martes, 9 de mayo de 2017

9077. SU FÉRETRO.

Por el Sr. López.
Periodista critico.
Desde el Estado de
Chiapas. México. Para
Tenepal de CACCINI


LA FERIA

Su féretro.
Cuando la boda de la prima Estela (de las de allá de Autlán), en la iglesia el novio parecía que flotaba y la sonrisa le llegaba a las orejas, porque Estela era un mujerón de esos de pantalla panorámica de la Paramount y la 20th Century; no hay palabra decente para describirla: así de guapa era. Ya en el banquete, sentado este menda entonces niño, al lado de la abuela Elena, mirando a los ya casados iniciar el baile, con el novio que no cabía en sí de gozo, dijo la viejita en voz baja, con sus ojos sonrientes: -Este niño, si se supiera qué se lleva, saldría corriendo –y sí, la prima tenía la cara de Ava Gardner, el cuerpo de la Monroe, estaba de mandar al psicólogo a la Loren y a la Félix, de inducir al suicidio a la modelo de La Diana… pero el carácter no se lo aguantaba Pancho Villa (nomás le digo que de la Luna de Miel, regresaron ya separados).

Entre la minoría a la que interesa la política, hay mucho interés sobre la elección de Gobernador en el Estado de México. Debería uno escribir ‘Gobernador (a)’ pero el gobierno federal y la clase política de ese estado, saben bien que si pierden esa plaza, en el imaginario colectivo se instalará la idea de que ya perdieron la elección presidencial del 2018… y eso aunque no sea necesariamente cierto, no lo van a permitir (no tan fácil van a soltar semejante costal de dinero). De modo que harán todo lo mucho que pueden hacer -a las derechas y a las chuecas-, para que gane su candidato, el mata-fiestas Alfredo del Mazo, personificación de la élite del privilegio, encarnación del priísmo menos aceptado, destilado puro de Atlacomulco.

Pareciera que en Los Pinos no saben que ya perdieron el Estado de México y México, este año y el que viene. Será derrota aunque formalmente ganen las elecciones y no suelten los despojos institucionales para roer sin tregua la interminable carnita patria y más ahora que han sumado a su nutritivo menú, petróleo, gas, gasolinas y electricidad, aparte de la gran obra pública (espere usted a que desde España y Brasil se ventilen los escándalos de OHL y la Odebrecht, que salpican muy arriba a este sexenio y el anterior, espérese nomás tantito). No saben que les conviene perder, hacer mutis y que quien venga atrás, que arree (y ganen o pierdan, a los traviesos de la planta ‘pent house’ los va a alcanzar la navaja justiciera, que muy diestramente maneja el imperio global del capital, ahí nomás pida referencias en Brasil… en Guatemala).  

Sobre el caso de la elección presidencial del 2018, se puede decir lo mismo que de Luis XVI: jamás hubiera aceptado la corona de haber sabido que se la iban a quitar con un corte de guillotina. Y como hace mucho no está de moda el artefacto que inmerecidamente lleva el nombre del doctor José Ignacio Guillotin (el buen señor no la inventó, solo la recomendó en la Revolución Francesa para evitar sufrimientos a los condenados a muerte)… perdón, regreso al tema: como ya no se estila ejecutar sátrapas, a quien quiera que resulte agraciado por el PRI (y oportunistas aliados vividores), con la candidatura y presidencia 2018-2024, anticipa este López instalado en vidente, que llegará a La Silla solo a pagar los platos rotos y que su periodo será como aguantar en lancha un tifón. Esto ya no se sostiene más.

(Paréntesis antidepresivo: no es el país el que está al borde de la catástrofe, no, de ninguna manera; el país avanza, a pesar del lastre que significan la partidocracia y una administración pública de lupanar de barrio de mala muerte; y avanza gracias al talento de mucho tenochca que no hace ruido y hace mucho; gracias a muchos empresarios-empresarios ajenos a enjuagues y corruptelas; gracias a una masa trabajadora que contra todo y con casi nada, produce y produce con alta calidad; gracias a la catarata anual de remesas que mandan al país los tenochcas que juegan escondidillas con el Trump; gracias a otra inmensa masa, la burocrática -esa, la de malos sueldos-, que mantiene andando las instituciones… y también, sí, sorpréndase, gracias a los no tan pocos funcionarios que no roban, no se desaniman y le cumplen al país: así es, ni modo que las cosas salieran solas, por milagro).

Lo que está en el límite de resistencia es el modelo político que entroniza mediocres y sabandijas en el poder, a fin de continuar sin estorbos con su saqueo industrial del país; lo que se ha agotado es la partidocracia que tiene secuestrado al Poder Legislativo y es en la práctica, gestora de todo interés que les rinda frutos; lo que ya no puede seguir es la complicidad del poder con la delincuencia organizada, única explicación de su resistencia y prosperidad.

Es tan grande el país, es tal la importancia de su ubicación geográfica (no solo la vecindad con los EUA sino su posición como atajo entre el Extremo Oriente, Europa y Latinoamérica), y tan grande su potencial como productor y consumidor, que el imperio global del capital no puede darse el lujo de prescindir de México… y estorba mucho nuestro tradicional despelote institucional, agravado escandalosamente en los últimos 17 años.

La agencia de noticias Associated Press (AP), con oficinas en 121 países, fuente de información para 1,700 periódicos y 5 mil estaciones de televisión y radio en el mundo, publicó el 1º de septiembre del año pasado una encuesta en la que don Peña Nieto quedó con un 6% de aprobación; mientras, en otra pregunta, el 2% dijo sentir orgullo de su gobierno, el 18% que le es indiferente y el 80% que le da coraje su actuación; a eso agregue que el 94% desaprueba su actuación contra la inseguridad. Ya el 6% de aprobación es como para encender todos los focos de alarma… y eso como cereza de una imagen general de que su administración ha sido corrupta.

Los presidentes de México pierden mucha de su fuerza en cuanto hay candidato a sucesor. ¿Cómo va a quedar este Presidente si está ya sin fuerza?... por eso: gane quien gane este año y el próximo, ‘el sistema’ debería saber que ya doblan las campanas, llaman a funeral y es su féretro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: