lunes, 3 de abril de 2017

8904. PROPAGANDA Y TRIUNFALISMO.

Por el Sr. López.
Periodista critico.
Desde el Estado de
Chiapas. México. Para
Tenepal de CACCINI

LA FERIA

Propaganda y triunfalismo.
Enviudó tía Tina (prohibidísimo llamarla por su nombre: Celestina), y para sorpresa de todos, se dejó quitar su cuantiosa herencia consistente en varios edificios, por un señor que alegó unas deudasdel fiambre. Legalmente el asunto se podía pelear pero ella ni pío dijo, cedió todas las propiedades y se fue muy oronda a su casa. Ya luego se supo que de tonta no tenía un pelo: los edificios eran todos de renta congelada, casi en ruinas y en barrios muy deteriorados, ‘no valían ni como terrenos, bueno, no costeaba ni cobrar las rentas’, explicó la tía.

El gobierno federal y el neoPRI (el de don Peña Nieto), están dispuestos a echar la casa por la ventana con tal de ganar la elección de Gobernador en el Estado de México. Tiene su lógica: no están en posición de perder la entidad económica y políticamente más importante de la república (después de la Ciudad de México, que no es ni será de ellos, durante muchos, muchos sexenios); y menos, con la elección presidencial encima (ya aquí nomasito, en el 2018, tan encima que para estas alturas -el 4 de marzo del año que entra-, ya estarán en  campaña los candidatos que se hayan registrado, para que el 3 de junio, se celebren las elecciones). Haga sus cuentas: en un año, candidatos oficiales en pugna, en un año y noventa días: Presidente electo (junto con nueve gobernadores nuevos: Chiapas, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Puebla, Veracruz -adiosito, don Yunes-, Yucatán y la Ciudad de México).

Por cierto: aunque haya quien sostiene que el próximo Presidente toma posesión el 1º de octubre, por la modificación al artículo 83 de la Constitución, usted no haga caso, que el artículo transitorio 15 de esa modificación, aclara que este sexenio termina el 1º de diciembre y que ‘el período presidencial comprendido entre los años 2018 y 2024 iniciará el 1o. de diciembre de 2018 y concluirá el 30 de septiembre de 2024’: ¡chin! dos meses menos le tocan al que gane en esta vuelta… la vida es dura).

El panorama no parece muy favorable al neoPRI: el descontento (justificado o no), es creciente; la impopularidad de don Peña Nieto (justa o no), lo ha transformado en peso muerto, un pasivo político que, haga lo que haga, cae mal. Las alianzas electorales del pasado serán previsiblemente inútiles para arrimarle votos al PRI en la próxima elección (a menos que piense usted que con el Partido Verde van de gane), y ahora, encima, aparece un nuevo actor: la iglesia, que ya ayer descaradamente, intervino en el actual proceso electoral de gobernadores en Coahuila, Estado de México y Nayarit.

Efectivamente, el editorial de ayer del semanario religioso ‘Desde la Fe’, de la poderosa Arquidiócesis Primada de México, con el título “Elecciones de escándalo”, califica como “escándalos intolerables los despilfarros electorales y gastos ostentosos que se realizan en la disputa por el poder”.

Y en plan de que nadie dude que están echando grilla, afirman que el voto en el Estado de México será el más caro del país (lo estiman los especialistas en costos electorales de la Arquidiócesis en $209.00 por voto… si no se anda metiendo el Espíritu Santo en donde no lo llaman, es un cálculo así nomás por moler); y bien atrincherados tras de sus respectivas sotanas, añaden en su editorial que a lo mejor se usará el dinero del gasolinazo para pagar las campañas, como insinuando que el gobierno federal es capaz de meter dinero del erario a estas cosas (qué feo pensar así).

Si así están las cosas en estas elecciones, imagínese cómo se van a poner cuando esté en juego la presidencia de la república.

En el neoPRI deberían en serio, pensar en armar un ‘frente amplio’ y sacar un solo candidato junto con el PAN y el PRD (¿imposible, dijo?...pues más imposible era para sacar reformas como la energética, y ya ve: lo hicieron sin pudores); claro que esto sería concebible solo si pusieran un candidato aceptable para todos… por ejemplo… por ejemplo el exrector de la UNAM, José Narro, poco tricolory menos peñanietista. Eso o se trepa el Peje.

Sí, que le vayan pensando a qué van a hacer paraimpedir que gane el Pejehová de todos tan temido, que será lo que usted quiera que sea (y es), pero es quien más seguidores duros tiene y no es tan tarugo, prueba de lo cual es queen Washington, ya empezaron a decir que ‘no es imposible’ el Peje en Los Pinos, ni estaría tan mal.

¿No me cree?... bueno,según Dolia Estévez, la afamada reportera mexicana en Washington, Patricia Escamilla Márquezdeclaró que considera a AMLO como ‘la mejor opción para una mejor relación bilateral que vele por los intereses de los mexicanos’; la cosa es que doña Escamilla no es la señora de las quesadillas, sino que trabajó para el Departamento de Defensa de los EUA, como experta sobre México y esacadémica del Colegio de la Frontera Norte,

Luego, la señora Shannon K O’Neill, del Consejo de Relaciones Exteriores (el CFR, por las iniciales en inglés de la muy potente organización de los Rockefeller, cabeza visible del gran capital yanqui y global), afirma que el Peje puede ganar, como ganó Trump, desde dentro del sistema, atacándolo.

Si no le basta, sepa quedoña Dolia publicó el viernes pasado que Michael Schifter, presidente del ‘Dialogo Interamericano’(autodefinido como ‘El principal centro de análisis, comunicación e intercambio de políticas sobre asuntos del hemisferio occidental’, integrado con representantes de casi toda América Latina y sede en Washington, D.C.), le dijo: ‘AMLO parece estar bien posicionado para ser el próximo Presidente de México’; y que esa organización junto con el ‘Woodrow Wilson Center’ (parte del parte del Instituto Smithsoniano, financiado en parte por el gobierno yanqui, también con sede en la capital de los EUA), ya invitaron al Pejeremías a que se eche otra vuelta por Washington, que le invitan un cafecito…

El Presidente y su partido tienen que poner los pies en la tierra: de ninguna manera creíble van a ganar la elección del 2018 con otro atracón de propaganda y triunfalismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: