viernes, 28 de abril de 2017

9030. MAMÍFEROS.

Por el Sr. López.
Periodista crítico.
Desde el Estado de
Chiapas. México. Para
Tenepal de CACCINI

LA FERIA

Mamíferos.

Tía Elenita (tía abuela del lado toluqueño-materno), era una viejita muy bonita que hablaba sin parar, sin pausas ni para tomar aire; aun siendo niño, el del teclado notaba que solo conversaba de cosas tontas, de frivolidades, chismes ligeros, nunca de nada serio aunque a veces de recetas de cocina o de anécdotas de su muy lejana infancia. Ya adolescente lo comenté con tía Victoria, que sabía todo de toda la familia, y me dijo que ella, la pobrecita, lo que quería era que nadie le preguntara ni comentara nada de su vida, su marido borrachote, su hijo muerto en circunstancias jamás dichas, el otro en la cárcel y una de sus hijas de tiple en un ‘teatro de revista’, aunque la verdad era otra (y de eso, tía Victoria sabía más).
 
Así como hay días en que de plano no pasa nada, hay otros en que se tupen las noticias y hay para escoger. Ayer fue uno de estos.
 
Por un lado, la triste noticia (hay golpes que la vida da sin compasión), de que fue expulsado del PRI, el impoluto Humberto Moreira, el afamado ex gobernador de Coahuila, santo-santo-santo, inocente de toda inocencia al que no ha habido Procurador que le encuentre nada que pudiera llegar a pensarse que tal vez no fue del todo legal: no señor, para hablar de don Moreira, lavarse la boca y ¡respetillo! (nomás entérese que en la Mitra se duda que de verdad haya sido necesario bautizarlo, pues conforme al nuevo sistema penal acusatorio, nunca fue encontrado culpable del pecado original). El caso es que ayer se supo que la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI (¡órale!), decidió su expulsión del partido tricolor no por su fama pública, ni porque no llene los rigurosos requisitos de ética y decencia que como todos sabemos, exige ese instituto político a todos sus militantes, sino por estar de candidato a diputado local plurinominal del distrito 15 de Coahuila, por una cosa de nombre ‘Partido Joven’ (PJ).
 
Lo chistoso (las maromas de la política en México), es que el PJ sigue dentro de la coalición llamada ‘Por un Coahuila Seguro’, integrada por el mismo PRI, más los partidos, Verde Ecologista, Nueva Alianza, Socialdemócrata Independiente, Partido de la Revolución Coahuilense y Partido Campesino Popular (¡qué molazo!), impulsando los mismos candidatos a Gobernador y alcaldes en 27 municipios de los 38 de la entidad. Pero como no quedaron aliados para las diputaciones y don  Moreira sigue de candidato del PJ, en el PRI no les quedó más remedio que expulsarlo por ‘impulsar una fuerza política distinta’, y eso no fue lo peor sino que -por pudor-, se vieron obligados a descolgar su retrato de la galería de expresidentes del otrora gran partido (hoy neoPRI, con ‘p’ de Peña), que es lo que más le ha de haber dolido a don Moreira (aunque sepa que cualquier priísta que se respete, lo lleva en su cartera). Hágase de cuenta que ese acto de retiro de foto fue como cuando a un general le arrancan las charreteras por cobardía en batalla o por traidor, delante de toda la tropa: ¡qué humillación!, ¡qué dolor, qué dolor, qué pena!
 
Luego, otra de esas noticias de ¡y retiemble en sus centros!... informó ‘La Jornada’ en su primera plana: ‘Ricardo Peláez dejará el nido’. Sí, señores, abandona el equipo América don Ricardo, pero no se desespere, no sufra una depresión, supere el ‘síndrome de nido vacío’, no tome decisiones drásticas, piense en sus hijos: él mismo aclaró que se va hasta el fin del torneo, que van a ser campeones y lo más importante: que no está peleado con Emilio Azcárraga Jean, dueñazo del equipazo de Televisa (¡uf!), asunto grave, nomás le cuento que ‘altos funcionarios’ en Washington, rumoraron que el tal Trump estaba a punto de firmar una orden ejecutiva dirigida al Azcarraguita (¡y recontra uf!)
 
Le digo: hay días sin nada de qué escribir y otros en que no sabe uno qué tema escoger. Mire si no, otra destacada: ‘No hay crimen organizado en el Borrego Viudo: Rodolfo Ríos’. Efectivamente, él -procurador General de Justicia de la CdMancera-, lo declaró en persona al término de una sesión solemne en la Asamblea Legislativa: ‘(…) no existe presencia del crimen organizado en el caso de despojo de la taquería El Borrego Viudo’. ¡Bendito sea Dios!, la patria se tranquiliza, silencio en la noche, ya todo está en calma (y que el despojo lo hayan realizado 25 hombres armados, que dentro del negocio ese permanezcan ahora, otros también armados, es por lo valioso de sus tacos de alto calibre; y que los empleados digan que está metida la ‘Familia Michoacana’, no se debe malinterpretar, que en Michoacán hay muchas familias y en la CdMx -remanso de paz-, no hay delincuencia organizada, para que se lo sepa)… y el Mancera que siga en pos de la candidatura a Presidente de la república: la patria se lo reconocerá.

Igual que reconocerá a los del partido Verde Ecologista su iniciativa para prohibir los delfinarios en todo el sacro territorio nacional, presentada desde el lejanísimo 5 de enero de este año y por fin ya aprobada en la Cámara de Diputados con el voto a favor de 242 señores legisladores a los que sí les funciona el cerebro, y el voto en contra de 190 bárbaros que no entienden lo trascendental del tema y se distraen con leyes frívolas que esperan y pueden seguir esperando (llevan años haciéndolo), como la Ley de Seguridad Nacional que haga legal y regule la intervención de las fuerzas armadas en tareas policíacas o la reforma constitucional en materia de Mando Policial (¿cuál es la prisa?); igual que otras no tan viejas pero igual archivadas, como las iniciativas para reducir el financiamiento público a partidos políticos y las que buscan facilitar las candidaturas independientes; para ni mencionar el nombramiento del Fiscal Anticorrupción y algunos juicios de desafuero pendientes, como el del diputado federal Tarek Abdalá, extesorero del que fue gobernador de Veracruz, el Duarte hoy hospedado temporalmente, sin colchón, en una cárcel militar de Guatemala: ¡los delfines!, señores, ¡los delfines!, que también son mamíferos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: