viernes, 11 de agosto de 2017

9476. LOS PROBLEMAS DE RAFA.

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI


 AYERES.

Reviso cada parte de tu esencia
solo para evitar que se disgregue,
el aroma de tu cuerpo me penetra,
me inunda en cada parte, en cada célula;
me toma sin recato, aprisiona mi existencia,
ignoro si acaso reclamo de ti más;
no lo cuestiono ni critico,  la vivo.

Después de ti, cariño mío,
vida y muerte son lógicos,
vida y vivirte son mi sino.

eliseo.

Cuando un barco se hunde, los primeros que saltan del mismo son las ratas, luego las mujeres, los niños, los hombres, y al final puede bajar el capitán; es el orden normal que se ha establecido por la tradición de las buenas costumbres y los modales más altruistas.

Parece que en México eso de modales y altruismo como que no se nos da mucho; peor aun si hablamos de nuestra sacrosanta, desgastada y altamente prostituida clase política.

Decimos esto porque a partir de ayer miércoles, 9 de agosto de 2017, se ha desatado el infierno social en contra de dos figuras públicas del mundo de la música y el deporte.

Hoy arde la duda social sobre estas dos figuras; en lo personal no me he involucrado mucho en lo que hace a la música banda; lo he manifestado, sabe demasiado a narco, a ambientes poco agradables desde mi punto de vista; por lo que no puedo decir si el cantante Julión Álvarez es una persona con solvencia moral pública que nos remita a referirnos a él de manera positiva; es más, creo que cuando más se le ha visto es ahora en la gira de Peña Nieto por Chiapas, donde luego de premiarlo con sus comentarios; incluso de elevarlo al rango de ejemplo a seguir de la juventud; el presidente de México se dio vuelo subiendo las famosas fotos desde el celular, donde presume su buena relación con el cantante, en un recorrido muy particular por las bellezas naturales del estado chiapaneco.

Donde se ha puesto más énfasis en los medios de comunicación, es en la imagen del futbolista internacional zamorano Rafael Márquez, de hecho podemos afirmar que hoy vive el verdadero infierno en la tierra; este infierno sí existe, el otro, el inventado por la iglesia para joder a cuantos incautos caímos en sus garras, ha pasado a ser una caricatura de mentiras, bien a modo para fregar la inocencia de millones de niños. 

Para su desgracia, hoy Rafa sufre el peor de los mundos posibles..., el ser señalado como presunto delincuente bajo la modalidad de prestanombres a las órdenes de alguien que, al parecer, se dedica al lavado de dinero proveniente del narco.

Por ser quien es Rafa, suena duro, duele en el imaginario colectivo de los  que amamos el deporte; vamos, una imagen como la de él, que durante tantos años se ha ofrecido a los medios; y en donde, quitando los clásicos desajustes con el tema sentimental; lo único que habíamos sabido era que es el futbolista más confiable de la selección mexicana de futbol; que junto con Hugo Sánchez, es el futbolista más exitoso de la historia nacional; que además, gana mucho dinero por ser una persona ordenada y emprendedora; que, además, se retiraría después del mundial de Rusia para pasar a ser un modelo a seguir de miles de muchachos con el sueño de llegar al profesionalismo.

No olvido que en esta columna en alguna ocasión me referí al zamorano como una persona altruista que entregó ayuda económica para los afectados de las explosiones de Morelia, hace algunos años. No lo olvido; y convencido como lo estaba entonces, hoy creo que el castigo que está recibiendo en sus espaldas de imagen pública es excesivo. Creo que a Rafa se le exige más que a los demás...; claro, es el capitán del equipo de futbol nacional; es el deportista en actividad más exitoso; como empresario se ha manifestado de manera similar; y como hombre de familia, no ha dado pruebas de ser un desalmado. 

Por lo anterior, creo que la prensa se está excediendo un poco en su caso, como personaje público vende mucho; pero , si usted pudo verlo, se habrá dado cuenta que el organigrama que presenta el gobierno de los Estados Unidos, contiene un buen número de rostros de personas; sin embargo la prensa se ha centrado en estos dos de manera fundamental. Eso no les ayuda en nada para su vida pública, esta, de manera inevitable se les está deteriorando; y al margen de lo que pase en el futuro inmediato con su defensa; la mordacidad de la sociedad se va a ensañar con sus vidas, tanto públicas como privadas.

¿Por qué me molesta?

Porque, por desgracia se sigue aplicando la máxima en México de que "ni están todos los que son..., ni son todos los que están".

Le pongo un ejemplo, ayer miércoles 9 de agosto han dejado en libertad al hijo del ex-gobernador de Sonora de apellido Padrés, de hecho se habían ofrecido pruebas en su contra, sin embargo, luego de meses de litigio con uno de los despachos más caros del país: el de Lozano Gracia, ex-procurador de la república en el sexenio de Zedillo, simplemente se nos informa que la procuraduría ha desistido en su acusación y se le ha dejado salir de la cárcel... ¡así nada más... desistieron de acusarle y..., usted disculpe! 

Definitivamente esto es lo que molesta; que todo se mida por la capacidad de pago de las persona; los ricos no se quedan en la cárcel... aunque sean culpables; los pobres son detenidos... aun siendo inocentes de manera obvia... pero han cometido un pecado... son pobres y no pueden pagar a despachos como el de Lozano Gracia, que por cierto era socio de Diego Fernández de Ceballos; ignoro si siguen siendo  socios... ¡uf, Dios guarde la hora de caer en sus garras!

Para desgracia de Rafa, ya ha quedado marcado en su carrera deportista y en su vida pública, misma que le alcanzará en lo privado; para su fortuna cuenta con los recursos económicos para pagarse buenos abogados, eso le salva de la cárcel; casi lo puedo asegurar; pero su desgracia ya se ha cernido en su nombre.

Nuevamente asistimos a un linchamiento mediático en que 20 años de carrera impoluta, ejemplar y de identidad y orgullo nacional se van por la coladera; y esa figura de líder se ve atropellada por la desgracia de un mal momento. De golpe, veinte años se empañan con una publicación que le señala.

Nuevamente duele la sentencia... ni son todos los que están..., ni están todos los que son. 

Por cierto, ayer la presidencia de la república presumía las fotos de Peña Nieto con el cantante Julión en franco disfrute ribereño chiapaneco, y en cuanto se  publicó la información desde los Estados Unidos, al parecer se dieron a la tarea de borrar al cantante, que unas horas antes se había ensalsado y puesto como ejemplo de la juventud.

¿Será que el barco se estaba hundiendo...?

Personalmente me molesta la levedad con que un señalamiento puede destruir vidas y honras..., es injusto a mi ver; duele y apena... ¡será que cada que veo esto me pongo en su lugar y recuerdo siempre dejar de preguntar... por quién doblan las campanas! 

Un abrazo y hasta luego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: