viernes, 5 de mayo de 2017

9061. DE PASTORES Y LADRONES.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

De pastores y ladrones.

 
"Les aseguro que Yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que han venido antes que Yo, son ladrones y bandidos; pero mis ovejas no los han escuchado. Yo soy la puerta; quien entre encontrará pastos. El ladrón sólo viene a robar, a matar y a destruir. Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia". Evangelio  de San Juan: 10, 1-10.


Si los pastores andan perdidos ¿Quién guiará a las ovejas? La Iglesia enfrenta hoy un reto mayúsculo: más que renovarse es volver a sus orígenes; durante su visita a nuestro país, el Papa Francisco exhortó a los jerarcas  de la alta curia mexicana a dejar atrás el estilo de vida luxurioso (lujo, abundancia, poder) que los caracteriza, pero la mayoría de los príncipes no quieren dejar atrás su estilo de vida (autos último modelo, mansiones, dinero) y sus poderosas amistades (políticos y magnates).

Ante la falta de determinación de los príncipes, el Papa Francisco habló de abrir la puerta a  otras opciones, entre ellas, los seglares casados y comprometidos con su comunidad, pero el problema de fondo es de estructura y de actitud; de estructura porque se  impuso un modelo piramidal en donde los obispos concentraron el poder cada vez más,  el  modelo  estructural  original de la Iglesia primitiva era la asamblea, un modelo democrático y  de participación basado en la comunidad, este modelo es totalmente contrario al modelo impuesto desde Constantino. ¿No es verdad que  el único pastor es Cristo, para qué necesitamos príncipes?  Además, Pentecostés  significa que el Espíritu es para el que lo pide con sinceridad y arrepentimiento, si tenemos el Espíritu, ¿Para qué necesitamos príncipes?

El otro problema es de actitud, los católicos hemos hecho un Evangelio light, muy cómodo para  nuestros intereses, no hemos querido comprometernos realmente a asumir nuestro papel, durante  mucho tiempo los seglares hemos sido ovejas, es verdad que la estructura de poder piramidal de la Iglesia ha frenado el surgimiento de líderes, pero  también es verdad que es más cómodo seguir a alguien que tomar las riendas y asumir responsabilidades.

La incongruencia es hoy el sello característico de los católicos, pero no  sólo de los católicos sino de los creyentes de otras religiones; ¿cómo explicar el nivel de violencia, de corrupción, de cinismo al que hemos llegado si la mayoría de los mexicanos nos decimos católicos o cristianos o mormones? La imagen de los políticos tomándose la foto con el Papa, aplaudiendo las críticas de Francisco  a los  políticos dice más que  las  palabras. No nos engañemos, los políticos son los ladrones disfrazados de ovejas, van a misa y hasta participan de la comunión pero en sus corazones anidan como serpientes venenosas la envidia, el odio, la ambición de poder.

“¿Qué tenemos que hacer, hermanos?” preguntó la asamblea y Pedro les contestó: «Convertíos y bautizaos todos en nombre de Jesucristo para que se os perdonen los pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque la promesa vale para vosotros y para vuestros hijos y, además, para todos los que llame el Señor, Dios nuestro, aunque estén lejos». Con estas y otras muchas razones les urgía, y los exhortaba diciendo: “Escapad de esta generación perversa”.

Bien lo sabemos, sólo los inocentes ignoran quienes son los ladrones, los demás, no podemos  llamarnos a engaño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: