jueves, 16 de febrero de 2017

8685. SE ACABARON LOS CUENTOS.

Por el Sr. López.
Periodista crítico.
Desde el Estado de
Chiapas. México. Para
Tenepal de CACCINI

LA FERIA

Se acabaron los cuentos. 
A lo largo de ocho años, observó este junta palabras el modo de hacer las cosas de lo que entonces era la Contaduría Mayor de Hacienda, hoy llamada Auditoría Superior de la Federación (ASF).

En México, tratándose del gobierno, parece que todo es de mentiritas. No, no todo. Es lógico que desde afuera del ruedo la gente piense que los funcionarios siempre se salen con la suya. Nuestra clase política y gobernante, los líderes sindicales y cierto empresariado de altos vuelos, gozan fama de estar por encima de la ley: no es cierto, aunque sí hay una élite diminuta de intocables que se abanican con todo, pero son muy pocos:

El presidente y los expresidentes de la república, son por supuesto invulnerables y junto con ellos, algunos pocos que representan intereses del imperio global del capital, a condición de que no sean protagónicos -ni provoquen escándalo-: la discreción es norma; también son siempre salvos los que por mérito propio (respetando siempre la norma de la discreción), son operadores eficientes del aparato político, crean redes de amigos e influencia,  y son moderados en el robar (¡discreción!), habiendo también los que duermen como lirones porque son honestos, que también los hay, no se crea todo lo que se dice.

Pero fuera de esa élite de la cleptocracia nacional, los demás deben cuidarse mucho, porque son desechables y en caso de necesidad o cuando rinde fruto político perseguirlos, los ponen en la picota de la opinión pública, los someten al juicio inapelable de los tribunales de Televisa, Tv Azteca y la prensa de circulación nacional… y hasta a la cárcel van a dar.

Ayer, Juan Manuel Portal, auditor Superior de la Federación, entregó la revisión a la Cuenta Pública 2015, en la que aparte de las observaciones al gobierno federal, informó que detectaron 33 mil 449 millones de pesos de subejercicios presupuestales y 31 mil 745 millones de pesos de irregularidades… en gobiernos estatales.

Que los señores gobernadores le apuren a rendir explicaciones muy cumplidas (tienen 30 días), o a buscar alguien que les explique con dibujitos la clase de problema en que están, porque como ejercen los recursos por medio de sus funcionarios, parecen creer que están exentos de problemas, olvidando que son ellos, precisa y personalmente, los que firman y entregan la Cuenta Pública a sus congresos cada año, asumiendo su responsabilidad, así sea indirecta.

Es de no creerse la solfa con que tantos gobernadores ejercen el poder; es sorprendente que tantos olviden que su poder tiene día y hora de término, y pasmosa su tranquilidad aún a la vista de la realidad actual, en la que está abierta la temporada de caza de exgobernadores, mire usted el siguiente muestrario de 16 extodo-poderosos que tienen o han tenido problemas serios con la ley, quedando con el prestigio maltrecho, la honra abollada y (aunque de eso no se hable), con mucho de su dinero perdido (no hay prestanombres leal cuando pasan estas cosas):

Andrés Granier Melo ex de Tabasco, actualmente preso.

Luis Armando Reynoso Femat, de Aguascalientes, sentenciado a seis años y nueve meses de prisión, libre bajo fianza, sentencia revocada… un revolcadero. Y su hijo, Luis Armando Reynoso López, enredado lavado de dinero.

Mario Ernesto Villanueva Madrid, de Quintana Roo, preso.

Pablo Salazar Mendiguchía, de Chiapas, preso 526 días, 11  procesos penales. Libre por resolución judicial federal y desistimiento de cargos de la Procuraduría de Justicia del Estado.

Eduardo Bours Castelo, de Sonora, la autoridad sigue el caso de la Guardería ABC. Este 10 de enero, un juez federal revocó la decisión de la PGR de no investigarlo.

Tomás Yarrington, de Tamaulipas, prófugo. En los EUA, los de la ley quieren invitarle un cafecito para platicar.

Humberto Moreira, Coahuila, renunció a la dirigencia del PRI en diciembre de 2011. Inocente de todo y con fama perpetua de pillo.

Rodrigo Medina de la Cruz, de Nuevo León, sometido a varios procesos penales.

Eugenio Hernández, de Tamaulipas, en 2105 fue procesado en los EUA por lavado de dinero.

Juan Manuel Oliva Ramírez, de Guanajuato, denunciado por supuestos fraudes en la compra de terrenos para  la Expo Guanajuato Bicentenario, la refinería de Pemex y el Tren interurbano.

Jorge Torres López, de Coahuila, acusado de crímenes financieros, prófugo.

Guillermo Padrés Elías, de Sonora, auto de formal prisión por delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita por 178 millones de pesos (una bicoca para estos señores).

César Duarte Jáquez, de Chihuahua, bajo proceso por diversas irregularidades de su gobierno. Varias querellas abiertas en su contra.

Javier Duarte de Ochoa, de Veracruz, prófugo, muuuy prófugo.

Roberto Borge Angulo, de Quintana Roo, expulsado del PRI, señalado por varios fraudes. No se le ha visto últimamente.

Jorge Herrera Caldera, de Durango, él y 26 de sus colaboradores con amparo ante posibles órdenes de aprehensión en su contra, aunque no hay denuncias en su contra. Amparo no necesario, acusación manifiesta.

Todo mundo es inocente mientras no se pruebe lo contrario, de acuerdo, pero qué necesidad de arruinar sus carreras políticas, su imagen, su fama, por falta de atención, por soberbia, por desaseo, por usar lo del erario como si fuera de  ellos… o por bandidos.

Una muy importante diferencia: la acusación, el acoso de los medios de información, la acusación y hasta el proceso judicial, pueden tener varios orígenes: puede tratarse de asuntos manejados sólo en el ámbito local de cada estado o en el federal, y esos -sean justificados o no-, si conviene políticamente, pueden ‘arreglarse’; los que saben, se preocupan en serio cuando el origen es la ASF… la Auditoría Superior es una lenta máquina que parece que no se mueve, pero machaca lo que cae en sus engranajes.

La ASF es un órgano técnico de nuestro Congreso federal que merece y recibe el respeto de los órganos de fiscalización superior de todos los países serios del planeta. En serio. Ahí, se acabaron los cuentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Escribe un comentario sobre esta entrada: