viernes, 24 de febrero de 2017

8723. LO QUE MÁS INGRESOS DEJA.

Por EVERILDO GONZÁLEZ ÁLVAREZ.
Ambientalista, periodista y escritor.
Desde Michoacán. México. Para
Tenepal de CACCINI

Por muchos años, tal vez 50, los ingresos por venta del petróleos fueron los más altos que se tenían. Recuerdo que José López Portillo, en una ocasión mencionó que ahora el problema era ¿Cómo administrar la riqueza? Ya la historia la sabemos, la administraron a su modo y así vimos despilfarro tras despilfarro, recursos mal distribuidos y mal gastados y más en los bancos y los mantos acuíferos se agotaron. Claro que aún queda mucho petróleo en mantos descubiertos hace pocos años, pero el problema es su extracción, México no cuenta con el equipó para ello.

Hubo un tiempo en que los ingresos por el turismo ocuparon el segundo lugar, ahora, por diversas circunstancias, han disminuido en forma considerable, lo que ha contribuido al desempleo tan alto que se tiene.

Las remesas, el dinero que mandan quienes, por en México no encontrar un trabajo para mantener a su familia, se ven obligados a irse a los Estados Unidos, el llamado sueño americano, ya después de pagar lo que el coyote les cobró y, que en muchos casos, tuvieron que pedir prestado, empiezan a mandar dinero para que vivan en forma mejor su esposa, sus papás, sus hijos, en fin su familia. Esas remesas llegaron a rebasar los 30 mil millones de dólares al año, ya en algunas poblaciones como Ocumicho, Patamban, y muchos más, se pueden ver mejoras que se han hecho a las humildes viviendas. Ahora esas remesas han disminuido y con el Trump en la Casa Blanca, más tienden a la baja.

Los productos del campo, hasta hace algunos años eran pocos los que se exportaban y por lo tanto, los ingresos por ese concepto no se tenían en grandes cantidades, principalmente el jitomate de Sinaloa y limones de Colima era de lo más exportable.

Las áreas que fueron sepultadas por lava y arena del Paricutín -bosques y tierras agrícolas- por muchos años estuvieron inservibles, hasta que a base de abono de desecho animal -estiércol de vacas, puercos y más- lograron que plantas de aguacate se desarrollaran, después plantaron duraznos, membrillos y peras y se tuvo un gran éxito, fue así como se empezó a exportar, primero a Estados Unidos y después a Canadá y Japón y los habitantes de poblaciones de La Cantera hasta Táncítaro y toda la región de Uruapan -Tinguindín principalmente- han tenido grandes progresos. Los ingresos se tienen por miles de millones de dólares, un ejemplo, se dice que en el pasado Super Bowl se vendieron 200 millones de derivados del aguacate -guacamole principalmente-.

Zamora y la región -Tangancícuaro, Jacona, La Plaza del Limón, Chavinda, Santiago Tangamandapio- se ha convertido en la número en producción de berry o llamadas bayas -fresas, arándanos, zarzamoras, frambuesas- La mayor parte de su producción se exporta a Estados Unidos y Canadá. Los llamados macro túneles con su sistema de riego, ha sido factor importante y año con año la producción aumenta y por ende los ingresos.

Tangancícuaro se ha convertido en el principal productor de brócoli, una verdura que era poco producida y que en el vecino municipio encontró tierras adecuadas para su producción, ahora se exporta a Estados Unidos y Canadá y se tienen ingresos de millones de dólares.

Los productos del campo como los que he mencionado, más los producidos en otras regiones del país, han llevado a que los ingresos, por exportaciones de ellos, sea la principal fuente de ingresos, superando a los petroleros, a los de turismo y a las remesas.

Lo anterior puede llevarnos a un punto importante además de los beneficios para las familias, y esto es que las tierras agrícolas, estarán más protegidas y su cambio de uso de suelo, tan nefasto para el medio ambiente, irá desapareciendo.

Las tierras agrícolas deben conservarse, son parte fundamental para la existencia del ser humano. Las tierras ociosas deben salir de su letargo y producir. Los ingresos, más los beneficios para la salud, hacen necesario legislar contra los cambios de uso de suelo y que, además, no se tengan tierras ociosas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: