miércoles, 1 de marzo de 2017

8740. AVERIGUATAS.

Por el Sr. López.
Periodista crítico.
Desde el Estado de
Chiapas. México. Para
Tenepal de CACCINI

LA FERIA

Averiguatas.  
Tía Lola no era mentirosa, pero decía las cosas de manera que parecieran otra cosa. Con su cara de señora seria, como sin querer, de repente soltaba frases como: -Ayer vieron a Alicia -una de las primas- entrando a un hotel a eso de las seis de la tarde… y no iba sola –y era cierto, pero lo que no decía era que el hotel era el Camino Real y que iba acompañada por todo su grupo de la preparatoria porque andaban viendo en qué salón de fiestas celebraban su graduación. No, no era mentirosa, era el alma de Judas.

Ayer en cierta prensa nacional, se publicó como nota principal el siguiente titular: ‘Fidel Herrera y Javier Duarte llevaron a Veracruz hacia la violencia y corrupción’, y en el resumen que sigue a la cabeza: ‘De acuerdo con un reporte de la organización internacional Crisis Group (sic), durante las Administraciones de Fidel Herrera y Javier Duarte, Veracruz encarnó la combinación de una transición democrática defectuosa y el creciente poder del crimen organizado. Corrupción, saqueos, violencia, impunidad, falta de controles federales, obstrucción de la justicia y opacidad formaron parte de un régimen de terror encabezado por el PRI en Veracruz durante los últimos 12 años’. ¿Mentira?, no… pero sí.

Poca gente lee completas las notas periodísticas, les basta leer titulares o los resúmenes que le siguen… y menos gente se mete a fondo, por falta de tiempo, por pereza, por hartazgo y porque ya sabemos que la política es una mierda y los que se dedican a ella… pues, ¡también!

La nota fue escrita y publicada tomando información que ciertamente incluye el  ‘Reporte 61/Latinoamérica y el Caribe. Veracruz: arreglando el Estado de terror en México. 28 de febrero de 2017; International Crisis Group’ (ICG).

La ICG es una organización de alto octano; según santa Wikipedia fue fundada por el exvicepresidente de la ONU y del Banco Mundial, Mark Malloch Brown y un diplomático yanqui, Morton Abramowitz, financiada por los EUA, Canadá,  Australia, Turquía, varias ONG’s y unas empresas globales (o sea: no se sabe quién la paga), cuyo objetivo es la resolución y prevención de conflictos armados internacionales; su oficina central está en Bruselas con sedes regionales en Washington, D.C., Nueva York y Londres, aparte de otras 23 oficinas en distintos lugares. Atiende la situación de 70 países en conflicto o a punto de tenerlo:

De Europa (Albania, Bosnia y Herzegovina, Croacia, Kosovo, Macedonia, Montenegro, Serbia, etc.), al Oriente Medio y África del Norte (Israel-Territorios ocupados de Palestina, Líbano, Siria, Irak, Argelia, Túnez, Libia, etc.). De Asia (Kazajstán, Kirguistán, Tayikistán, Turkmenistán, Uzbekistán, Corea del Norte, estrecho de Taiwán, Afganistán, Bangladés, Cachemira, Nepal, Pakistán, Sri Lanka, Birmania/Birmania, Camboya, etc.), a América Latina (Bolivia, Haití, Venezuela, Ecuador,  Colombia, Perú, Guatemala y México); sin olvidar a África (Burundi, Chad, República Democrática del Congo, Ruanda, Sudán del Sur, Sudán y largo etc.).

Estar bajo la mirada vigilante de la ICG, ya es muy preocupante. El reporte con que  embarraron a los dos exgobernadores de Veracruz, sí los menciona pero como periodos de gobierno en los que sucedieron cosas muy graves, sin señalarlos como responsables directos de nada. Dice la ICG: ‘Veracruz es emblemático sobre los retos que enfrenta el país como un todo’ (‘Veracruz is emblematic of the challenges facing the country as a whole’), pero no apunta directamente a nadie por su nombre como responsable de algún delito, de ahí que la cabeza de la nota me haya recordado a la tía Lola.

El reporte de la ICG dice algo mucho más grave: es el Estado mexicano el responsable, la nota periodística mexicana lo traduce así: ‘Los espantosos detalles que están comenzando a salir a la luz subrayan la crisis no de una administración estatal, sino del sistema político mexicano en su conjunto, donde una transición democrática bienintencionada no ha cumplido las expectativas, y ha sido corrompida por el crimen organizado. (…) La facilidad con la cual quienes ostentan el poder político han sido capaces de perseguir sus ambiciones criminales, apunta a debilidades estructurales en el sistema democrático’. Eso sí lo dice.

Lo grave de esto es que se combina con no pocos señalamientos hechos públicamente en el Senado -yanqui- sobre la amenaza que ya es para ellos la situación mexicana, aparte de la reciente declaración de John Kelly, secretario de Seguridad Nacional de los EUA, de que ‘La defensa de la frontera suroeste -de los EUA- empieza a mil 500 millas al sur’, o sea: en Chiapas (lo que dijo fue: ‘(…) no podemos jugar a la defensiva. La seguridad de la frontera comienza mil 500 millas al sur del río Grande (Bravo) en las junglas de América Latina y sube al istmo centroamericano y a la frontera de México y Guatemala, y de ahí a todo lo largo de México’).

Este reporte de la ICG apunta sin miramientos al conjunto del Estado mexicano como un cuerpo débil y permeado por el crimen. ¿Necesitan nuestros gobernantes, empezando por el federal, que se los deletreen?... Son inmensamente grandes los intereses del gran capital global y México, por su población y su importancia económica y geopolítica, está en sus agendas.

Si no corregimos nosotros mismos lo que consideran espantoso esas ONG’s, de intenciones nada ocultas aunque no sean explícitas; si no se nota el golpe de timón y nuestros políticos, empresarios, líderes y las estructuras institucionales, enderezan el rumbo nacional, van a venir ellos a poner las cosas en su sitio: primero por la buena, con un candidato independiente a la presidencia… y si ni así, pues a la mala, que no son primerizos ni les da asco la sangre ajena.

Lo triste es que algo que tan directamente apunta al destino de nosotros como país, lo use cierta prensa para algo tan diminuto, de tan pequeño alcance, como el golpeteo a individuos que están bien en su sitio, públicamente, uno, perseguido por la ley y el otro sin una sombra de averiguatas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Escribe un comentario sobre esta entrada: