miércoles, 31 de mayo de 2017

9177. TABACO ASESINO.

Reporte Z.

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Tabaco asesino.


“El sistema actual está dominado por otras tres palabras mágicas: Productividad, competitividad e innovación, que deberían ser sustituidas 
por repartición cooperación y recreación”. 
José Luis Sampedro (1917-2013) 
Escritor español.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que el tabaco mata a más de 7 millones de personas cada año. La OMS llamó a los gobiernos del planeta a prohibir la promoción del tabaco y a aumentar los impuestos sobre el producto. En sólo unos cuantos años el aumento de los decesos relacionados directamente con el consumo de tabaco aumentó considerablemente, al iniciar el siglo las muertes por la adicción al tabaco  eran de 4 millones cada año, por lo que OMS debería de fomentar la prohibición del tabaco tal como fomenta la prohibición de la mariguana.

"El tabaco es una amenaza para todos. Agrava la pobreza, reduce la productividad económica, afecta negativamente a la elección de los alimentos que se consumen en los hogares y contamina el aire de interiores", afirmó una vocera de la OMS, organización que publicó el informe "El tabaco y su impacto medioambiental: una visión de conjunto" en donde por primera vez se evalúan los efectos del consumo de tabaco en la naturaleza.

El tabaco es un peligroso contaminante: “Los residuos de tabaco contienen más de 7 mil sustancias químicas tóxicas que envenenan el medio ambiente, algunas de ellas cancerígenas para el ser humano. Además en el humo de tabaco se liberan sustancias tóxicas y gases de efecto invernadero, y los residuos de los productos de tabaco son el tipo de basura más numeroso”, se lee en el informe.

El número de cigarrillos que se venden diariamente es impresionante: 15 000 millones de los cuales 10 mil millones se desechan en el medio ambiente, se tiran por lo que cada vez en más países las colillas representan el 30 o 40% del total de basura recogida en zonas urbanas y costeras.

A pesar del impacto que genera la adicción al tabaco en diversas áreas como la salud, la economía, y ahora la ecología, lo más que exige la OMS es prohibir la publicidad y aumentar impuestos, supuestamente esas son "medidas fuertes".

En contraste, el consumo de mariguana enfrenta una fuerte oposición en la mayor parte de los países que han penalizado el cultivo, comercialización y consumo de la planta. A pesar de todo, en Estados Unidos más del 60 % de la población ha cambiado su percepción de la planta y considera que se debía de liberar totalmente su uso, incluído el uso industrial.

Recientemente la Cámara de Diputados autorizó el uso de la mariguana para fines medicinales en México. Al contrario que el tabaco, la mariguana tiene propiedades terapéuticas pero enfrenta una conspiración coordinada por la poderosa industria del tabaco que compró voluntades de legisladores de varios países, pero no es la única industria que promueve la prohibición de la mota, los corporativos del petróleo, la industria química y la mafia médica y farmacéutica también son parte de la conspiración contra la planta.

Los registros más viejos conocidos acerca del cultivo del cáñamo datan de más de 5000 años en China, aunque su industrialización probablemente se remonte al antiguo Egipto.

Hasta antes de que el gobierno gringo coordinara la conspiración contra la planta de poder en todo el mundo, el uso industrial de la planta reportaba grandes beneficios entre ellos: Todos los libros escolares fueron hechos del papel de cáñamo y lino hasta los 1880.

En los Estados Unidos fue legal pagar impuestos con cáñamo desde 1631 hasta inicios del siglo XIX.

Negarse a cultivar cáñamo en EU durante los siglos 17 y 18 era ilegal. Entre 1663 y 1769 podría ser encarcelado en Virginia de negarse a cultivar cáñamo.

George Washington, Thomas Jefferson y otros próceres cultivaron cáñamo. Benjamin Franklin poseyó uno de las primeras papeleras en América y procesó cáñamo.

Durante siglos, el 90% del velamen y cuerdas de los buques fueron elaborados con cáñamo. La “lona”, es la palabra es holandesa para la marihuana. 

Aproximadamente 80% de los textiles, tejidos, ropa, cortinas, ropa de cama, etc. fue hecho de cáñamo hasta los 1820, cuando se introdujera la limpiadora de algodón. Las primeras biblias, mapas y gráficos, así como los borradores de la Declaración de Independencia y la Constitución se hicieron de cáñamo.

En 1916, el Gobierno de EU predijo que por los años cuarenta el papel no vendría del cáñamo y por lo tanto más árboles debían ser cortados. Los estudios del gobierno informan que una hectárea de cáñamo iguala a cuatro hectáreas de árboles.

Hasta 1937, pinturas y barnices de calidad fueron hechos del aceite de semilla de cáñamo. En 1935 unas 58.000 toneladas de semillas de cáñamo fueron utilizadas en los EU para la fabricación de pintura.

El primer Modelo-T de Henry Ford fue construido para funcionar con combustible de cáñamo y una gran parte del auto mismo se hizo de cáñamo. En su extensa propiedad, Ford fue fotografiado entre sus campos de cáñamo. El coche, ‘crecido de la tierra’, tenía paneles de plástico de cáñamo cuya asombrosa dureza fuera 10 veces más fuerte que la del acero.

Esos son solo algunos de los usos industriales de la planta que podría evitar la contaminación del planeta, además de los beneficios médicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: