domingo, 23 de abril de 2017

9005. DIFERENCIA ENTRE FELICIDAD Y PODER.

Por ERNESTO REYES FLORES.
Licenciado sindicalista. Desde
Morelia, Michoacán. México.
22/Abril/2017. Para
Tenepal de CACCINI

Diferencia entre felicidad y poder.

Primero tendremos que definir poder y felicidad, poder es la capacidad de que otra persona u potras personas hagan lo que yo quiero, lo que yo ordeno, el poder es uno de las capacidades que busca un hombre, llamado hombre al género humano (hombre-mujer), el poder implica además respeto o miedo a la persona que lo porta o lo genera, por eso mismo es temido, respetado el hombre poderoso. En los primeros tiempos el jefe de la manada, que era el más fuerte y más hábil, era el hombre poderoso, después el hombre más inteligente y capaz de convencer a sus semejantes de que portaba poderes superiores y que tenía contacto directo con dios, era el poderoso, el gobernante. Estos hombres son los sumos sacerdotes, primeros gobernantes en las llamadas teocracias, son los poderosos, los demás miembros de la sociedad, que se inclinan ante el señor supremo, el poderoso, se juega una especie de roll de un macho alfa o jefe de la manada, al que las hembras se tienen que someter y dar hijos al hombre poderoso, los demás miembros de la manada son simples empleados, sirvientes; esto hasta que llega otro hombre de poder y se le enfrenta, este trata de dar un golpe de estado, asesinar, derrotar, exhibir al ex dirigente de la manada, este nuevo hombre de puede convivir con el otro, si es que la manada es suficientemente grande para que se dividan al grupo.

De esa pirámide social existen pues varios hombres de poder que se dividen a la manda o población, pero existe un poder superior a estos hombres de poder, el Estrado, ese ente que fue formado y construido por el hombre, es una base de un poder constitucionalmente aceptado, que pondera en el poder a un hombre que dirá seis años en el cargo de máximo poder, de sumo pontífice, de gran sacerdote, de gobernante.

En nuestro país, a la par de constituir una constitución que dice el ¿Por qué? Y el ¿Cómo? Del poder político en nuestro país, también existe un grupo no aceptado constitucionalmente que se divide este poder político para beneficio personal y de grupo. Este es el verdadero poder, el control de las personas, de las instituciones, de las organizaciones; del control del dinero, de las voluntades, del sexo, el poder se corrompe de manera automática el someter a los demás, es entonces un binomio al cuadro perfecto, poder y corrupción, o puede llegar a serlo.

Para un ser humano que no tenga la capacidad de controlar sus bajas pasiones, sus bajos deseos, sus bajos instintos, se desbordan sus deseos de comer, beber, tener sexo, comprar, obtener beneficios, viajar, eso es la corrupción, con base en el poder político y económico.

Aquí hablamos de poder legalmente constituido o los factores reales de poder; (partidos políticos, iglesia católica, narcotráfico, sindicatos, monopolios, medios masivos de comunicación, transnacionales, etc.).

La felicidad en cambio es otra cosa totalmente diferente, es un sentimiento humano, no es una invención, es algo real; no es constante es algo que se presenta por momentos muy pequeños a lo largo de la vida del hombre, pero son un motor que mantienen la ilusión de vida del hombre.

El ser feliz es una aspiración constante y legitima del hombre. Aspiraciones como casarse, tener un hijo, comprar una casa nueva, viajar, estudiar, son unas metas que al lograrlas sentimos felicidad, y ese es un poder, no el poder del que hablábamos hace rato, de doblegar a los demás, sino el poder del interior de un ser humano, lograr algo, hacer algo, que es el fin último de cada ser humano en esta vida, el ser y hacer, lo que quieras.

Quizás ese es el concepto de felicidad, vencerse a sí mismo, derrotar a mí mismo, en este momento soy poderoso, el más poderoso de los hombres.
Acá hablamos de otro tipo de poder, de poder humano, la de voluntad, del milagro de la naturaleza que nos hace hacer las cosas que queremos hacer, de lograr lo que queremos hacer, ese poder es el poder interior, que se transforma en poder exterior, se transforma en felicidad.

ES TODO CUANTO
FRATERNALMENTE
ERNESTO REYES FLORES

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: