martes, 18 de julio de 2017

9380. PUEBLOS SIN TIERRA.

Reporte Z.

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Pueblos sin Tierra.

El que quiera ser águila que vuele, el que quiera ser gusano que se arrastre, pero que no grite cuando lo pisen”. Emiliano Zapata Salazar (1879 - 1919). El Caudillo del Sur.

No sabía que la ley prohíbe escribir el nombre completo del ex gobernador Javier Duarte, ahora se escribirá: Javier “N”, pero ¿por qué la ley obliga a los medios a no escribir el nombre del delincuente? Otras preguntas ¿Porqué se impone en inglés en las escuelas y esto lo celebra la SEP? ¿Qué pretende la partidocracia PRIANRD al imponer sin consensar la Estrategia de Fortalecimiento y Transformación de las Escuelas Normales? ¿Porqué la destrucción de las Normales es ideológicamente estratégico para el sistema corrupto?

Simbólicamente, la imposición del idioma inglés es el asesinato de la cosmovisión indígena, del español y de lo que representa. La destrucción de las nomales  rurales es la destrucción de la ideología comunal, palabra que tiene la misma raíz que “comunismo”.

La destrucción de los pueblos originarios es una necesidad per se para el sistema neoliberal ¿porqué?, porque para un sistema basado en la propiedad privada de los medios de producción y en la acumulación del capital por los monopolios corporativos, es inaceptable la existencia de la propiedad comunal, otra razón es que la filosofía, la cosmovisión del mundo de los pueblos originarios rompe con la lógica depredadora y monopolizadora del neoliberalismo que tiene en la propiedad privada su núcleo fundamental.

¿Por qué el gobierno, la SEP no apoyan con la misma determinación el rescate de las lenguas originarias?

Un argumento de primer orden para acabar con los pueblos originarios es su visión sagrada de la tierra, para los capitalistas la tierra y sus recursos, el territorio, los ríos, los mares, los bosques, son sólo mercancía que se explota hasta su agotamiento total, sólo les importan las ganancias.

Leí que Barcelona, en España, se ha trasformado en uno centros turísticos más importantes del planeta, pero de los barrios, de los pueblos de las comunidades, no queda nada o casi nada. Los barrios y las colonias populares, representan el último bastión comunal, las pequeñas ciudades crecieron y arrasaron con lo que quedaba de las colonias y barrios.

Pueblos sin tierra, colonias y barrios arrasados, ciudades colmadas de cotos y de departamentos en donde viven familias cada vez más pequeñas y aisladas de su entorno social, las relaciones sociales se estrechan, los círculos se cierran cada vez más, los vecinos con nombre y apellido se convierten en ciudadanos anónimos con los que nos topamos en los cruceros de las esquinas, en las calles y desde un automóvil, pero en realidad somos ajenos, “independientes”. 

Pero volviendo a la pregunta planteada al inicio de esta columna, no sabía que la ley prohíbe escribir el nombre completo del ex gobernador Javier Duarte, ahora se escribirá: Javier “N”, pero ¿por qué la ley obliga a los medios a no escribir el nombre del delincuente?

Se busca borrar la identidad del delincuente y reducir el impacto negativo que la imagen del sujeto proyecta como integrante o ex integrante del PRI de la mafia partidocrática. El pueblo olvidará al delincuente, puede que sí, el pueblo en general, pero no los veracruzanos, en el puerto conocen bien a Javier “N” y saben que fue uno más de tantos priistas corruptos.

Aunque no lo parece, todo está relacionado, todo es parte del mismo sistema corrupto que nos domina. ¿Hasta cuándo? Hasta que el pueblo despierte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: