martes, 8 de agosto de 2017

9558. ¿VENEZUELA SE PARECE A MÉXICO?

LA ECONOMÍA Y USTED.

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

MURMULLOS.

Entre las de nuestro pasado,
se juntan las voces que una vez se oyeron,
es tu nostalgia, es mi esperanza,
somos aquellos, los de antes
los que alguna vez dijeron... ¡se amaron!

Entre los muros de este cuerpo añado,
mis caricias se expresan y agrandan,
releen la historia que en ellos hiciste.
Con nostalgia murmura y te espera,
con nostalgia revive el pasado.

eliseo.

El gobierno mexicano no tiene estatura moral para criticar a gobierno venezolano; el nuestro está catalogado entre los más corruptos del mundo. El escritor Mario Vargas Llosa, (quien me puede molestar en sus ideas políticas; pero no en sus conocimientos) catalogó al gobierno mexicano de los años noventa de siglo pasado dominado por el PRI, como la dictadura perfecta; su argumento fue tajante y simple... el PRI se disfraza de demócrata antes de una elección, y finge ser tolerante con los ciudadanos y sus críticas; mientras que en elecciones se comporta como un perfecto tirano; todo con tal de mantener el poder político a todo costo.

Hoy, no solo nada ha cambiado respecto a esta visión del poder...sigue siendo ese Ogro filantrópico que menciona Octavio Paz; simplemente que hoy se nota más la manera tan desaseada con que operan en sus corruptelas; evidentemente que los medios de comunicación son más dinámicos y desnudan más la parte negativa. Pero sigue siendo un gobierno-estado represor a todo el que se rebela a sus intereses... Carmen Aristegui; Gutiérrez Vivó, y muchos periodistas y luchadores sociales refugiados o  muertos, lo atestiguan.

Si esto es cierto... ¿por qué se aferra Peña Nieto en atacar al gobierno de Venezuela...?

Parece que es más respuesta en defensa de los intereses del gobierno norteamericano, como forma de ganarse su confianza para la renegociación del TLC; de otra forma no se entiende esa visceralidad de mal gusto con que atacan a régimen de quien, en lo personal me cae muy, pero muy mal; pero eso no me da derecho a juzgar por adelantado. Efectivamente, Maduro me cae muy mal y no creo que su propuesta funcione; pero es solo mi opinión... sólo eso. 

En el caso del gobierno de Peña Nieto queda un tufo a pestilencia de política basura, y eso, verdaderamente que es deprimente.

¿Qué se pelea en Venezuela? 

La respuesta es más simple de lo que pudiéramos imaginar; Rolando Cordera Y Carlos Tello escribieron un libro revelador al respecto: MÉXICO; LA DISPUTA POR LA NACIÓN, en este texto está la respuesta al problema venezolano, si hacemos una transposición y contextualizamos. Presenciamos una lucha por el poder políticos de dos grandes grupos políticos, que, por desgracia son casi excluyentes entre sí; es decir no se soportan mutuamente; por un lado están las clases medias y medias altas que quieren el regreso del grupo más corrupto que ha gobernado Venezuela; son los viejos seguidores del ex-presidente Carlos Andrés Pérez, quien incluso termino en la cárcel por corrupto, y, con sus rapacerías en contra de los venezolanos fomentó la popularidad de un sector militar encabezado por Hugo Chávez; quien, primero intentó llegar al poder mediante un golpe de estado, que a la postre fracasó y lo llevó a la cárcel; para luego salir y ser aclamado... dada la podredumbre de la clase política civil, y tomar la presidencia hasta su muerte; pero eso sí, aunque me moleste, con una popularidad que los priístas envidian... ese señor ganó en la urnas la presidencia cuantas veces se presentó, (me molestan los militares, y más cuando buscan el poder político... ¡pero no puedo regatearle sus triunfos aprobados internacionalmente)

¡Pero Maduro no es Chávez... y Venezuela se incendia; y parece que no hay quien lo pueda evitar! Maduro es un político acorralado por los apetitos financieros internacionales; tiene mucho petróleo... y tiene que entregarlo a las grandes compañías petroleras de mundo occidental.

Los dos modelos de poder en disputa son opuesto en este caso, mientras Maduro es asesorado por cubanos; sus rivales responden a los intereses de las empresas norteamericanas, que simplemente quieren el petróleo para sus refinerías; quieren incrementar sus ganancias; y, suponen, eso suponen en su defensa..., ofrecer empleos a los venezolanos... ¡como lo están haciendo en México, felices jodiéndose la riqueza nacional...! y ofreciendo una mentada de madre la mexicano de siempre.

Son dos modelos perfectamente demarcados por sus intereses específicos; Maduro es un político torpe y sin carisma, de hecho su popularidad se ha diluido de manera grotesca; mientras que sus opositores le apuestan a entregar... ofrecer y prometer el petróleo a las empresas transnacionales que acepten apoyarles. 

Desde luego la parte vergonzosa la aportan los gobiernos de la OEA,  México, Colombia, Perú y Argentina... ¡curiosamente ninguno cuenta con aceptación suficiente en sus propios países! es decir los burros hablando de orejas..., o el comal criticando a  la olla. 

No, definitivamente México no es Venezuela; ellos si se atrevieron a mandar a su presidente corrupto a la cárcel... nosotros los pensionamos de por vida y les ponemos protección para ellos y su familia... incluso se puede heredar la pensión... ya ve usted que la encueratriz Sasha Montenegro está pensionada por ser madre de un hijo con el ex-presidente José López Portillo...

Efectivamente, no somos iguales, cuando nuestro gobierno tuvo dignidad: al menos en tres momento la ha tenido: con Juárez; con Madero y con Cárdenas, se respetó la máxima que le dio prestigio internacional: El respeto al derecho ajeno. Hoy la ambición los ha cegado... no hay más prestigio... como dijo Ronsfeld ante la intervención injusta en Irak de las fuerzas norteamericanas... ¡qué es un soldado muerto comparado con el petróleo! Aclarando que la mayor parte de muertos son negros y latinos... ¡incluso muchos ilegales que sueñan con papeles a cambio de ir a la guerra! 

Que le den a otro perro la idea de intervención por la democracia y justicia... ¡es la disputa por Venezuela! 

Si usted amable lector piensa  de otra forma, me parece bien; ese es el sentido de la vida... saber que pensamos y podemos opinar.


Le abrazo con cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: