jueves, 13 de abril de 2017

8958. PERSONAJES DE SEMANA SANTA.

Por EVERILDO GONZÁLEZ ÁLVAREZ.
Ambientalista, periodista y escritor.
Desde Michoacán. México. Para
Tenepal de CACCINI

TERCERA PARTE

José de Arimatea era hermano menor de Joaquín, el padre de la Virgen María, lo que lo convierte en tío abuelo de Jesús[cita requerida]. Se convirtió en tutor del nazareno después de la temprana muerte de San José, el esposo de María.

Era miembro del Sanedrín, el tribunal supremo de los judíos, y decurión del Imperio romano, una especie de ministro, encargado de las explotaciones de plomo y estaño. Un hombre rico según San Mateo; un hombre ilustre según San Marcos; persona buena y honrada según San Lucas; ...que era discípulo de Jesús según San Mateo, pero clandestino por miedo a las autoridades judías, según San Juan.

Jesús acaba de morir en la cruz, Pedro renegó de él por tres veces en público, los apóstoles se dispersan, pero este hombre solicita al procurador romano Poncio Pilato que le permita dar sepultura al cuerpo de Jesús. Con la ayuda de Nicodemo, desclava el cuerpo de la cruz y lo sepulta en su propia tumba, un sepulcro nuevo, recién excavado en la roca, donde se encuentra la basílica del Santo Sepulcro. Lo envolvieron en lienzos de lino y lo colocaron en la tumba con una gran piedra en la entrada. Por esto, la tradición católica lo tiene como patrono de embalsamadores y sepultureros.

Se dice que también recogió la sangre de Cristo con el Santo Grial, en el Gólgota, lugar donde fue crucificado. Estos evangelios también señalan que el lugar donde se realizara la última cena era propiedad de José de Arimatea.

Tras la resurrección de Jesús, José fue encarcelado, acusado por los judíos de haber sustraído el cuerpo de su sepulcro. Se le encerró en una torre, donde recibió la visión del Cristo resucitado y la revelación del Misterio del que el Santo Grial es símbolo. Tú custodiarás el Grial y después de ti aquellos que tú designarás, habrían sido las palabras de Jesús.

Después de ser liberado, y debido a la persecución de los judíos en Jerusalén, un grupo de cristianos embarcó en uno de los barcos de José y navegaron hasta las costas de Francia en el Mediterráneo. Acompañaban a José, entre otros, María Magdalena, Marta, María Salomé ---madre de los apóstoles Juan el Evangelista y Santiago el Mayor---, María Jacobé ---madre de los apóstoles Santiago el Menor, Simón el Zelote, Judas Tadeo y José Barsabás---, Marcial y Lázaro. Se convirtieron en los primeros evangelizadores de la zona.

En el año 63, José de Arimatea se trasladó a las islas Británicas, estableciéndose en la ciudad de Glastonbury, donde fundó la primera iglesia británica consagrada a la Virgen y adonde, según leyendas de la Edad Media, llevó el Santo Grial.

Verónica, según la tradición cristiana, fue la mujer que, durante el Viacrucis, tendió a Cristo un velo, lienzo o paño ---el paño, lienzo o velo de la Verónica, también llamado "Verónica" a secas--- para que enjugara el sudor y la sangre. En la tela habría quedado milagrosamente impreso el Santo Rostro. La escena no se encuentra en los evangelios canónicos, sino en los apócrifos.

El paño de la Verónica sería una de las reliquias que se consideran, verdaderas imágenes de Cristo, como el Mandylion de Edesa la Sábana Santa de Turín o el Santo Sudario de Oviedo.

Según una tradición que ya existía en el siglo VIII ---cuando el papa Juan VII habría consagrado en Roma una capilla denominada de sancta María in Verónica—, el emperador Tiberio, contemporáneo de Cristo, fue curado milagrosamente de una terrible enfermedad por esta reliquia.

CONTINUARÁ.

LEER ES SABER, ES CONOCER, ES APRENDER.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: