lunes, 13 de marzo de 2017

8798. LOS ENGAÑOS DEL GOBIERNO.

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

TÚ, EL MONTE

A la distancia siempre de mis brazos,
sin más barrera que unos pasos,
y una mirada casi fortuita,
avieso viajero ando tu cuerpo,
vuelo en tu bosque, vuelo y penetro.
Reincidente inconforme y persistente,
tus montañas me incitan conquistarles,
abro  las puertas, cruzo el puente,
para encallar en tu amante casa;
viajero amante de tus entrañas,
en ti reincido, por ti pervivo.
Verdad universal de cada hombre,
querer vivir, para morir así.

eliseo.

La propaganda mediante la que se busca generar opinión en el mexicano promedio respecto al alza de los precios de los bienes  y respecto al comportamiento de la economía nacional dice que...: el gobierno realmente no ese responsable de lo que pasa con el precio de la gasolina, el  petróleo y el tipo de cambio; por tanto, no se hace responsable de las consecuencias que esto tenga en la economía familiar. 

Evidentemente es una forma muy comodina de evadir la responsabilidad de enfrentar las consecuencias de las políticas públicas, que en ocasiones no logran los efectos esperados. Se dice en la publicidad, que por culpa de los altos precios del petróleo y del tipo de cambio, el precio de  la gasolina, el gas y el diésel  tienen que aumentar... ¡pero que cuando estos bajen... bajarán aquellos!

Montados en esa promesa, la realidad nuevamente les ha desnudado, por desgracia es una gran mentira, o una estrategia muy mal armada; en primer lugar el petróleo no ha subido de precio; de hecho este se mantiene relativamente estable en el rango de los 44 y 46 dólares (el barril) promedio para la mezcla mexicana entre febrero y lo que va de marzo de 2017; por lo que no es factor para incrementar el precio de los energéticos. 

Por lo que hace al tipo de cambio, este se ha movido de  manera favorable al peso mexicano, ya que su equivalencia con el dólar se ha acortado de  21.50 a los 19:80 pesos más o menos por dólar.

Si esto es así... ¿el gobierno está mintiendo  o no sabe qué hacer?

No lo sabemos, realmente podemos suponer o sospechar, pero no sabemos hasta donde pueda llegar el grado de ambición por mantener el poder al precio que sea, o simplemente en qué momento la inteligencia deja de ser usada para tomar decisiones; igual,  en qué momento se renuncia a la responsabilidad social por la que se encaramaron en el poder presidencial. ¡No hay ningún motivo en este momento para subir los precios de la gasolina, el diésel, el gas! No lo hay, salvo que se esté perdido en la complejidad de las decisiones actuales en que tipos lunáticos como Trump pueden llegar al poder del país más poderoso del mundo.

Según los indicadores macroeconómicos, el precio de los combustibles deben de bajar al menos en un peso por litro en este momento, sin embargo el gobierno decide que este bajará... ¡uno o dos centavos por litro! Eso y una mentada de madre se parecen demasiado; eso y una bofetada como que son de la misma familia. 

Hoy los argumentos del gobierno no se sostienen, incluso la credibilidad del mismo ha caído a niveles más bajos que los del genocida impune que desgobernó el país en el sexenio pasado; nunca un presidente había sido ta repudiado como el que , decían sus porristas... ¡era tannnn guapo...!  

¿Porqué ‘no bajan el precio’?

Por qué solo se puede creer que el mercado se encarga de los precios cuando se está perfectamente chiflado; o cuando se siguen las lecciones de los libros de texto de los Chicago Boys; recordemos que en esta lista, a la cabeza se encuentra el libro de su mentor y guía Milton Friedaman (LIBERTAD DE ELECCIÓN), y mediante esas lecciones afirman que el mercado cuenta con la mano invisible de Adam Smith; cosa que se parece en importancia a una masturbación emocional de un muchacho de 15 años.

La única razón para que no bajen los precios es que el gobierno no ha hecho bien su trabajo y ha gastado más de la cuenta, pasa frecuentemente, de hecho esa es la explicación más lógica, ha gasta mucho en relación a lo que ha recaudado, es más probable que busque recaudar mediante los impuestos a la gasolina que cobrándole a los grandes empresarios que regularmente ponen dinero para las campañas políticas; de hecho con el informe de la ASF (Auditoría Superior de la Federación) sabemos que hay miles de millones de pesos en impuestos que han dejado de ser cobrados entre los grandes empresarios. Ya lo sabemos, pero es mejor fingir que se ignora esta realidad. 

Al mismo tiempo hay una grosera política de altos salarios que en nada se justifican entre la casta privilegiada de los políticos mexicanos; esto hace menos posible que bajen los precios de los energéticos...; en todo caso la sociedad no tiene la fuerza organizativa para demandarlo; lo podemos ver en la penosa realidad de la desaparición de los normalistas; tan sólo por eso Peña Nieto ya debería estar en la calle o enjuiciado..., en cambio  ¡sigue siendo  presidente moralmente creíble... de algunos mexicanos! no muchos, pero si hay algunos aun.

No se sorprenda si baja un poco más el precio del petróleo, y si el tipo de cambio llega a 19 pesos por dólar y el precio de la gasolina se mantiene alto o bajando uno o dos centavos por litro; usted sabrá que le están tomando el pelo porque realmente pueden; digámoslo con estos términos... ¡lo hacen porque pueden! y lo seguirán haciendo porque el nombre del juego se llama necesidad de recaudar más dinero por medio del precio de las energéticos.

Desde luego usted deberá tener su opinión al respecto; me imagino y lo espero.

Le abrazo con cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Escribe un comentario sobre esta entrada: