viernes, 7 de abril de 2017

8926. ESPINAS.

Por el Sr. López.
Periodista critico.
Desde el Estado de
Chiapas. México. Para
Tenepal de CACCINI

LA FERIA

Espinas.
En la casa donde fue criado este López, quienes desempeñaban las funciones propias de los papás, tenían un amplio repertorio de hostilidades, que iban desde periodos de mudez (no se dirigían la palabra ni teniéndose uno frente a otro, y se mandaban recados con el hijo más cercano: -Dile a tu papá que ya vamos a comer –y uno tenía que decirlo, porque el papá hacía como que no había oído nada: -Dígale a su madre que no tengo ganas –y vuelta a repetirlo: -Dile que esta casa no es fonda para que coma a la hora que le dé la gana -… de locos); hasta el pleito máximo, ya rebasadas todas las variantes intermedias, que era cuando ella iba a la azotea y se instalaba en el cuarto de servicio: -¿Y su mamá? –preguntaba en la noche llegando del trabajo don Víctor… y allá iba a tratar de hacerla entrar en razón: -Aquí me quedo, si soy tu criada –era en resumen, el argumento último de doña Yolita que siempre le ganó todos los pleitos.

El candidato del neoPRI a gobernador del Estado de México, se llama Alfredo del Mazo, hijo del exgobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo; nieto del exgobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo; primo del exgobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto (el que ahorita es presidente de la república), quien está muy al tanto  que perder la elección del Estado de México sería una grave complicación adicional para el 2018.

Lástima que don del Mazo tiene un problema: la entidad ha sido gobernada siempre por el tricolor (bueno, no exageremos: nada más los últimos 88 años), así que no puede criticar nada, su partido es responsable de todo; aunque ayuda en algo a su triunfo que el voto se dispersará entre siete candidatos (presentaron candidato el neoPRI, el PAN, Morena, PRD, PT y dos independientes), lo que desvanecerá la oposición y el desencanto que causó la nominación de don del Mazo, pues según la encuesta del diario ‘El Economista’, publicada ayer, es ‘el candidato que menos confianza genera entre los mexiquenses (con 39.9%) y sólo el 23.7% considera que lo más conveniente para el Estado de México sería el triunfo del priista’. O sea: el 76.3% de los electores de allá, no creen que sea conveniente que gane el partido del Presidente y el 55.4% piensan que es lo peor que les podría pasar. No está tan fácil.

Así las cosas, si no puede criticar en serio nada y si su partido es el que menos quiere la gente que gane, la esperanza está en que don del Mazo resulte ser un candidato con garra, de esos a los que la gente sigue como hipnotizada, que con su palabra cautive a las multitudes. Y parece que (¡ah, estos priístas!), ya le dieron al clavo. Fíjese nomás que gran idea tuvieron:

En su primer día de campaña en el estado, don del Mazo anunció -con esa su sonrisa de banquero-, que buscará convertirse en el ‘gobernador de las mujeres’ (no, pues así, sí), que creará la ‘Universidad Rosa’ y… no me lo va a creer… y que ya es hora de que tengan salario las amas de casa. Lo dijo así:

‘Hay que dignificar su labor y reconocer que trabajan 24 horas, los siete días de la semana; es momento de que las mujeres reciban un salario por su labor en favor de todos nosotros’. ¡Zacapún!

Campaña rosa, universidad rosa, salario rosa, candidato rosa. Infalible… que vayan preparando las matracas.

Nada más que si de verdad va a impulsar que las amas de casa perciban un salario por sus labores en casita, más le vale plantearlo con mucho cuidado, porque en un descuido, la otra mitad del electorado (esos infames machos y similares), no van a estar muy de acuerdo y algunas damitas tampoco, pues el que percibe salario es empleado (‘Ley Federal del Trabajo. Artículo 82.- Salario es la retribución que debe pagar el patrón al trabajador por su trabajo’); y les va a resultar muy incómodo decirle patrón al esposo, pareja, arrejunte o lo que tengan.

La puntada de don del Mazo (porque eso debe ser: una puntada), tiene algunas complicaciones, por ejemplo, definir qué funciones se pagan a la señora de cada casa, pues según la ley (artículo 83): ‘El salario puede fijarse por unidad de tiempo, por unidad de obra, por comisión, a precio alzado o de cualquier otra manera’; si es por tiempo, 16 horas al día la casa no tendría señora; por unidad de obra es muy complicado (a ver: por cocinar, tanto; por lavado y plancha, tanto; por sacudido y barrido del domicilio conyugal, tanto; por educar hijos, tanto; por servicios íntimos… no, eso que sea optativo, como bono). Don del Mazo, piénsele.

Una ventaja que hay que reconocer a esto de establecer el ‘salario rosa’, es que ya se podría cancelar en el Estado de México la cosa esa del matrimonio: relaciones obrero-patronales, ¡sensacional!

Una desventaja es que se tendrán que determinar para toda la entidad, las prestaciones a que tiene derecho el ama de casa: vacaciones, prima vacacional, aguinaldo, Seguro Social, Infonavit, día de descanso semanal, licencia de maternidad (muy importante), prima de antigüedad, días de descanso obligatorio (todos los de ley, con los inconvenientes de no tener quién alce la casa el 1º de enero ni el 25 de diciembre, pero… la ley es la ley); prestaciones en caso de renuncia (porque las señoras podrán renunciar,  así nomás) e indemnización en caso de despido injustificado (¡sí, señor!, se acabaron los divorcios: aunque no haya razones, despedida, una lana y adiosito)… y cuidadito con abandonar el hogar: a los tres días es abandono de empleo, pérdida de la plaza de trabajo y no va a faltar quien quiera ocupar el puesto.

Ya luego se verá quién va a pagarle salario a las poquitas señoras que no tienen esposo ni querido, aunque tal vez hemos entendido mal y la idea es que el gobierno le pase su dinerito a cada señora, lo que ya se entiende mejor: nada más ofreció, para que voten por él, una mordida masiva.

Pero, no hay que mortificarse, fue nada más una ocurrencia rosa. Ojalá y no se entere el Pejehová porque si hace falta, nomás con esto lo arrastra la Delfina y don del Mazo se va a quedar con una rosa llenas de espinas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: