lunes, 22 de mayo de 2017

9133. ESCLAVOS DEL TIEMPO.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Esclavos del tiempo.


“Todo es energía y eso es todo lo que hay. Coincide con la frecuencia de la realidad que quieres y no puedes dejar de tener esa realidad. No puede ser de otra manera. Esto no es filosofía. Esto es física”. Albert Einstein (1879-1995). Físico alemán de origen judío, nacionalizado estadounidense.

Somos esclavos del tiempo, se nos ha colocado en la muñeca un aparato que mide el tiempo, un “reloj”, lo hemos aceptado, lo hemos internalizado en nuestro yo y en nuestro superyó, en nuestra conciencia, es un supervisor implacable o un símbolo de lujo, de luxuria. Los relojes comenzaron a aparecer en la antigüedad, los primeros eran de arena, de sol, después se inventaron sofisticados aparatos, todo con la finalidad de medir el tiempo.

El tiempo no es constante, es más bien plástico, se estira o se comprime, se hace lento o se acelera, el científico Albert Einstein una de las mentes más brillantes de todos los tiempos,  afirmó que el tiempo y el espacio son relativos, por eso a veces sentimos que pasa lentamente y a veces muy rápido.

No necesitamos ser científicos del nivel de Einstein para percibir que el tiempo se acelera, tiempo y espacio están íntimamente ligados, vamos a gran velocidad por el espacio, nuestro pequeño planeta, el sistema al que pertenece, nuestra galaxia, la Vía Láctea,  todas las galaxias del universo, se expanden a gran velocidad.

El movimiento de rotación de la Tierra es de mil 675 kilómetros por hora, el movimiento de traslación alrededor del Sol es de 107 mil kilómetros por hora, el sistema solar se desplaza a 810 mil kilómetros por hora, nuestra galaxia avanza a 230 mil kilómetros por hora para un encuentro con Andrómeda, una galaxia hermana que se encuentra ya  a sólo 2.3 millones de años luz. El choque con Andrómeda será espectacular pero ningún ser humano estará ahí para verlo.

Otros creen que la percepción de que el tiempo se acelera es por la transformación de la conciencia que el ser humano experimenta, o simplemente, que con el paso de los años, los movimientos se hacen más lentos y los años más cortos, todo se repite  la rutina del círculo provoca la sensación de que el tiempo se acelera.

Algunos esoteristas sostienen que dese 2012  los seres humanos experimentan un gradual cambio de conciencia que nos llevará a un nivel de desarrollo espiritual nunca antes alcanzado por la humanidad, pero a juzgar por lo que pasa en el planeta, 2012 fue el año de aceleración del Apocalipsis.  Los indios Hopi y los Mayas creían que el 2012 se convertiría en un momento de transición de la nueva época en el mundo. Pero también cabe señalar que otros muchos profetas aseguraron que el 21 de diciembre de 2012 se convertiría en el principio del fin de los tempos tal cual lo conocemos.

El tiempo es una ilusión, afirma por su parte David Icke, lo que existe es un infinito ahora, pero su idea no tiene nada de original porque las religiones antiguas del oriente lo expresaron hace miles de años de una forma insuperable. Icke tiene razón cuando afirma que hemos sido manipulados para que nuestra percepción del tiempo sea como es, parte del juego impuesto en la percepción del tiempo en la estructura lineal: presente, pasado y futuro; es la misma lógica lineal del pensamiento, algunos, solo algunos, escapan de la prisión del tiempo; ¿Por qué los santos, los místicos, logran escapar de la prisión del tiempo? ¿Cómo lo logran? La oración, la meditación son las puertas de salida de la prisión del tiempo. No pensar es escapar de la lógica perversa del tiempo lineal, no pensar y no pesar, hacerte ligero,  entregarte a la percepción pura. Otra puerta es la muerte, pero hasta para esto ay que prepararse, la muerte también tiene sus asegunes porque hay muertos que siguen siendo esclavos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: