domingo, 2 de abril de 2017

8901. TEMPLO DE LA SAGRADA FAMILIA.

Por EVERILDO GONZÁLEZ ÁLVAREZ
Ambientalista, periodista y escritor.
Desde Michoacán. México. Para
Tenepal de CACCINI

NOVENA Y ÚLTIMA PARTE

El interior del templo será como un bosque.  Los pilares de la nave principal serán palmeras; son los árboles de la gloria, del sacrificio y del martirio. Los de las naves laterales serán laureles, árboles de la gloria, de la inteligencia.

Gaudí realizó mediante estática gráfica el cálculo de la nave principal, que fue publicado por su ayudante Sugrañes en 1923. A partir de 1985 fue preciso ampliarlos y adaptarlos a las normativas actuales El templo tiene planta de cruz latina, con cinco naves de 90 metros de longitud, y transepto de tres naves de 60 metros; la nave central tiene un ancho de 15 metros, y 7,5 las laterales, haciendo un total de 45 metros; ancho del transepto, 30 metros. La altura es de 45 metros en las bóvedas de la nave central y 30 en las laterales, mientras que las del crucero llegan a los 60 metros. Gaudí estructuró toda la planta sobre la base de un módulo fundamental de 7,5 metros, que para él era la medida del «árbol-hombre» ideal, la proporción perfecta dada por la naturaleza. El ábside es lobulado, con deambulatorio en torno al presbiterio. Las naves laterales contienen las cantorías para los coros. El templo contiene un total de 36 columnas, que oscilan entre 11,10 y 22,20 metros de altura, con bases de polígonos estrellados de varios lados según su ubicación Estas columnas se bifurcan a la altura del capitel —de forma elipsoide—, y se vuelven a ramificar a mayor altura, por lo que ciertamente semejan árboles.

Para las bóvedas —con forma de hiperboloides— Gaudí utilizó la técnica constructiva de la bóveda catalana o «bóveda tabicada», que consiste en la superposición de varias capas de ladrillos con argamasa. Las cubiertas son de forma piramidal, coronadas por una linterna. Los ventanales están pensados para distribuir una iluminación suave y armónica, creando un efecto de recogimiento, y tienen forma geométrica abstracta. Gaudí realizó profundos estudios acústicos y lumínicos para conseguir una perfecta sonoridad e iluminación en el interior del templo. Asimismo, diseñó las lámparas, mobiliario y objetos litúrgicos de la Sagrada Familia: armarios de sacristía, bancos de los oficiantes, faldistorios, púlpitos, confesonarios, tenebrarios, atriles, soportes de cirios pascuales, etc.

Al igual que el exterior, el interior tiene un gran significado religioso, con tres vías que representan diversos conceptos: de la fachada de la Gloria al ábside simboliza la Vía de la Humanidad; de la fachada del Nacimiento a la de la Pasión, la Vía de Jesucristo; y el claustro representa la Vía de la Iglesia A su vez, las naves del templo representan a la Iglesia militante, la cripta a la penitente y el altar central a la triunfante  Por otro lado, la Sagrada Familia representa la Nueva Jerusalén, la Jerusalén Celestial, para lo que Gaudí se basó en el libro del Apocalipsis : así como en el texto bíblico la Nueva Jerusalén baja del cielo y habita entre la humanidad, la Sagrada Familia se sitúa en Barcelona, que simboliza el conjunto de todos los pueblos del planeta.

La cúpula del ábside está cubierta con un mosaico dorado representando las vestiduras de Dios cubriendo la bóveda celeste, realizado con dos formas geométricas básicas: un triángulo ---Dios--- dentro de un círculo. Para el altar central, el proyecto de Gaudí contemplaba que del triforio más alto del ábside colgaría una lámpara de siete brazos que simboliza el Espíritu Santo. El altar queda enmarcado por un arco triunfal formado por las columnas de Pedro y Pablo y sus ramificaciones que se unen en el hiperboloide de la bóveda. Entre estas columnas se halla el baldaquino-- Un baldaquín es un templete soportado por columnas que se solía situar cubriendo el altar mayor en las iglesias del medioevo. - que cubre el altar, que tiene inscrito el canto de Gloria del Ordinario de la Misa. Tiene forma de heptágono, realizado en metal de unos cinco metros de diámetro, del que cuelgan racimos de uva , hojas de parra y espigas , con laterales de pergamino y cubierta de tapiz, todo cubierto de pan de oro de 22 quilates. En los pergaminos, obra de las monjas del monasterio de San Benito de Marganell, figuran inscritos los Dones del Espíritu Santo ---Sabiduría, Inteligencia, Consejo, Fortaleza, Ciencia, Piedad y Temor de Dios----, obra del calígrafo Josep Batlle. Del baldaquino penden 50 candiles —como en San Juan de Letrán—, así como una figura de Cristo crucificado de 1,90 m, obra de Francesc Fajula, esculpido según un diseño que realizó Gaudí para el oratorio de la casa Batlló, realizado en aquel entonces por Carles Mani. El altar está constituido por un bloque de pórfido iraní de 3 metros de longitud y 7500 kilos de peso. Al lado del altar se situó la sillería episcopal, que tiene grabados los nombres de los tres santos obispos de la archidiócesis de Barcelona: san Severo, san Paciano y san Olegario.

En los triforios correspondientes a las fachadas del Nacimiento y la Pasión figuran San José y Santa María, esculturas realizadas por Ramón Cuello; con el crucifijo del altar, completan la Sagrada Familia. En las claraboyas de las bóvedas hay unos difusores de vidrio con anagramas de Jesús, José y María en las naves laterales, y el crismón y los atributos de Cristo ---cruz, cetro, espada y signo del infinito--- en la central, obra de Antoni Vila. En el interior figura también el Evangelio a través de la misa de cada domínica del año, con las epístolas correspondientes ---Adviento, Navidad, Septuagésima, Cuaresma, Pascua y Pentecostés---; también se representa la oración con las Horas canónicas, cada una con su himno final:

Las columnas del interior tienen variada simbología: las cuatro del crucero están dedicadas a los evangelistas, las doce que rodean el crucero a los apóstoles, y el resto a los obispados continuadores de la obra apostólica Los ventanales del interior del templo están recubiertos de vidrieras, diseñadas por el vidriero catalán Joan Vila-Grau entre 1999 y 2016, utilizando cristal de distintos colores para representar temas variados. En las vidrieras superiores figuran las parábolas de Jesús: Yo soy el perdón, Yo soy el buen samaritano, Yo soy el buen pastor, Yo soy la verdad, Yo soy el camino, Yo soy la vida, Yo soy fuente de agua viva, Yo soy la luz, Yo soy la puerta, Yo soy el sembrador, Yo soy quien te habla, Yo soy el pan de vida, Yo soy el alfa y omega En el voladizo interior habrá el símbolo eucarístico de los peces, unos nadando hacia el altar con la boca abierta y otros volviendo con la Sagrada Forma en la boca, como fieles sedientos de Eucaristía.

El año 2010 se acabó de cubrir el interior del templo, hecho que permitió su dedicación como basílica por el papa Benedicto XVI el 7 de noviembre de 2010. Para tal evento se inauguraron varias obras creadas recientemente siguiendo las instrucciones de Gaudí.

El órgano consta de dos cuerpos —que suman 1492 tubos— y de tres teclados, dos de ellos manuales y el tercero de pedal. Tiene 26 registros, es decir, 26 tipos de sonidos diferentes, y en sus entrañas hay ordenadores que memorizan combinaciones de registros y sonidos para que el órgano pueda sonar solo, sin necesidad de un organista.


RECUERDE QUE LEER ES SABER, ES CONOCER, ES APRENDER

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: