jueves, 22 de junio de 2017

9261. CALENTAMIENTO GLOBAL Y VIOLENCIA.

Reporte Z


Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI


Calentamiento global y violencia.


¡Ríndanse!
‘‘¡Pinches oaxacos, ríndanse!’’, ‘‘¡Viejas chapulineras, váyanse a hacer tortillas!’’, ‘‘¡Putos huarachudos!’’, gritaban los cientos de agentes federales, estatales y gendarmería enviados por Miguel Ángel Osorio Chong y Gabino Cué mientras invadían, como si se tratara de una fuerza de ocupación terrorista y colonial, al pueblo mixteca de Nochixtlán, Oaxaca, hace exactamente un año, el 19 de junio de 2016. Ocho miembros de la comunidad cayeron abatidos y más de 100 civiles fueron heridos de bala ese día (véase: http://ow.ly/g1PO30cFGQ4). Desde entonces, los gobiernos federales y estatales han amedrentado, encarcelado e intentado infructuosamente dividir y comprar a las víctimas. Hoy las dignas víctimas se mantienen absolutamente firmes en su exigencia de lograr justicia plena para los deudos y para toda la comunidad.

Primer párrafo de la columna de John M. Ackerman, en La Jornada, titulada “!Ríndanse!”

Incendios, aumento del calor y violencia social.

El siniestro en el centro de Portugal con un saldo mortal de más de 60 personas es el peor incendio que se haya registrado en los últimos 50 años, al menos. La foto de la derecha muestra las llamas que devoran el bosque, incontenibles, la foto de la izquierda, autos calcinados, varados en la carretera, al fondo en el horizonte, una densa nube de humo. Decenas de heridos y lesionados yacen o se recuperan en los hospitales.

Como ocurre en nuestro estado, allá pudo ser un incendio provocado por poderosos intereses privados, o un colilla de cigarrillo que alguien arrojo desde un vehículo en movimiento, o el efecto del sol sobre un fragmento de cristal, o como dijo uno de los policías, el inicio del fuego fue un rayo durante una tormenta eléctrica seca, pero, ¿en qué nos afecta a nosotros un siniestro que ocurrió a miles y miles de kilómetros de distancia?, ¿Qué relación tiene el fuego que se originó en los bosques de Portugal y el calor más intenso de las últimas décadas en Zamora? ¿Qué efecto tiene en el aumento de las temperaturas del planeta el consumo de miles, de millones de barriles de petróleo diariamente en las carreteras, arterias súper congestionadas de las urbes? El calentamiento global es en términos simbólicos una grave enfermedad que aqueja a la Tierra que tiembla y se sacude en espamos dolorosos de intensa fiebre, el colapso de grandes áreas de la civilización por fenómenos naturales, sería en términos médicos una serie de infartos que anuncian una sacudida de proporciones apocalípticas: el gran terremoto, los días de oscuridad.

El clima social que prevalece en el planeta y en México, es causa y efecto del clima natural, al calentamiento global también tiene un enfoque social: la corrupción de los gobiernos y partidos políticos, el aumento en la violencia de Estado contra los pueblos que dicen representar, la violencia urbana, el incremento de las guerras de intervención de los países con poder militar y el paradigma de la violencia como única metodología para resolver los problemas sociales.

La violencia es la negación de la paz, del progreso y de la vida, por eso el sistemático ataque contra los activistas y defensores de la vida, de la Tierra, de las culturas originarias. La cultura de la muerte, de la violencia, de la guerra que se impone como paradigma sólo podrá frenarse con democracia, justicia y paz, no con el modelo que desde los centros de poder de Washington, se imponen a los gobiernos mexicanos desde que el infame Felipe Calderón impuso la guerra contra el narco como único sistema para enfrentar un problema complejo que más que armas requería inteligencia y amor al prójimo.

La triada de la vida (amor-justicia-paz=vida) comienza con el amor, pero en el centro está la justicia y como su fruto privilegiado, la paz. La tríada de la muerte (odio-injusticia-guerra=muerte) lleva a la destrucción de la humanidad, de la civilización, un mundo post apocalíptico en la que unas cuantas familias quedarán como la élite y las masas sobrevivientes como esclavos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: