jueves, 13 de abril de 2017

8956. LA ISLA DE LA BASURA.

Por EVERILDO GONZÁLEZ ÁLVAREZ.
Ambientalista, periodista y escritor.
Desde Michoacán. México. Para
Tenepal de CACCINI

Conociendo, también podemos crear conciencia sobre ir a una menor generación de basura y al buen hábito de poner la basura en su lugar, Jacona debe llegar a ser un ejemplo a seguir por la limpieza de sus calles, de sus parques, de las áreas de donación, de sus ríos, de sus lotes baldíos, se puede y es tan sencillo---tan solo es poner la basura en su lugar---, es el trabajo que actualmente se realiza por el Consejo Ciudadano Ecologista de Zamora, el de concientizar a la ciudadanía. Se distribuyen recomendaciones que es conveniente se pongan en práctica, se titulan: HÁZLO HOY.

Bueno ahora vamos a conocer eso, nada bueno, que llaman Isla de la Basura y que es algo de lo que el ser humano debiera avergonzarse por tener ese esperpento contaminante y que es producto de la poca cultura de las personas. Es mediodía y se navega en el Océano Pacífico y el sol brilla esplendorosamente sobre tu barco, calentando tu cuerpo y entregándote su energía. Después de un rato, avistas gaviotas lejanas y eso es signo de que estás acercándote a tierra, quizá una isla. Poco a poco descubres una extensión borrosa de tierra. Mientras más te acercas, el paisaje se torna más artificial. Observas con nitidez: tu isla no es más que pura basura en medio del océano.

La Isla de la basura existe, y se conoce de otras formas. Es una concentración de desechos ubicada en el centro del océano Pacífico que se extiende sobre un área de alta presión entre Hawái y California, en Estados Unidos. Contiene altas cantidades de plásticos pelágicos, lodos químicos, metales y todo tipo de basura sólida que queda atrapada por las corrientes.

De manera contraria a la idea general, no se trata de un monte, sino de una masa de partículas de desechos y micro plásticos suspendidos en la superficie del agua que contiene debajo basura más grande.

La Isla de la basura se formó por el resultado de la contaminación marina general. Toda la basura que contiene proviene de fuentes terrestres y de los barcos que arrojan sus desechos en alta mar. En el caso de las fuentes terrestres, se da un proceso encadenado: 1) Las fábricas elaboran productos, 2) las personas los compran, 3) los usan y los desechan, 4) la basura llega a ríos, 5) los ríos desembocan en el mar y conducen consigo los desechos, 6) la basura llega al mar y forma parte de la Isla.

Ahora bien, ¿por qué la basura se concentra en una misma área? La respuesta está en los patrones de rotación de las corrientes marinas. El giro subtropical del Pacífico Norte es un área remota que se mueve lentamente, captura el material de desecho de las corrientes marinas y con el tiempo, esta basura se mueve hacia el centro del giro, se acumula y queda atrapada ahí.

Es la fauna marina la principal afectada por el Gran parche de basura. A menudo, tortugas y aves marinas confunden las bolsas de plástico con sus alimentos, o pueden estrangularse con arillos de plástico. A nivel microscópico, algunos tipos de basura flotante absorben contaminantes orgánicos, por lo que si son ingeridos por cualquier animal, provocan trastornos hormonales. Además, los animales afectados pueden ser comidos por otros animales más grandes---la cadena alimenticia----, con el resultado de que el problema se magnifica. Por ejemplo, los peces que sirven de alimento a los seres humanos pueden ser fuente de intoxicación.

Otra consecuencia reside en el poder de perturbación de las redes alimentarias marinas, pues cuando la basura se acumula y forma una gruesa capa en el océano bloquea la luz solar que necesitan el plancton y las algas y si es así, las especies que las consumen ven reducidas sus fuentes de alimento y pueden morir. Si se toma en cuenta que otras especies se alimentan de otras, es claro que la cadena alimentaria se perturba

A pequeña escala, las personas pueden evitar que la mancha siga creciendo si se limita el uso de plásticos y se recicla o reutiliza lo que puede ser desecho. Pero también es importante que quienes utilizan barcos eliminen responsablemente sus residuos, lo que implica una regulación por parte de las autoridades.

El inconveniente es que la Isla se encuentra alejada de tierra, y por ende, ningún país se ha responsabilizado de la basura ahí asilada, ni ayuda económicamente a las organizaciones internacionales que se ocupan de la prevención sobre el aumento del problema.

Es un trabajo sumamente complicado. Mucha de la basura se ha ido hasta el fondo del océano y esto complica la limpieza, así como la “pesca” del material con redes puesto que hay probabilidad de que los animales marinos también sean atrapados.

Pero es posible. Por ejemplo, una empresa de productos domésticos comenzó a comerciar un jabón envuelto en plástico reciclado de la Isla de la basura, e incluso, en 2012 un estudiante holandés de Ingeniería Aeroespacial propuso un concepto llamado The Ocean Cleanup ---La limpieza océano--- en el que a partir de las corrientes oceánicas y el uso de barreras flotantes, se desvían y recogen los desechos.

La Isla de la basura afecta la biodiversidad marina y es muestra del poder que tiene el ser humano para afectar el medio ambiente. Es el único responsable de un problema que poco o nada conoce, y está en sus manos resarcir las consecuencias.

750,000 es el número de trozos de plástico que los científicos han recogido en 1 kilómetro cuadrado de la Isla de la basura.

Cada año se producen unas 100 millones de toneladas de plástico. Aproximadamente el 10 por ciento termina en el mar.

En Hawái, se encontró una tortuga marina muerta. Una búsqueda en su interior dio cuenta de las más de 1,000 piezas de plástico dentro de su estómago y de sus intestinos.

Podemos ayudar a que esa isla no crezca y vaya en disminución si ponemos la basura en su lugar, si no la arrojamos a la calle, a los ríos. Lo podemos hacer, solo es cuestión de querer, QUERAMOS y hoy pongamos la basura en su lugar

Vecino de Jacona de todas las colonias, asiste este 19 de Abril a las 4 de la tarde a la campaña de limpieza, la cita es en la colonia Manantiales en la esquina de las calles Orandino y Cuba. Asiste a las pláticas que sobre el cuidado ambiental imparte el suscrito .


PODEMOS TENER UN JACONA LIMPIO ¡TENGÁMOSLO!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: