miércoles, 9 de agosto de 2017

9464. CLEOPATRA.

Por EVERILDO GONZÁLEZ ÁLVAREZ.
Ambientalista, articulista y crítico.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

PRIMERA PARTE.

Estimados lectores, vamos a conocer de la vida de una mujer que de su hermosura se hablaba en varias naciones, pero más en Roma, a tal grado que llegó a cautivar a Julio César y a Marco Antonio, por supuesto que me refiero a Cleopatra que nació en Alejandría el año 69 y murió el 12 de Agosto del año 30 a. C. en la misma ciudad fue la última reina del Antiguo Egipto y de la dinastía ptolemaica, también llamada Lágida, fundada por Ptolomeo I, un general de Alejandro Magno. Fue la última del llamado periodo helenístico de Egipto.

Cleopatra era probablemente hija de Cleopatra V Trifena y de Ptolomeo XII Auletes, de quien heredó el trono en el año 51 a. C., cuando tenía 17 años, junto con su hermano Ptolomeo XIII, de solo 12, quien sería además su esposo -hecho frecuente en los matrimonios regios ptolemaicos-.

A Cleopatra se le ha atribuido una belleza excepcional; sin embargo, grabados y dibujos hallados dan testimonio de que su encanto radicaba en su personalidad más que en su aspecto físico.​

El padre de Cleopatra, Ptolomeo XII, conocido como "Auletes", era un soberano nada querido por su pueblo por la despreocupación que mostraba ante los graves problemas que asolaban a Egipto, por su manifiesta corrupción y por ser más amante de las fiestas que de las cuestiones de Estado. Conseguía mantenerse en el trono gracias a la ayuda romana que recibía merced a sus continuos sobornos y promesas de tributos diversos.

La dinastía de los Tolomeo se remonta muchos años atrás y las continuas guerras entre ellos, no permitieron que sus reinados duraran y llegaron los tiempos en que por ser Egipto el mayor productor de granos, además de otras riquezas los romanos lo tenían en la mira.
La hija mayor de Ptolomeo XIII y de Trifena -hermana de Cleopatra- sin el consentimiento de su padre fue entronizada, sin embargo, apoyado por un ejército romano llegó a Alejandría y su primer acto de autoridad, fue la ejecución de su hija. Para entonces Cleopatra contaba con 17 años de edad y su hermano con 12.

Tolomeo XIII murió en Julio del año 51 a.C., dejó cuatro hijos y en su testamento designó para sucederle en el trono a Cleopatra y a su hijo mayor Tolomeo. Bueno pues la costumbre egipcia, el hermano debía casarse con la hermana  ya para entonces, él tenía 13 años. -Tolomeo tenía un Preceptor- el que enseña, un maestro -era un eunuco- varón castrado -llamado Potino- utilizó su influencia para poner a Ptolomeo en contra de Cleopatra, y en la primavera del 48 a. C. Ptolomeo, bajo la dirección de Potino, intentó deponer a Cleopatra para convertirse en el único faraón, mientras que Potino planeaba actuar como el poder detrás del trono. Obtuvieron el control de Alejandría, entonces la capital de Egipto, y obligaron a Cleopatra a salir de la ciudad. Ella pronto organizó su propio ejército y comenzó una guerra civil, mientras que otra de sus hermanas, Arsínoe IV, demandaba el trono para ella.

Cleopatra era hábil, inteligente y muy instruida, hablaba ocho lenguas, entre ellas el egipcio, griego, latín, hebreo, árabe, y el siríaco, era una mujer única, pero su hermano y esposo anhelaba quedarse solo con el trono y contaba con un ejército más numeroso que el de Cleopatra y contaba con dos personas que hicieron todo lo posible por acabar con la soberana.

Tras regresar a Egipto con su padre y un numeroso ejército con el que recuperaron de nuevo el trono, Cleopatra no podía arriesgarse de nuevo a ser apartada de su gran sueño y por ello, a la muerte de su padre, la que fuera última Reina de Egipto accedió al trono tras casarse con su hermano, Ptolomeo XIII. Pero nada salió como Cleopatra esperaba y tras enterarse de que su marido quería deshacerse de ella para reinar en solitario, huyó a Siria para salvar la vida.

Julio César perseguía a Pompeyo y este llegó a Egipto, ahí en una barcaza fue asesinado por Lucio Septimio ayudado por el centurión Salvio y Aquiles. La cabeza embalsamada del gran Pompeyo le fue entregada a Julio César cuando este llegó a Alejandría.  Aún cuando era su enemigo, a César no le agradó como murió Pompeyo y reprochó a Potino y a Aquiles.

No tardó Julio César en enterarse de las rencillas de Cleopatra con su hermano Tolomeo, de la huida de ella y de la batalla inminente entre los ejércitos de ellos concentrados cerca de Pelusa. El padre de los hermanos se había comprometido a pagar una elevada suma de dinero si, tanto Pompeyo como Julio César le ayudaban a recuperar el trono lo que así sucedió y ahora César reclamaba esa deuda por lo que consideró importante intervenir en el conflicto.

Estando en Alejandría, visitó la tumba del gran Alejandro Magno que fue el fundador de la ciudad y que en su honor se le puso Alejandría. Después envió emisarios a pueblos vecinos para que lo apoyaran en Egipto.

Tolomeo había sido coronado en Menfis -mucho tiempo fue la ciudad más importante de Egipto-.

Julio César ordena a Potino que invite a los hermanos monarcas a que se presenten ante él, esto para exponer sus diferencias. Muy listo el eunuco manda decir a Cleopatra que por órdenes de César sus ejércitos deben ser licenciados, pero nada le dice que se presente en Alejandría, esto llevaba la intención de que solo Tolomeo llegara y a él se le nombrara gobernante de Egipto. A Tolomeo le manda decir que se presente en el acto.

Llega Tolomeo y, ante Julio César, habla mal de su hermana, sin embargo César sospecha algo y envía secretamente decir a Cleopatra que vaya a Alejandría.

RECUERDE QUE LEER ES SABER, ES CONOCER ES APRENDER.
CONTINUARÁ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: