viernes, 5 de mayo de 2017

9057. MARGARITA, ALEJANDRA, CHEPINA, EL NEGOCIO DE LA POLÍTICA.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán
México. Para
Tenepal de CACCINI


Margarita, Alejandra, Chepina, el negocio de la política.


Hay dos clases de dictadores, los impuestos y los elegidos, que son los políticos. Bob Marley (1945-1981), músico, guitarrista y compositor jamaiquino.

Mal comenzó  la semana  para Margarita Zavala la suspirante que sin más mérito que ser la esposa de Felipe Calderón, pretende ser candidata del PAN a la presidencia de la república. Bueno, como quedó demostrado con Donald Trump, cualquier pendejo o pendeja pueden llegar a ser presidentes o presidentas, lo único que necesitan es dinero y un partido que negocie la candidatura.

Resulta que Margarita llegó a un  evento “masivo” en Piedras Negras, Coahuila “organizado” por Larisa Montiel, que es aspirante a la alcaldía. La logística del acarreo falló, a la plaza de toros Monumental Arizpe registró  (foto), acudieron muy pocas personas, también la candidata a la diputación, Claudia Andrade, asistió, pero ni la presencia de las tres mujeres logró atraer a los simpatizantes. Ante la escasa asistencia los organizadores estuvieron a punto de cancelar el evento, pero finalmente las mujeres decidieron hablar un poco. “Vamos con todo” expresó Margarita en su breve discurso, pero ni ella se la creyó.

Todo empeoró para la improvisada Margarita desde que su esposo amenazó con renunciar al partido, la señora esposa de Felipe que nunca antes ha participado en un proceso electoral, ha sido  diputada  por dedazo, es decir, por el método plurinominal. Por poco la pareja que añora el poder absoluto de la presidencia sufre un ataque cuando hace días en la sesión del Consejo Nacional del PAN, Juan José Rodríguez Prats le recordó a Felipe sus imposiciones desde el gobierno: “¡Ya basta de que sigas abusando, que sigas atropellándonos y que ahora nos quieras imponer a tu mujer!”.

Todavía no se le pasa el coraje a Felipe, ni las pastas ni el alcohol lo calientan, en cambio, su archienemigo Vicente Fox patalea de la risa que le causan los traspiés del matrimonio Calderón Zavala; ya se le olvidó a Vicente  cuando su amada esposa andaba en las mismas, haciendo la lucha para  llegar a la presidencia de la república.

“Este es el principio para detener un cacicazgo en el PAN”, afirmó Rodríguez Prats en entrevista posterior.

Por su parte Josefina Vázquez Mota, Chepina, otra panista en campaña sigue en lo suyo que es hacerle el juego a los priistas y sacar tajada; sin duda es una gran negociante, así lo hizo en las pasadas elecciones para la presidencia de la república, no ganó las elecciones pero ganó el derecho a recibir un subsidio millonario cerca de mil millones de pesos del gobierno de Peña Nieto para una fundación que ella dirigía, lo único que hizo fue levantar la mano de Peña Nieto.

La política es un excelente negocio para hombres y mujeres sin escrúpulos, es lo mismo con priistas, panistas y perredistas. Aún está fresco en la memoria el caso de la dirigente nacional del PRD, la señora Alejandra Barrales, que en pocos años acumuló una fortuna considerable, cuentas bancarias y un depa en un fraccionamiento exclusivo en Miami, Estados Unidos, el inmueble cuesta  alrededor de un millón de dólares.

Chepina no canta mal las rancheras, acumula  una fortuna de más de 37 millones de pesos. Igualito que a Alejandra Barrales y la mayoría de los políticos corruptos “alguien” le donó a la candidata del PAN al gobierno del Estado de México un depa de casi 8 millones de pesos. Chepina no va a ganar y ella o sabe está en la política no para ganar sino para hacer negocios.

La farsa sigue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: