jueves, 13 de abril de 2017

8961. LA IMPUNIDAD DE PEÑA NIETO.

LAS PEQUEÑAS COSAS

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

OTRAS BRUJAS

Cuando de noche, a veces
el ruido del silencio me asusta,
cuando el temor me alcanza,
en tu imagen santiguo las palabras,
hasta que la calma triunfa sobre el miedo.

Esas noches que de ti no tengo
tan siquiera el mínimo saludo,
es cuando más te pienso, luego dudo,
y entiendo que es la hora de las brujas,
la hora de usar el conjuro
que se inicia al decir tu nombre,
¡pobres brujas ingenuas,
saben que soy tu esclavo!
Ingenuas, no saben amar.

eliseo.

Cuando el loco presidente de los Estados Unidos, al que le han dado las armas más letales del mundo, se dedica a fabricar la tercera guerra mundial; en México Peña Nieto se dedica a hacer su propio desastre y mantiene su actitud de político impune... ¡que le caracterizó durante su gobierno en el Estado de México!, pero que hoy se manifiesta en todo el país.

Después de ir de escándalo en escándalo, el presidente Peña; montado seguramente en su ceguera intelectual, tan obvia, dadas las decisiones que sistemáticamente le hunden en la estulticia y la vergüenza, ha tenido a bien imponer a una nueva protegida como funcionaria de una de las instituciones más delicadas: el INEGI.

A este lugar ha decidido , y lo ha logrado, imponer como vicepresidente a la maestra Paloma Merodio, cuyos méritos no existe a la vista; ya que no reúne los requisitos para ser elevada a semejante rango de una de las instituciones más delicadas en materia de estadística de lo económico y lo social nacional; por si esto fuera poco, la aludida mintió en su currículum, que de por si en nada ayudaba para contratarla para tal puesto; claro usted dirá que no pueden criticarle en la presidencia... ¡no olvidemos que Peña plagió otras tesis para obtener injustamente su titulo!; ahora sí que entre gitanos no se leer la suerte. 

¿Por qué, sin méritos impuso a esta mujer en un puesto tan delicado que le quita credibilidad a la información económica y social del INEGI?

Hasta este momento es un misterio el fin mismo; pues la plaza en cuestión exige experiencia en empresas de alto rango , publicaciones, y participaciones académicas asesorando o revisando tesis. La maestra NO tiene ni una de estas exigencias; no cumple con ninguna, con la aberración de que mintió en la presentación curricular, en el que dice ser lo que no pudo comprobar.

Si esto es cierto... ¿por qué tanto afán por imponerla aun en contra de buena parte del senado?

¿Por qué incluso el senador priísta Emilio Gamboa Patrón, literalmente amenazó a todos los que hemos criticado tal designación con las siguientes palabras ... "Ellos, que hablaron mal de la maestra, en dos o tres años van a dar gracias por haber estado  en un debate y van a pedir perdón de lo que dijeron a una mujer que se merece es respeto de todos" (Excélsior, abril, 07/17).

¿Vamos a pedir perdón por que denunciamos una aberración que molesta a todos los que han perdido el empleo por falta de un papel..., o un padrino impune como Peña Nieto?

Creo que debe ser al contrario; hoy más que nunca es prioritario que no le roben la presidencia al Peje; y tan sólo por ver un poco menos de abuso, estoy seguro que millones de mexicanos, de mil amores aplaudirán que les dé las gracias a este ejército de vividores del erario público. Tan sólo por eso creo yo.

Hace unos meses en el gobierno de Veracruz un funcionario del poder judicial se refirió a la manera en que muchas mujeres han logrado los puestos de cierta categoría que, por sus palabras, no se merecen...salvo por....sus nalgas. En esa ocasión, este funcionario se dirigió al público señalando que esperaba que las mujeres abogadas lograran cada vez conseguir los puestos en el sistema de justicia de Veracrúz... "por sus méritos como profesionales, y no por sus nalgas exquisitas".

Obviamente al filtrarse el video del evento, el funcionario fue obligado a renunciar... como se acostumbra en México cuando no tenemos vergüenza; eso, antes que afrontar la realidad: seguimos montados en un sistema de impunidad.

Todo esto porque, a causa de un capricho de Peña Nieto, se ha impuesto a una mujer sin méritos en la vicepresidencia del INEGI, generando un malestar social, y la desconfianza en una institución muy importante.


En fin, le abrazo con cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: