sábado, 12 de agosto de 2017

9479. ENCUENTRO CON GOROSITO…

Por el Lic. Washington Daniel Gorosito Pérez.
Sociólogo, docente universitario, Investigador y poeta.
Desde el Estado de Guanajuato. Para
Tenepal de CACCINI

ALEMANIA FRENA VENTA DE SUMERGIBLES A ISRAEL POR INVESTIGACIÓN DE POSIBLE CORRUPCIÓN.

La Fuerza Naval de Israel, que integra las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), está feliz, ya que el Consejo de Seguridad del Gobierno alemán, autorizó la venta de tres submarinos de la Clase Dolphin- 2 al Estado de Israel. El costo de la operación será absorbida en un 30% por Alemania, como concepto de ayuda al Gobierno israelí.

Como parte de su flota la Fuerza Naval israelí, cuenta con tres submarinos Clase Dolphin, que le fueron entregados entre 1999 y 2000. Posteriormente, en el 2014 recibirá el primer sumergible Clase Dolphin- 2, que fue bautizado Tanin, en enero del año pasado recibió el Rahav y en el 2018 recibirá el tercero que se llamará Dakar.

La construcción se realizará en los astilleros ubicados en la ciudad de Kiev. El precio unitario inicial será de unos 1500 millones de euros, los requerimientos de equipamiento y sistemas que instala la Fuerza Naval israelí son muy importantes para cumplir sus misiones y tienen un costo muy elevado.

Las tres nuevas unidades empezarán a ser entregadas a partir del 2020; cumplirían con la misión de relevo de los tres sumergibles Clase Dolphin que hoy están en servicio activo, pero que en un quinquenio estarían al final de su vida operativa. Los Dolphin- 2 serían sus sustitutos. A su vez la flota ya quedaría conformada por un solo tipo de submarino. Las nuevas unidades estarían equipadas con sistemas más modernos de navegación, comunicaciones, guerra electrónica y sensores de captación de inteligencia.

Tengamos presente que la Fuerza de Defensa de Israel, hace uso de su flota de submarinos para infiltrar/ exfiltrar fuerzas especiales y agentes de inteligencia en territorio enemigo. Otro papel fundamental de los submarinos israelíes es ser el segundo escalón de disuasión, tras los aviones de ataque equipados con armamento nuclear.

Según el portal especializado Defensa.com, en el 2000 se filtró la información, que la Marina de la Israel Defense Force (IDF), habría realizado pruebas de lanzamientos de misiles AGM- 142 Have Nap modificados y navalizados por Rafael, denominados Popeye Turbo; además, previamente el submarino Dolphin fue adaptado, supuestamente con ayuda técnica alemana.

El éxito de las pruebas realizadas en el Océano Índico, en las cercanías de Sri Lanka, habría posibilitado convertir a estos sumergibles en  plataformas para el lanzamiento de misiles Crucero, a través de los tubos lanzatorpedos, equipados con cabezas nucleares de 200 kilogramos, de las que seis serían de Plutonio.

No olvidemos que los submarinos, son el arma más sofisticada, compleja y cara de la Marina de Guerra israelí. Las unidades pasan casi 55% del tiempo en actividades operacionales fuera de las fronteras marítimas de Israel para informarse de los movimientos del enemigo.

Pero, para el Estado de Israel hoy: ¿Quién es el enemigo? Se me hace importante recordar las declaraciones que hiciera el Lingüista y Catedrático del Tecnológico de Massachusets (MIT), Noam Chomsky que es de origen judío, pero ha sido férreo opositor a algunos aspectos de la política interior y exterior israelí.

Chomsky el año pasado de visita en Mûnich- Alemania, declaró a la prensa: “Israel compra submarinos para un posible ataque nuclear en contra de Irán. Estos submarinos de la Clase Dolphin, que Alemania está proporcionando a Israel, son remodelados en Israel para dotarlos de la capacidad de disparar armas nucleares; y no lo hacen con el objetivo de defender a Israel; su propósito es el ataque”.

“Y sabemos quién podría ser el objetivo de un ataque nuclear a corto plazo: la República Islámica de Irán. Esa es una terrible amenaza, so sólo para los iraníes, sino para todo el mundo acentuó Chomsky”.

Ahora a toda esta historia le debemos agregar que Alemania ha decidido hace unos días, suspender la venta al Estado de Israel por sospechas de soborno por parte de la empresa fabricante Thyssen Krupp, a algunos políticos y militares israelíes que aprobaron la adquisición de los sumergibles.

La suspensión de la venta se produce dentro de una cláusula del contrato en el que Alemania especifica que el mismo dejaría de tener validez si se comprobaban sobornos en dicha operación.

Se están realizando investigaciones pero el gobierno israelí presiona debido a que quiere firmar el memorándum con el actual Gobierno alemán, antes de las elecciones que están previstas para el mes próximo, la razón fundamental es que la actual Administración se comprometió a financiar un tercio del contrato.

¡Hasta el próximo encuentro…!
Lic. Washington Daniel Gorosito Pérez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: