sábado, 19 de agosto de 2017

9509. RECUPERAR EL INE O SEGUIR LA FARSA.

Reporte Z.

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI


Recuperar el INE o seguir la farsa.


 Un priista afirmó: en el PRI no todos somos corruptos, uno que no es del PRI replicó, pero todos son cómplices.

La frase del priista que afirmó categóricamente que no todos los de su partido son corruptos parece verdadera pero no resiste el mínimo análisis, porque, a menos que se haga pendejo solo, como el tío Lolo, no ignora la corrupción de sus jefes y de los gobernantes emanados de ese partido; cuando menos los priistas son cómplices por omisión.

Lo mismo se puede aplicar al resto de los partidos, los perredistas y los panistas podrían afirmar orgullosos: no todos los perredistas o no todos los panistas somos corruptos, pero le hacen al tío Lolo. Si hubiera priistas panistas y perredistas honestos, conscientes, libres, serían los primeros en denunciar la corrupción de sus jefes y gobernantes, pero prefieren callar, ergo, todos son corruptos.

La corrupción de los partidos políticos incluye la corrupción de la conciencia de los ciudadanos que se fanatizan al ingresar a un partido político, lo primero que pierden los partisanos es su libertad de decisión, para permanecer en el partidos deberán perder la vergüenza y la dignidad.

Los partidos siguen representando esta tragedia democrática porque en juego hay miles de millones de pesos, los partidos convirtieron la democracia en un juego perverso y corrupto, en un engaño en el que participan de una manera consciente. Todo este sistema corrupto es sostenido por los partidos y sus partisanos cómplices.

En 2018 la partidocracia se repartirá casi 7 mil millones de pesos para continuar con la farsa democrática, derrocharán ese dinero que se podría destinar a proyectos productivos, a proporcionar medicamentos a los hospitales, a construir escuelas, pero se destinará a comprar votos, a comprar espacios en radio y televisión para bombardear a los ciudadanos con la misma astada demagogia.

La partidocracia tiene el control del INE, ha colocado en los puestos directivos del órgano de control electoral a sujetos fieles a sus partidos dispuestos a todo con tal de seguir mamando del presupuesto federal; es como la “investigación” de la PGR en el caso del ex director de Pemex, Emilio Lozoya, el titular de la PGR, fue compañero de Emilio Lozoya en el equipo de campaña de Peña Nieto.

Ahora el Concejo de Gobierno Indígena y su representante, Mary Chuy Patricio Martínez, participarán en las elecciones de 2018, una decisión controvertida porque los pueblos originarios saben, mejor que nadie, que las elecciones en México son una farsa, un fraude, y ahora participarán en la farsa.

Pero el CGI y Morena deberían de enfocar sus energías a recuperar el INE de las garras de la partidocracia, mientras que el organismo que controla las elecciones esté en manos de los partidos a través de sus incondicionales como el tal Lorenzo Córdova, no habrá posibilidades de arrebatarles el poder.

Intelectuales y activistas sociales demandan la renuncia de los consejeros del INE, porque saben que sin un organismo verdaderamente ciudadano, la partidocracia seguirá con su perverso juego. La prioridad es recuperar el INE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: