martes, 18 de abril de 2017

8982. PALOMA DE LA PAZ.

Por Rafael Ceja Alfaro.
Docente, escritor y articulista.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

“Palomas que andan volando yo les daré las albricias, tan solo porque me traigan de mis amores noticias”.

“Currucú, currucú le cantaba el palomito, currucú, currucú que volviera a su nidito”.

En esta fresca tarde, tomando café en el Café Galerías de mi amigo Armando Escoto, frente a la Plaza Principal de esta bella ciudad, me distraía viendo pasar las gentes con diferentes semblantes, muy tranquilos o de prisa, indiferentes, solos, parejas, jalando un niño de una mano, comiendo nieve, tomando fotos a los centenares de palomas que en parvada se acercan cuando les dan de alguna comida.

Por lo general me gusta ver las aves, sobre todo el águila y su opuesto el colibrí, será porque es difícil, tal vez imposible verlos juntos y menos aún en forma natural, sin embargo, hay pinturas, litografías y fotos que las muestran en toda su esplendorosa belleza.

Las aves, creo que todas, además de su belleza tienen su historia y sus leyendas, incluso fabulas que dejan enseñanzas muy sabias, por ejemplo, La Búsqueda que habla de águilas, Juan Salvador Gaviota todo un ejemplo de superación, El Cuervo de Edgar Allan Poe, la sabiduría del búho, la siempre creciente misión de la cigüeña, la difícil chamba del buitre, la majestuosidad del Cóndor, por mencionar unos cuantos. En el caso de las palomas su historia data de fechas antiquísimas pero inciertas, algún dato me dice que tienen más de 10,000 años de existencia y otros las mencionan de hace apenas5, 000 (Comparado con los 10,000 son poquitos).

Vaya usted a saber, pero se dice que el primer constructor de barcos y primer navegante, el Señor Noé, después del Diluvio Universal soltó una paloma para que buscara tierra firme, y si, regresó la blanca avecilla con una ramita de olivo en el pico como señal de que sí se podía desembarcar. Fue mucha agua.

Por ese tenor bíblico, hace poquito más de 2000 años fue una Palomita la que embarazo a María y después de eso, José cada vez que veía uno de esos pajaritos cerca de su casa, metía a María como de rayo. No fuera a ser. Dicen que traía su “honda”, arma primitiva y eficaz, nada que ver con motos.

En algunas lecturas se dice que existe una especie que se les llama Palomas de roca, ya que su hábitat eran los campos rocosos y que las gentes utilizaban su excremento como abono y su carne como alimento. Alguien descubrió su gran sentido de orientación y las hicieron citadinas entrenándolas además para hacerlas mensajeras y aunque este nuevo estilo de vida las hizo más gorditas, puesto que ya no batallaban para buscar alimento, no perdieron su velocidad y se dice que alcanzan desde 80 hasta 140 kilómetros por hora, así que con buena orientación y buena velocidad les dieron doble trabajo, La Paz y Los Mensajes, digo, además de seguir siendo alimento de algunos, ya no muchos porque aunque no son muy prolíficas, de 2 a 4 crías por año, hay millones en todas las iglesias del mundo, en serio.

Actualmente hay muchos colombófilos, es decir, personas que son apasionadas de las cualidades comunicadoras de las palomas mensajeras y llevan sus ejemplares a ciudades distantes, las sueltan y se vienen siguiendo sus vuelos, aunque este servicio de mensajería ya no es recomendable desde que: “mataron a la paloma que te llevaba el recado, por eso siempre pensaste que yo te había abandonado por eso aunque pase el tiempo no me podré perdonar, que habiendo tan buen correo con quien te lo fui a mandar”.

Le dice Manolo a Venancio: “Que me he comprao mil palomas. Pregunta Venancio ¿Mensajeras? No, no te ensajero”.

En su papel de mensajeras sirvieron a los griegos para transmitir a las ciudades  datos de los ganadores de los Juegos Olímpicos, las Legiones Romanas cargaban palomares con miles de ellas, fueron usadas por Marco Antonio en el sitio de Módena en el año 43 a c.También se dice que el primer colombófilo fue el faraón UserKaf, al menos en Egipto y ahí mismo también se dice  que una pintura de Medinet-Abú representa una “suelta” de palomas para anunciar el advenimiento de Ramsés III.

Bueno, hasta Gengis Khan las utilizaba (Las palomas) para orientar sus flotas marítimas. Los árabes organizaron un servicio público de comunicaciones por medio de las palomas, durante el reinado del Sultán Nur Eddi (1146 a 1173) cuyo centro se hallaba en El Cairo y sus principales estaciones estaban en Alejandría, Dameta y Gaza, Jerusalén, Damasco, Balbek y Trípoli.

Claro que no he visto todas las iglesias de este apabullado planeta, pero si he visto fotos, postales, cuadros, películas, etc., de los cinco continentes con catedrales, templos, capillas y anexas teniendo como marco decorativo parvadas de palomas, unas revoloteando y otras posadas en lugares a veces molestos para los defensores del arte, por ejemplo en la cabeza de la estatua de algún santo de moda o tradicional, en las canteras de grandes edificios que se construyeron para ser casa de Dios y que ahora sirven para el turismo religioso.

Es aquí donde ¡Agárrense chiquitas! Por esa costumbre española de zurrarse en todo, los dueños de los inmuebles les han declarado la guerra, no con armas químicas como en Siria, son caros, pero si con venenos recomendados de todo tipo. Así como a muchas personas les desagradan, a otras nos gustan en libros, pinturas, fotos, postales, chile de tomate rojo o verde, asadas, en fin cada quien su gusto.

Así que en libros, poemas, fotos, canciones y otros medios se ven las hermosas palomas, pero ¿qué pasó con la paz? Tenemos broncas de todo tipo por todo el mundo, muchos andamos asustados porque parece que se avecina o ya la tenemos encima la tan temida Tercer Guerra Mundial, de la cual se dice no quedarán ni las promotoras de paz, solo ratas y cucarachas, y no me refiero a los altos jerarcas de la política mundial, bueno, quién sabe también ellos sobrevivan, también tienen sus ratoneras y cucaracheros.

Sobre este asunto les contaré que llegó a la farmacia un gallego, esta vez el Pepe Toño, y pide veneno para las ratas (de cuatro patas y larga cola, digo pues, apéndice) le dice la Pilarica, encargada de la farmacia, “Toma Pepe Toño, ponles este polvo alrededor del agujero y listo, con eso tendrán” –Éste se queda serio y dice: “Todo está bien, pero bastante trabajo me costará agarrar las ratas para ponerles el polvo ese”.

Quizá en los tiempos de don Pablo Picasso todavía había alguna esperanza de paz e inmortalizó en una pintura a La Paloma de la Paz, ahora he la he visto caricaturizada con parches y vendajes, con muletas y desplumada mientras se ven las balas pasar sobre su cabeza, al tiempo que el poder, la ambición, la avaricia y la maldad en general hace sus cuentas respecto al botín que está en juego.

¿Se habrán puesto a pensar de qué les servirá un triunfo sobre la nada? Y si algo quedara ¿De qué les serviría poder y riquezas si ellos no saben producir, no saben hacer? ¿Serán ciertas esas películas fantásticas que muestran miles de androides capaces de pensar? Sepa la chin… yo no sé. ¿Alguna blanca paloma les llevaría algún recado a los señores de la guerra o sería paloma negra la que les aconsejó que nos partieran la mandarina?

Serán papas fritas, chiles verdes y otras hierbas, será esto o aquello pero nadie, ni el Tío Sam, policía del mundo tienen derecho de jugar o decidir por la vida de millones de seres que aún tenemos la remota esperanza de una vida mejor.

Por lo pronto vamos aligerando el equipaje y poniéndonos a mano con acreedores para que nos perdonen nuestras deudas como nosotros perdonamos a nuestros deudores (Así rezábamos antes el Padre Nuestro). Por cierto ¿Ya tienen listo su testamento? Digo, por si algo queda, haga su cita con su Notario,  (de nada Lic. Fidel).

Espero que podamos seguir viendo a los niños en las plazas tratando de atrapar una paloma de las parvadas que se resisten a desaparecer aunque hayan sido relegadas de su misión de PAZ.

Por hoy aquí le paramos y me despido recordándoles que el próximo miércoles 26 de abril de este año, a las nueve de la noche en la Notaria del Notario Lic. Fidel Martínez Acevedo presentaremos el Volumen II de mi libro A lomo de camello. Están todos invitados.

Rafael Ceja Alfaro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: