jueves, 6 de julio de 2017

9332. DUARTE FELIZ... ¡SE LO DIJE!

LA ECONOMÍA Y USTED.

Por. Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI
                                                              
LA INVITACIÓN.

Tus manos viajeras e inquietas,
buscan impacientes por las mías,
se rebelan a la distancia y el olvido,
deciden atacar y me conquistan,
lenta e inexorablemente lo viven;
lenta y en mil ruegos perviven,
cada vez más dentro,
cada vez más tuyo el momento,
el orgullo se ha quedado dormido,
cada parte de ti me dibuja,
cada parte de ti me identifica.

eliseo.

En asuntos tan delicados... (¡Por cierto!... hoy es el día internacional del beso; ya sabe, con tantas mariguanadas que se les ocurren, solamente nos faltaba esta, así que agarre a quien tenga a su lado, y si le salen deseos... pues tome este pretexto y jínquele los besos que le permita antes de la cachetada..., se me ocurre claro; ahora regresemos a hablar en serio). 

Le decía, que en asuntos tan delicados como el de la honestidad en la administración pública, y la aplicación de la justicia, siguen sucediendo cosas terribles a nivel nacional. Mientras que en diferentes regiones del país se da cuenta de ejecuciones al por mayor; en el plano de la impunidad de los políticos, pareciera que todo sigue igual; que unos se cubren con los otros y que solamente se tiene una consigna... crear un frente opositor para evitar que el odiado PEJE no llegue por ninguna circunstancia a la presidencia.

No es que tal político sea la salvación del país; no veo como un personaje como él logre sacar adelante este país que se cae a pedazos. Sin embargo, personalmente prefiero equivocarme buscando opciones, a esta casta de vividores sinvergüenzas, que aceptar seguir siendo testigo de sus baladronadas, de cómo se burlan de nosotros.

Mientras en Chihuahua se anuncia una ejecución masiva de personas, otra tanta en Sinaloa y Michoacán; mientras se trata de evitar que se sigan buscando fosas en Veracruz y Guerrero, por que los cadáveres saltan como esporas con al humedad en cuanto se escarba un poco; nuestros políticos buscan la forma de armar un frente entre todos los partidos para evitar que el tabasqueño logre aplicarles la promesa de quitarles sus prerrogativas de casta divina. Así que es mejor no buscar más en la tierra, todos sabemos, está asfixiada de cadáveres.

En este marco, el emblema del NUEVO PRI de Peña Nieto, Javier Duarte se pitorrea de nosotros desde Guatemala, mientras se realiza el proceso de extradición para ser juzgado en México. Como le he venido comentado, es parte de esa casta de vividores de la política nacional que se encubren con el manto de la impunidad, roban a diestra y siniestra, luego se simula un juicio, mismo que apenas les obliga a gasta una pequeña parte de la fortuna que se han robado; y, junto con una pena menor, terminan por ser liberados con una pesada carga, muy pesada, pero de millones de pesos en sus alforjas, para continuar con sus andanzas de cínicos corruptos en el plano nacional.

Duarte sabe perfectamente que cuenta con información que le permite gozar de impunidad; y en todo caso, como se dice, se le tapa el ojo al macho simulando una persecución y juicio que apacigüe a los votantes, para, de esta forma mantenerles cautivos para la próxima elección; que en este caso será en 11 meses.

Es tan descarada la componenda entre el delincuente veracruzano y la justicia mexicana, que su esposa, siendo señalada como cómplice del mismo, incluso se le apoyó para que se reuniera con él y sus hijos antes de que este se entregara a la justicia guatemalteca; por si fuera poco, hasta se cubrió el viaje de la señora a Europa con sus hijos, y más que señalarle, se le manejó como si fuera una artista popular que realiza un viaja digno de envidia.

Nuevamente se cumple la faena de impunidad con que nos tratan estos gobiernos, donde siguen firmes con la idea de que en México un pobre es igual a un voto, y al final de cuentas, el que nos enojemos o nos callemos les tiene sin cuidado.

Todo está perfectamente armado para traer al delincuente de saco y corbata veracruzano, pero igual está preparado para que la parte acusadora  apenas le imponga un castigo menor, de tal forma que pueda disfrutar de un montón de bienes con que terminará una vez que salga de la cárcel; pues es sabido que no se le quitarán la mayoría de casas y ranchos que compró con los dineros de nuestros impuestos. Y es que así funciona la corrupción en México, donde los "chapos" y compañía funcionan muy, pero muy bien como fachada de la verdadera mafia del poder, como les llama el Peje.

Obvio, no puede ser de otra manera, es secreto a voces que gran parte del dinero del gobierno de Veracruz fue desviado a la campaña de Peña Nieto, razón por la cual este se exhibía en los mítines con Duarte presumiéndolo como ejemplo del nuevo PRI. Y esta es la razón fundamental por la que la sonrisa del ex-gobernador duele... por que huele a lo de siempre... la impunidad de la clase política.

Obvio, si usted es simpatizante del PRI argumentará  que son unos chingones, y que se justifica lo de robar mucho, para pagar poquito y vivir el resto de la fortuna mal-habida; es normal en quien ha perdido el decoro y respeto a los demás... se explica, pero no se justifica.

Pero la realidad tercamente ácida nos dice que Duarte sonríe ante las cámaras porque  se sabe intocable, saqueó, al parecer, a su estado, pero apoyó con buen parte de ese dinero  la campaña de Peña Nieto; esa es su carta de salvación.

Y mientras su esposa viaja, disfruta y se burla de los nacos, que no merecemos la abundancia que, según ella, si merece; le abrazo con cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: