sábado, 25 de febrero de 2017

8727. FILOSOFÍA DEL YO YO.

Reporte Z


Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Filosofía del yo yo.


También podríamos recluirnos en el egoísmo,que permanece en la playa tranquila, y contemplar seguros el lejano espectáculo de las confusas ruinas. 
Georg Wilhelm Friedrich Hegel (1770-1831).
Filósofo alemán.

Hace algunos días  la policía encontró una bodega con objetos propiedad del ex  gobernador prófugo Javier Duarte, uno de los gobernadores clave en el desvío de miles de millones de pesos  destinados  a  la compra de votos para Peña Nieto; ah, eso explica la huida y desaparición del ex gobernador al que no encuentran ni con lupa. Entre los objetos hallados en la bodega descubierta gracias  a una llamada anónima, se encontraron algunas agendas con detalles de las propiedades de la pareja en Europa y México y números de cuentas bancarias del ex gobernador y su esposa Karime  Macías.

En las libretas halladas se encontraron frases escritas repetidamente por la señora Karime a modo de mantra, como la frase “sí merezco abundancia”. La frasecita es parte de las doctrinas esotéricas engañabobos de la Nueva Era. Uno de los libros más populares de esta corriente esotérica en la que se sustituye a Dios por el Universo es el libro ”El Secreto” de Rhonda Byrne basado en la ley de la atracción, y que en resumen es una gran mamada que sostiene que si tú no eres rico ni has logrado tus sueños es porque eres un pendejo que no sabes aplicar la ley de la atracción.

La idea de “El Secreto” no es diferente a la que promueven las religiones, que en lugar de la ley de la atracción colocan la fe, al final el resultado  es el mismo: fracasas porque no tiene fe y/o  no sabes aplicar la ley de la atracción; nada tienen qué ver en tu situación ni el sistema económico, ni la política, el hecho de que  existan ladrones como los gobernadores, el presidente y los diputados es irrelevante; el hecho de que el sistema esté diseñado para empobrecer a las mayorías y para beneficiar a unos cuántos tampoco, lo verdaderamente relevante eres tú, si no has logrado que el Universo trabaje para ti es porque eres un pendejo; como decía una de  mis alumnas integrante de la hig society zamorana: “los pobres son pobres porque son pendejos”, lo único que le respondí  a la niña fresa de sangre azul es que si le aplicáramos la afirmación, ella debería de estar en la miseria porque es tan pendeja que con todo y su dinero no pudo pasar en la prepa del Colón, ni siquiera pudo pasar la materia de Lectura y Redacción que yo le impartía, una de las materias más sencillas.

A Rhonda Byrne, autora de “El  Secreto” le fue muy bien, aseguró su vejez y hasta una película hicieron del libro, pero  millones de gueyes están desconcertados porque a pesar de que siguen las instrucciones del libro siguen en espera de que “El Universo” materialice sus sueños.

Por eso  la esposa del ladrón Duarte escribía frenéticamente “Sí merezco abundancia”, pero a diferencia de los miles o millones de pendejos que  compraron el libro, Karime tenía un esposo gobernador, y además,  un gobernador ”amigo”, mejor dicho cómplice del mismísimo presidente de la república que es mil veces mejor que tener al Universo de tu parte.

Detrás de El Secreto están  ideologías que promueven el egoísmo y la falta de solidaridad; por eso el gobierno de Peña Nieto, lo mismo que sus antecesores, promueven talleres de cienciología y de otras doctrinas esotéricas que corren al ritmo frenético de la Nueva Era y que tienen como objetivo, no la realización personal o el desarrollo espiritual, sino el deseo de tener, de poseer cosas, objetos, dinero, poder. En cuanto a la ley de la atracción que afirma que signos iguales se atraen, ¿porqué no aplica en el magnetismo en donde comprobamos que lo que se atrae son los contrarios? La mencionada ni es ley ni es de atracción.

Karime, el gordito Javier Duarte y la mayoría de los que detentan el poder en la cúspide la de partidocracia encontraron en la filosofía del yo yo, la justificación a sus ambiciones egoístas.

Al gordo, cómplice por omisión de múltiples asesinatos cometidos en Veracruz durante su gestión, el gobierno federal no lo encuentra porque no quiere encontrarlo, porque el pillo sabe mucho así que no sería extraño que lo encuentren más frío que una paleta. En cuanto a Karime es mejor que se prepare escribiendo en sus agendas mil planas de la frase: ”Sí merezco la cárcel”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: