martes, 14 de marzo de 2017

8812. ENCUENTRO CON GOROSITO…

Por el Lic. Washington Daniel Gorosito Pérez.
Sociólogo, docente universitario, Investigador y poeta.
Desde el Estado de Guanajuato. México. Para
Tenepal de CACCINI

UNIVERSIDAD CATÓLICA ARGENTINA: AUMENTÓ LA POBREZA EN EL PAÍS.

La prestigiosa Universidad Católica Argentina (UCA), que lleva años realizando investigaciones sobre la pobreza, afirma que entre diciembre 2015 y septiembre 2016, que transcurrieron los primeros 9 meses del Gobierno que lidera Mauricio Macri, se generaron 1.5 millones de nuevos pobres y 600 mil indigentes más.

Los datos que proporciona la UCA coinciden con los que reconoce el Gobierno con respecto a que en Argentina el número de pobres alcanza los 13 millones. El 32.9% de los argentinos está en algún nivel de pobreza y el 6.9% en la indigencia. Según la UCA la causa que ha originado el incremento en la miseria en el país es el incremento de la inflación que trepó al 40%, cifra que no se alcanzaba desde el 2002.

El Gobierno confía que la recuperación económica llegue este 2017 y con ella inicie el descenso de los índices de pobreza e indigencia. Pese a que la inflación está bajando levemente, los economistas consideran que este año, será de un 20%, superando x 5 o más la de los países vecinos. Este fenómeno en un país que en el pasado fue considerado muy rico y de una clase media muy promisoria, se empezó a gestar en la década de los 80, continuó en los 90 y explotó después del 2001.

Según Agustín Salvia, quien dirige el Observatorio de la Deuda Social Argentina que es el organismo de la UCA que mide la pobreza, el problema principal, no es que se estén reduciendo las ayudas sociales como lo ha dicho la oposición, sino que la inflación destroza la capacidad o poder adquisitivo de los más pobres, que suelen estar en una economía en negro y no cuentan con capacidad que les permita negociar aumentos salariales que compensen el proceso inflacionario.

A lo anterior se le suma la combinación de inflación con recesión que inició en los últimos años de la gestión de Cristina Fernández. El aumento en el precio de los combustibles, los alimentos, la energía, el transporte, etcétera, hizo que creciera la pobreza y la indigencia.

“El aumento de la indigencia no se debe a que no hubo programas sociales sino que los más pobres fueron perdiendo changas (trabajos eventuales informales), o que las changas fueron más bajas y perdieron ingresos”, externó el responsable del Observatorio de la Deuda Social Argentina, de la UCA, muy cercana al actual Papa Francisco.

Dentro de esta problemática, los ancianos han sido los menos perjudicados en esta crisis de pobreza que inició el año pasado, pero ya venía acentuándose desde el 2015, pese a que el Gobierno de Cristina Fernández, negaba el aumento de la pobreza e incluso dejó de publicar cifras oficiales sobre la temática.

Las pensiones, que tienen una actualización automática, se mejoraron mucho durante los años del kirchnerismo y han sido objetivo prioritario para Macri, evitando que un mayor número de personas de la tercera edad caiga en la pobreza o indigencia.

Si bien los mayores son el grupo menos vulnerable, los jóvenes y los niños, que no cuentan con ese colchón de las pensiones, han sido el grupo más afectado por la crisis económica y la inflación.

Por lo visto la República Argentina aún está muy lejos de resolver su principal problema social: la pobreza y la indigencia. El núcleo de la campaña electoral del hoy Presidente, Mauricio Macri, marcó como objetivo: “pobreza cero”. En los primeros meses de gestión el Gobierno argentino se ha alejado mucho del mismo, y parece muy difícil poder lograrlo y que el mismo quede como una promesa más de una campaña política.

¡Hasta el próximo encuentro…!
Lic. Washington Daniel Gorosito Pérez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: