sábado, 4 de marzo de 2017

8749. ENCUENTRO CON GOROSITO…

Por el Lic. Washington Daniel Gorosito Pérez.
Sociólogo, docente universitario, Investigador y poeta.
Desde el Estado de Guanajuato. México. Para
Tenepal de CACCINI

  “EL POPULISMO AMENAZA LOS DERECHOS HUMANOS EN EL MUNDO”

El título de este trabajo es como se identificó el Informe 2017 de la organización Human Rights Watch. Según la ONG el auge de líderes populistas en Estados Unidos y Europa es una amenaza para las garantías de derechos básicos y favorece los abusos por parte de autócratas del todo el mundo.

Desde su sede central en Nueva York, el documento sostiene que la elección de Donald Trump como Presidente de Estados Unidos, luego de una campaña que fomentó el odio y la intolerancia, y la creciente influencia de partidos políticos que rechazan los derechos universales en Europa, han puesto en jaque el sistema de derechos humanos de la posguerra. El informe analiza las prácticas de derechos humanos en más de 90 países y es muy crítico con China, Rusia, Turquía y Siria entre otros.

Kenneth Roth es el director ejecutivo y en la sección introductoria del documento escribe como una nueva generación de populistas autoritarios pretende borrar el concepto de garantías de derechos humanos, y trata a los derechos no como el límite esencial al poder oficial, sino como un obstáculo a la voluntad de la mayoría.

“El discurso del populismo supone una profunda amenaza para los derechos humanos”, sostiene Roth, “Trump y varios políticos de Europa intentan llegar al poder apelando al racismo, la xenofobia, la misoginia, y el nativismo. Todos ellos pretenden que el público acepte violaciones de derechos humanos, argumentando que supuestamente son necesarios para asegurar empleos, evitar cambios culturales o prevenir ataques terroristas. En realidad el desprecio por los derechos humanos brinda al camino más probable hacia la tiranía”.

Define  la campaña que llevara a la Casa Blanca a Trump, como ejemplo de política de intolerancia. El hoy Presidente respondió a quienes estaban insatisfechos con su situación económica y una sociedad cada vez más multicultural, con un discurso de rechazo a los principios básicos de dignidad e igualdad. Su campaña planteo propuestas que perjudicarían a millones de personas, incluidos planes de efectuar deportaciones masivas de inmigrantes, limitar los derechos de las mujeres y la libertad de los medios de comunicación y aplicar torturas.

Se indica que en Europa, un populismo similar intentó culpar del fracaso económico a la inmigración. La campaña a favor del Brexit fue el ejemplo más claro. Razón por la que se espera que en vez de culpabilizar irracionalmente a quienes huyen de contextos de persecución, tortura y guerra, los gobiernos inviertan en ayudar a las comunidades de inmigrantes e integrarse y participar plenamente en la sociedad. La responsabilidad corresponde al público. Los demagogos consiguen apoyo popular tejiendo explicaciones falsas y ofreciendo soluciones mediocres a problemas genuinos. El antídoto es que los votantes exijan una política basada en la verdad y en los valores sobre los cuáles se construye una democracia con respeto por los derechos.

Una fuerte reacción popular, que utilice todos los medios disponibles, organizaciones de la sociedad civil, partidos políticos, medios de comunicación tradicionales y medios sociales, es la mejor defensa de los valores que muchos todavía atesoran.

“No olvidemos por cuenta y riesgo de los demagogos del pasado: los fascistas, comunistas y otros de su clase que argumentaban conocer más que los demás qué era lo que convenía a la mayoría, pero terminaron aplastando al individuo”.

“Cuando los populistas tratan los derechos como si fueran un obstáculo a su visión de lo que representa la voluntad de la mayoría, es solo cuestión de tiempo antes de que confronten a quienes no estén de acuerdo con su agenda”.
 
¡Hasta el próximo encuentro…!

Lic. Washington Daniel Gorosito Pérez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Escribe un comentario sobre esta entrada: