domingo, 9 de abril de 2017

8938. LA IGLESIA MORMONA.

Por EVERILDO GONZÁLEZ ÁLVAREZ.
Ambientalista, periodista y escritor.
Desde Michoacán. México. Para
Tenepal de CACCINI

SEGUNDA PARTE.
 
Los miembros de la Iglesia Mormona creen en la Santísima Trinidad en un plan divino y en la vida eterna, un estado de exaltación que se podrá conseguir luego del Juicio Final mediante una vida basada en la fe, la obediencia de los mandamientos, el arrepentimiento, el bautismo por inmersión y la confirmación por imposición de manos.
 
Esta vida eterna se viviría en familia, y aquellos que la logren podrían tener en el Cielo hijos espirituales Los mormones creen en un Dios cristiano de cuerpo tangible, que eligió a Jesucristo como su primer hijo antes de la creación del mundo y a partir de ahí creó al resto de los seres humanos a su imagen y semejanza. Su trono, además, se encontraría en una estrella o planeta denominado Kólob.

Sus doctrinas y convenios litúrgicos están documentados en el libro Doctrina y convenios, publicado por Smith en 1835. Entre sus doctrinas importantes está la Palabra de Sabiduría, la cual describe el código de salud recomendado por la Iglesia. De acuerdo con esta doctrina, antes del bautismo es necesario privarse completamente del consumo de alcohol, café, té y tabaco, así como del uso y tráfico de drogas ilícitas.
 
También se incluyen recomendaciones dietéticas, en las que por ejemplo se desaconseja el abuso de la carne.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se opone a la homosexualidad. También considera un pecado el aborto inducido.
 
No obstante, acepta el aborto en casos excepcionales, por ejemplo, cuando la fecundación es provocada por violación o incesto, cuando la vida de la madre está en peligro o cuando el feto padece graves defectos que le impedirán vivir después de nacer.

Desde los comienzos de esta Iglesia, Joseph Smith permitió y practicó la poligamia, práctica que fue compartida y difundida por otros líderes mormones como Brigham Young y Heber C. Kimball, y que todavía se practica en algunas iglesias pertenecientes al Movimiento de los Santos de los Últimos Días. Sin embargo a los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días contemporánea se les prohíbe practicar la poligamia o matrimonio plural. Los mormones además celebran en sus templos una ceremonia denominada sellamiento eterno, un matrimonio que se supone durará por la eternidad, y no solo hasta que la muerte separe a los cónyuges. Una ceremonia de vínculo eterno análoga se realiza para los hijos con sus padres.

Dentro de sus templos visten un tipo especial de ropa interior de color blanco. Allí también se realiza el bautismo vicario y otras ordenanzas como la confirmación, matrimonio y sacerdocio, pero destinadas a familiares fallecidos.
La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días recauda fondos mediante diezmos y ofrendas votivas de ayuno. Las ofrendas consisten en donar el dinero utilizado en dos comidas -almuerzo y cena- al mismo tiempo que se ayuna; se recaudan cada primer sábado o domingo de mes y es utilizado para beneficencia. De acuerdo con la revista de negocios BusinessWeek, un estudio realizado por Ryan Cragun, profesor de sociología en la Universidad de Tampa, calculó en 2012 que la Iglesia recibía anualmente alrededor de 8 000 millones de dólares por concepto de diezmo entre sus miembros, y que tenía un valor de aproximadamente 40 000 millones de dólares.

La Iglesia es dirigida por un sacerdocio conformado exclusivamente por varones, y que se dividen en dos tipos: el Sacerdocio de Melquisedec y el Sacerdocio aarónico o levítico. En cuanto a sus misioneros, la mayoría tiene entre 18 y 21 años de edad y su actividad proselitista dura dos años para los hombres, un año y medio para las mujeres, y tres años para los matrimonios mayores. Los centros de capacitación misional se encuentran en Provo, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, República Dominicana, Inglaterra, Guatemala, Japón, México, Nueva Zelanda, Perú, Filipinas, España y Corea del Sur.

Los mormones se reúnen cada semana en lugares que la membresia denomina capillas, en ellas llevan a cabo sus servicios que consisten en una primera reunión donde se reparte pan y agua -la santa cena-, y los mismos miembros de la localidad pronuncian discursos sobre diferentes temas. Posteriormente se reúnen dependiendo de su edad y sexo en diferentes organizaciones.
Otro lugar de adoración de los Santos de los Últimos Días, son sus característicos templos, muchos de los cuales comparten una arquitectura en común. A estos templos solo pueden ingresar personas bautizadas en la Iglesia y previa obtención de un documento oficial de dos años de duración otorgado por dos autoridades: un obispo y un presidente de estaca. Una característica distintiva de su arquitectura es la presencia de una estatua dorada en la punta más alta de cada edificio, la cual representa al ángel Moroni.

En marzo de 2014 el portal web de la Iglesia SUD ocupó el puesto número dos en sitios religiosos visitados en el mundo, según el contador Alexa.
 
RECUERDE QUE LEER ES SABER, ES CONOCER, ES APRENDER.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: