martes, 28 de marzo de 2017

8876. ¿LA IZQUIERDA MEXICANA CORRUPTA...?

LA ECONOMÍA  Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

NOSOTROS FUIMOS AQUELLOS
Mientras libo de ti un sorbo
que la nostalgia me regala,
el recuerdo me taladra, me instiga,
más tengo de tu imagen, más me obliga,
con esta inmensa nostalgia de tus besos.
Te tengo en parte y te reclamo,
te busco entre las sombras del pasado,
constatando que alguna vez fuimos
algo más que un recuerdo de tantos.

eliseo.

Los escándalos entre los políticos mexicanos se parece mucho a los lavaderos de las viejas vecindades del D.F, o el de los lavaderos de los arroyos de los pueblos, el lugar donde se cuentan los chismes menos importantes, pero que joden a cualquiera.

La teoría nos dice que la izquierda debe ser formada por personas con mejor prestigio que la derecha; que se debe pensar en el bien social por encima del bien individual... ¡justo al revés que la derecha que piensa en su bien personal por encima de la sociedad!

Por desgracia hoy podemos ver que los escándalos se manifiestan igual en la derecha como en la izquierda, y ni qué decir del PRI que no es ni derecha, ni izquierda ni centro, en este caso, el PRI concentra el cinismo por antonomasia, hablar de ellos y la decencia es una contradicción.

Pero la izquierda se encuentra dando su peor cara, veamos; la presidenta del PRD, la senadora Alejandra Barrales entre más abre la boca más se hunde con el tema de los bienes y la forma en que los adquirió; suena a ternura escuchar que ella trabaja desde los 18 años... ¿usted que trabaja desde los 18 años... cuántos más pasaron para poder ahorrar un poco de su quincena...? la realidad es que cuando se han obtenido los bienes de manera justa, no hay problema para demostrarlo; cuando se tiene algo que esconder, pasa lo que está pasando. La presidenta de PRD hoy no es muy confiable, y hunde más a este partido que una vez fundamos, nos arriesgamos, perdimos hasta el trabajo los ingenuos que creíamos que valía la pena luchar por el derecho de los otros; hasta que la vida nos demostró que mientras vivamos en el país de los chingones, los ingenuos soñadores somos tarugos (otros les dicen pendejos).

Hoy el nuevo escándalo lo encabeza la hija del delegado del D.F Ricardo Monreal, aspirante a la gubernatura de la ciudad a la sombra del Peje (no olvide, este señor es como el nopal con tunas...¡tooooodos quieren estar cerca para el próximo hueso político); esta chica, sin más méritos que se hija del ex-gobernador de Zacatecas entró a trabajar al Infonavit a los 19 años, y hoy que se ve envuelta en un escándalo de conflicto de intereses, se sabe que la señorita cobraba un sueldo de 4500 pesos diarios, lo que nos da un salario mensual de 135 000 pesos mensuales; y que al separarse el cargo se le entregaría un cheque superior al millón de pesos; pero como el escándalo se ha difundido como en los lavaderos del arroyo o las vecindades, la joven ha decidido regresar el mismo para evitar que el problema se agrande. ¡Pobre... solamente ganaba 4500 pesos diarios...!

¿Cuántas universitarias con licenciatura maestría o doctorado... jamás podrán ganar lo que esta chica, cuyo mérito es ser hija de un "líder de la izquierda”?

Por desgracia hay demasiada contaminación en la conducta humana, y la izquierda nacional no ha dado muchas muestras de ser mejor que cualquier persona de otras tendencias ideológicas. Por ejemplo, vemos que este fin de semana pasado el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas ha presentado, para variar un nuevo plan político para el país, mismo que se presenta con poca confianza ante la realidad que lo ha ido marginando del primero plano político. Sabemos que el Ingeniero no se distingue por ser un mal mexicano, pero este tipo de actitudes la manifiestan como una persona que no acepta ser solidario con los que una vez han creído en él, y han sacrificado parte de sus bienes y sus vidas por sus luchas. Hoy debiera dar muestra de solidaridad para buscar el triunfo de la izquierda como movimiento; pero le está ganando su sentimiento de reproche al sentir que no se le sigue apoyando como hace dos décadas. En su caso no es corrupción, pero igual no deja de ser triste que pudiendo ser más solidarios, no hace mucho esfuerzo por aceptar que otro político de su ideología llegue al poder.

Finalmente recuerdo a mi profesor de economía que me juraba y perjuraba que jamás marcharía al lado del PRI..., luego de unas copas me extendía la invitación a manipular a los grupos de universitarios por medio de la CUL (organización famosa en la Universidad Michoacana) y ante mi rechazo, me llagaron las amenazas típicas de un supuesto izquierdista preocupado por el bien común...; a nuestro regreso del Colmich... ¡lo encuentro asesorando a los priistas en el congreso del estado de Michoacán, y me entero que ha negociado puestos ejecutivos en el gobierno... para su familia...!

Bien venidos a la realidad mexicana, no tenemos mucho de que enorgullecernos desde la izquierda frente a lo que es el resto de la sociedad, quizá por eso hay tanta guerra en contra del Peje, ese tipo con tintes de mandón grosero, político dinámico y líder pendenciero; pero que puede o no caernos bien; pero ha logrado unir a la clase política en dos bandos: por un lado los que sueñan con seguir dentro de los puestos políticos, y por otro  los que temen perderlos. Pero al mismo tiempo  ha logrado despertar la alerta encendida en 2006... ¿Cómo que no es ladrón y corrupto como los demás...? eso no se soporta de ese desgraciado... se necesita que sea ladrón, impune, cínico y /o corrupto.

Bueno usted tendrá su opinión al respecto; pero desde mi vida ideológicamente de izquierda, no tengo forma de defenderme, parecemos tan corruptos como la derecha, espero equivocarme desde luego, pero el juez debe empezar por su casa... creo.


Le abrazo con cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: