a la agenda gay que tanto promovió su antecesor Barack Obama. Apenas unas horas después de asumir como presidente, la página dedicada al movimiento LGBTs  (lesbianas, homosexuales, bisexuales, transexuales) fue retirada de la red. El magnate (en la foto con una bandera del movimiento gay) traicionó a los gays lo mismo hará con los estadounidenses.

Pero lo más importante y perverso es que el títere impuesto con una hábil jugada que dejó fuera a otra incondicional del gobierno invisible, Hillary Clinton, tiene la misión de dar el golpe definitivo para imponer el Nuevo Orden Mundial: desatar el caos en el planeta, como lo estableció el magnate David Rockefeller: “Estamos al borde de una transformación global. Todo lo que necesitamos es una gran crisis y las naciones aceptarán el Nuevo Orden Mundial”. ¿Es Trump el AntiCristo?

Simbolismo del Muro.
El Muro que construye Trump tiene también una fuerte carga simbólica: dividirá a la sociedad en la élite rica y poderosa que radicará dentro del Muro en la ciudad de la abundancia y la luxuria (Estados Unidos), y el tercer mundo, pobre y violento (México y Latinoamérica), esclavo de la ignorancia, domesticado por sus amos. El tercer mundo seguirá siendo explotado y despojado de sus recursos naturales y humanos y las revueltas contra el gobierno corrupto y cómplice del saqueo (El PRIANRD) se reprimirán por la fuerza de las armas, para eso se impone la ley de seguridad interior.

¿Muros? ¿No fue Zamora una ciudad amurallada? ¿No se han construido muros en torno a los cotos? ¿Cuántas calles se han cerrado en nuestra ciudad? ¿Cuántas rejas, cuántos muros serán necesarios para vivir seguros?

La locura y el miedo.
La locura de Trump es la locura del mundo, de una sociedad en la que la esquizofrenia está en el poder y llegó a un punto límite, en donde la desigualdad está llevando a una situación irracional en la que los ricos construyen muros para resguardarse, en la que la corrupción es la regla, en la que se entrega la libertad a cambio de la seguridad.

Los muros son expresión del miedo, el miedo es el recurso de los dictadores.

El otro camino.
El otro camino es el de la solidaridad, el poder de los principios comunitarios, el de la dignidad, el respeto y la tolerancia. ¿Porqué no promover la igualdad, la democracia directa, el amor al trabajo, el respeto a la vida, la convivencia pacífica, la justicia? ¿Porqué no ir al fondo del problema y buscar nuevas formas de convivencia, basadas en los valores, en los principios universales? Comencemos por nosotros mismos, por la familia y de ahí pasemos a la colonia, la comunidad, la ciudad…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: