martes, 4 de julio de 2017

9321. 1- CANCELAR EL TUBO DEL RÍO CELIO EN JACONA, TRASCENDENTAL DECISIÓN. 2- NO TE HAGAS, NO NOS HAGAMOS PENDEJOS.

Reporte Z.

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

1.-Cancelar el tubo del río Celio en Jacona, trascendental decisión. 
2.-No te hagas, no nos hagamos pendejos.

Los lugares más calientes del infierno están reservados para aquellos que en tiempos de crisis moral mantienen su neutralidad. Dante Aligheri (1265-1321), poeta italiano, autor de la Divina comedia.

1.-La determinación del Cabildo del municipio de Jacona de cancelar el polémico y oscuro proyecto de entubamiento del río Celio es la decisión más razonable que pudieron tomar. La presión social fue determinante, también la información de algunos medios. Hoy habrá una rueda de prensa en el Colegio de Michoacán.

El Dr. José Luis Seefoó Luján de la mencionada institución ha jugado un papel determinante en el desarrollo de los acontecimientos. El comunicado del Dr. Seefoó publicado en nuestro Z de Zamora ayer arroja mucha luz sobre las intenciones de quienes querían, ahora sí que  llevar agua a su molino entubando el río.

No será el único intento de apoderarse de uno de los recursos vitales más importantes de nuestro planeta, ya se sabe que el sistema corrupto, la partidocracia, intenta privatizar el agua y con ellos someter a los ciudadanos a las leyes del mercado neoliberal que en síntesis es chingar al que se deje para acumular dinero y poder.

Pero José Luis no podrá sólo con el paquete, es necesario que los ciudadanos apoyemos al grupo de ecologistas que se ha batido por los idiotas que permanecemos al margen, por cierto, la palabra “idiota” originalmente significaba en la antigua Grecia “el que no participa en política”.

2.-Otra palabra con significado polémico es la palabra “pendejo”, don Hermenegildo Torres dedicó gran parte de su vida a aclarar el término, además de que formó el Parido Unificador de los Pendejos (PUP) (mi certificado aparece en el cuadro superior); una de las anécdotas más conocidas de don Hermenegildo es aquella cuando al final de una de sus conferencias en España un español le preguntó: “¿Quiénes son más pendejos los españoles o los mexicanos?” tras una breve reflexión el filósofo contestó: “Mire eso yo creo que lo decide usted. Yo sólo le voy a dar un dato. Los españoles llegaron a lo que hoy es México y nos conquistaron, después de trescientos años todos hablábamos español. Aquí, a España, llegaron los árabes y los conquistaron y después de ocho siglos nadie hablaba árabe”.

Hay que aclarar el origen etimológico de la palabra “pendejo” que viene del latín pectiniculus, formada por pecten (pelo del pubis) y el diminutivo iculus.  En algunos países se llama “pendejo” a los adolescentes que se creen adultos, pero también sgnifica tonto o torpe. Fue el maistro Torres el que le dio un significado más profundo, de sus sesudas reflexiones han nacido la clasificación de los pendejos y toda una filosofía relacionada con la palabra, pero su definición está relacionada con la filosofía del griego Sócrates (470-399 a. C) y en particular con la frase “Yo solo sé que no sé nada”, que se atribuye a Sócrates, que no escribió jamás una frase, su pensamiento lo conocemos por su discípulo Platón.

La definición del verbo “pendejear” en el diccionario castellano es hacer o decir necedades o tonterías. Otro significado de pendejear en el diccionario es también andar perdiendo el tiempo. De la filosofía socrática se deduce el significado de la palabra en cuestión: pendejo es quien ignora algo, o bien es quien pretende ignorar algo, sabiéndolo.

De ellos se deduce que el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, es un pendejo, el tipo lamentó que la ciudadanía menosprecie lo que se hace en ese “órgano autónomo”, aseguró, en México se hacen las elecciones y se hacen bien.

Está bien que Lorenzo (loco) se haga pendejo, ése es su papel, pero lo que no está bien es que intente hacernos pendejos a todos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: