sábado, 8 de abril de 2017

8932. TRUMP Y LOS HIJOS DE PUTA AMERICANOS.

LA ECONOMÍA Y USTED

Por. Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

EL PASO DE LA VIDA

El sabor del alba con sus trinos
encanta y somete el alma,
amaina los malos pensamientos,
hace volar la esperanza.

La vida pasa, el tiempo pasa,
somos como ríos sin futuro, sin amor,
nosotros no tenemos esperanza.

eliseo.

Como lo hemos platicado en entregas anteriores, la política norteamericana cuenta con una larga lista de políticos en el mundo impuestos para sus intereses; regularmente son gobernantes con pinta de dictadores mediante los que se van apoderando de los recursos de esas naciones, ya sea mediante el mismo gobierno o por medio de sus empresas transnacionales, a esos hombres se les calificó como "hijos de puta"; recordemos que la primera vez que se manejó ese concepto en su diplomacia fue en caso del dictador de Nicaragua Anastasio Somoza, a quien el embajador Negroponte calificaba de déspota con su pueblo, y que actuaba como un vil hijo de puta que habría que detener.

La respuesta del presidente de los Estados Unidos fue contundente... Somoza será un hijo de puta con su pueblo... ¡pero es nuestro hijo de puta!

Por eso lo apoyaba el gobierno norteamericano... porque era "SU" hijo de puta.

¿Entiende usted ahora por qué ayer jueves 6 de abril Trump ordenó el ataque a Siria...?

Hace algunos años, el actual presidente de Siria fue apoyado por el gobierno de los Estados Unidos y por la unión europea; este personaje representaba los intereses de occidente al parecer, de esta forma se contaba con aliado en el Medio Oriente, que además apoyaría de alguna forma las políticas expansionistas y groseras de Israel en contra de Palestina. En tiempos difíciles, un socio estratégico vale más que un buen ejército.

Hasta aquí todo está en orden; el problema inicia cuando el gobierno sirio decide establecer negocios con el gobierno ruso... ¡eso significa que los intereses de la unión europea y los de los Estados Unidos e Israel pasan a segundo término; eso no lo van a permitir de momento!

Que los líderes musulmanes contrarios al gobierno de Siria se rebelaran, es un indicador de que occidente ha dejado de apoyar al gobierno, pero todo se descompone cuando Putin, Zar de todas las Rusias manda soldados especializados a ese país, al tiempo que le vende una buena cantidad de armamento muy poderoso, es decir, hace negocio redondo: vende armas y asesoría desplazando a occidente en un lugar estratégico para el control del mundo: ni mas ni menos que el Medio Oriente y su océano de petróleo tan necesario en todo el mundo.

De hecho gran parte de la emigración de esa región es generada por la inseguridad en que ha caído la sociedad siria, se calcula que al menos unos 8 millones de personas han salido huyendo del país: por temor a ser atacados, por el gobierno mismo, o por el grupo musulmán rebelde que trata de apoderarse del control de la región. Hoy ese país vive una guerra civil cruenta que expulsa a millones, y hasta este momento se calcula que al menos ha matado a unos 350 000 inocentes.

Podemos decir que el pueblo paga lo que no debe; como siempre. Hoy es una guerra absurda por el poder entre occidente y la Rusia de Putin; es una lucha por el control estratégico de la región y su petróleo; como lo fue la invasión a Irak, como lo ha sido el apoyo absurdo al gobierno de Israel en su abuso en contra de Palestina;  todo a cambio del control regional.

Que el presidente de Siria (no escribo su nombre porque se me cuatrapea su deletreo) haya decidido hacer alianzas con Rusia le ha dado pretexto al loco que gobierna los Estados Unidos para lanzar un ataque casi absurdo en contra de este país. El pretexto que ha presentado no se sostiene ni justifica tal acción, sin embargo, no hay duda que es una demostración del abuso con que se conducen los gobiernos cuando la inteligencia no les acompaña. Trump no muestra mas que actitudes grotescas que en poco le identifican como alguien culto, cauto y con sentido común; quizá por eso extrañan tanto a Obama sus paisanos, "perdonándole incluso ser negro".

Con el ataque de Estados Unidos a Siria  es suficiente para iniciar una guerra... ¡puede ser por desgracia un buen argumento; esperemos que no sea así! ese es el primer elemento visible que puede desatarse: una guerra. El segundo factor que se verá de inmediato es la imagen del nefasto Trump levantando en su desplomada popularidad.

Al margen de mis deseos, se que en estos momentos millones de personas, que votaron en su contra, pueden estar cambiando de opinión y estarán viendo como alguien carismático; ni me imagino la actitud de quienes si lo apoyaron electoralmente.

Hoy más que nunca el fin justifica los medios, SU hijo de puta les falló, lo tiene que pagar.

Buen pretexto para usar las armas... sieeeempre en contra de los más débiles, como debe ser, desde la perspectiva de ellos, los verdaderos hijos de puta. Los que lo son, aunque lo intenten ocultar... lo llevan escrito en cada acto.

Un día después del abuso con su armamento, puedo imaginar que Trump empieza a verse hasta atractivo para quienes le veían feo.

Esto es lo que me preocupa en lo personal, la veleidad de los sentimientos y emociones.


Le abrazo con cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: