martes, 11 de julio de 2017

9346. ENTRONES.

LA FERIA

Por el Sr. López.
Periodista critico.
Desde Chiapas.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Entrones.
Ya sé que no me lo van a creer, pero la historia de mi tía Fina (Adolfina, la pobre), es rigurosamente cierta. Allá por los años 30 del siglo pasado, cuando ella tenía 16 años, salió como tapón de sidra de Autlán rumbo a Guadalajara y después al entonces D.F., por haberse hecho público que era amante de un militar, 15 años mayor que ella, casado, con hijos, borracho, parrandero y jugador. Rogelio se llamaba y lo apodaban “Mamarracho”.

Después de tan rigurosa medida de apremio, consignada al domicilio de unos tíos bajo vigilancia de vista permanente, un domingo en lugar de ir a misa, se fugó a Cuernavaca y regresó casada por lo civil con el militar. Ante los hechos consumados (y la escuadra calibre 45 del ya esposo), Fina se fue de regreso a Autlán: escandalazo. Pero… luego vino lo peor: se divorció de él tres veces. Les dije que no me iban a creer.

Yo la conocí ya mayor y viuda del coronel. La explicación de sus repetidos tropiezos con la misma piedra es clasificación D para mayores de 21 años, con reservas. Ella un día, nada más me dijo que su viejo era muy “entrón”.

¿Por qué se los digo?... ¡ah! porque reaparece en el horizonte político nacional, don Marcelotzin Ebrard, ahora como posible invitado de Morena, el partido que lidera el Pejehová, lo que propicia con la peor intención, recordar la Línea 12 del Metro y su cauda de escándalos que no salpicaron a los constructores (ICA asociada con Slim).Todos los risueños tenochcas sospechamos que hay un algo que protege a las constructoras grandotas, nacionales o extranjeras (HIGA, OHL, Odebrecht, y las que sigan), pues aunque haya grabaciones que prueban su corrupción o la evidencia de lo mal hechas de algunas de sus obras, cobradas a precios que no pagaría un jeque ebrio en Dubai… nada les pasa. 

Con las que le han hecho al gobierno las grandes constructoras que prácticamente monopolizan la construcción de las más importantes obras civiles y de la infraestructura del país… les vuelven a dar contratos. Están igual que Fina. 

Un ejemplo que consta a este López: en el sexenio de Miguel de la Madrid, el auditor superior de la federación de entonces, Miguel Rico Ramírez, cuyo cargo oficial era el de Contador Mayor de Hacienda al Congreso de la Unión, citó a la representación legal de ICA y de la llamada Regencia del D.F., para exigir con la ley en la mano, que la autoridad concursara la construcción del Metro. Les leyó la larga lista de irregularidades en que incurrían al otorgar los contratos, y anunció que auditaría esas obras.

Don Miguel terminó de hablar y volteó a ver a los de ICA, muy elegantes todos, que sin decir una palabra se pusieron de pie y con la actitud del que salta un trozo de mierda que se encuentra a media banqueta, se retiraron. Los del jurídico de lo que era  D.D.F. se quedaron algo así como un minuto; el que los encabezaba sólo dijo: -“¡Ay, Miguel!” -el resto, el equipo de abogados e ingenieros del órgano fiscalizador superior de la nación, se quedaron quietecitos, esperando a ver qué hacía su titular (hombre poderoso si los hubo, en el ámbito financiero y de auditoría gubernamental)… quien se levantó pausadamente, tomó sus papeles y salió con la dignidad de un rey al que le acaban de escupir la cara, delante de la corte. Todo siguió igual. No hubo auditorias; bueno, ahora ya hay licitaciones… ajá.  Eso era entonces, eso es hoy, ya no es ICA, son otros, son extranjeros.

No es nada más en la construcción. El 19 de septiembre del año pasado, “El Universal” publicó un interesante y largo reportaje hecho por su  Unidad de Periodismo de Datos (junto con la organización PODER y Quienesquien.wiki). Revisaron en Compranet  más de 505 mil contratos del gobierno federal.

“(…) De los mil 349 contratos que recibió la empresa Grupo Fármacos Especializados, el 79.4% fueron otorgados a través de adjudicaciones directas mientras que otra de las empresas del mismo ramo, Farmacéuticos Maypo, obtuvo el 78.3% de sus contratos de la misma manera, es decir, sin tener que concursar con otro competidor de manera directa.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE), la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT) y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) (…) gastaron decenas de miles de millones de pesos en contratos públicos, y son las tres primeras de una lista de 300 organismos federales, estatales y municipales. Las empresas que durante este sexenio recibieron la mayor cantidad de recursos públicos fueron Grupo Fármacos Especializados; al obtener 38 mil 808 millones de pesos (casi 2 mil millones de dólares). Le sigue CIC Corporativo Industrial Coahuila, S.A. De C.V.; que con un solo contrato se colocó en la segunda posición, al recibir 23 mil 700 millones de pesos (118 millones por parte del gobierno mexicano). Esta empresa además forma parte del conglomerado Altos Hornos de México (…).

En el tercer sitio está Farmacéuticos Maypo, con 15 mil 604 millones de pesos (780 millones de dólares) y Seguros Inbursa, con 14 mil 368 millones de pesos (700 millones de dólares) otorgados a través de compras gubernamentales. También figuran Comercializadora Milenio SA de CV; con 13 mil 500 millones de pesos (675 millones de dólares), Distribuidora Internacional de Medicamentos y Equipos Médicos, con 13 mil millones de pesos (650 millones de dólares), Avanzia Instalaciones, con 12 mil 500 millones de pesos y CAF México, con 11 mil 600 millones de pesos (550 millones de dólares).

Avanzia es una empresa que encabeza Florentino Pérez, pero quien forma parte de su consejo es Francisco Gil Díaz, ex secretario de Hacienda.

Por último, dentro de este top diez situadas en Compranet, están las empresas Mota-Engil México SA de CV, con 10 mil 581 millones de pesos (529 millones de dólares) y La Peninsular Compañía Constructora, con 9 mil 600 millones de pesos (450 millones de dólares).

Llama la atención que La Peninsular forma parte del grupo Hermes, mismo que encabeza Carlos Hank Rhon”.

Bueno, nadie dirá que nuestros políticos no son entrones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: