martes, 19 de septiembre de 2017

9632. TORTILLAS DE MAÍZ TRANSGÉNICO PARA LOS MEXICANOS.

REPORTE- Z


Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Tortillas de maíz transgénico para los mexicanos.


Desde 1999 el maíz transgénico procedente de los USA ha invadido México, poniendo en peligro las más de 300 variedades de maíz mexicano. Las autoridades mexicanas, incluyendo diputados y senadores, se han hecho pendejos permitiendo que los industriales del maíz utilicen maíz transgénico para sus productos. Eduardo del Río, Rius (1934-2017).

Un estudio realizado por el Instituto de Ecología (IE) y el Centro de Ciencias de la Complejidad (C3) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) concluyó que 90.4 % de las tortillas que se consumen en México, país cuna de decenas de variedades de maíz, contienen secuencias de maíz transgénico, no sólo eso, 82% de las tostadas, harinas, cereales y botanas elaboradas con maíz también contienen las mismas secuencias. 

El estudio fue coordinado por Elena Álvarez Buylla Roce y sus colegas Emmanuel González Ortega, Alma Piñeyro Nelson, Elsa Gómez Hernández, Eduardo Monterrubio Vázquez, Marlenne Arleo, José Dávila Velderrain y Claudio Martínez. El reporte afirma que cada habitante consume medio kilogramo diario de maíz, muy probablemente contaminado con el herbicida glifosato, altamente cancerígeno para los seres humanos.

Publicado en la revista Agroecology and Sustainable Food Systems, el estudio califica como “alarmante” la presencia de transgenes de plantas transformadas en laboratorios de Estados Unidos, país del que México importa miles de toneladas de maíz forrajero, maíz amarillo transgénico para alimentar ganado, pero que se destina al consumo humano, mientras que el maíz blanco, limpio, que se produce en nuestro país se exporta a Estados Unidos.

Las tortillas de maíz criollo son las únicas que no contienen transgenes ni glifosato, son elaboradas por familias que destinan parte de la cosecha de maíz al autocnsumo. El resultado del estudio sorprendió a los investigadores que participaron porque el cultivo de maíz trasgénico no está permitido en México desde que la corte prohibió el cultivo del maíz transgénico en 2013, pero la prohibición no ha sido respetada, miles de hectáreas se cultivan con maíz transgénico.

En 2016 los productores mexicanos levantaron 25.7 millones de toneladas, a pesar de todo, el gobierno importa aproximadamente 10 millones de toneladas cada año de maíz transgénico.

El maestro Ruis escribió: “Desde 1999 el maíz transgénico procedente de los USA ha invadido México, poniendo en peligro las más de 300 variedades de maíz mexicano. Las autoridades mexicanas, incluyendo diputados y senadores, se han hecho pendejos permitiendo que los industriales del maíz utilicen maíz transgénico para sus productos. Tortillas y tostadas, sobre todo.

¿El maíz ése, es malo para la salud...? Malísimo, como demuestran las pruebas que hizo Monsanto con ratas...!

La trasnacional Monsanto, productora del maíz transgénico Mon863, experimentó con ratas para saber qué efecto les producía ingerir su maíz. El resultado, que quisieron esconder, fue definitivo: les aumentaron los glóbulos blancos en la sangre a los machos, dejó infecundas a las hembras y les aumentó el azúcar en la sangre, les causó deformaciones genéticas en los riñones y todos a la largar se murieron enfermos. ¿Qué productos utilizan ese maíz en México? Según lo han reconocido los mismos fabricantes, las compañías que usan el maíz transgénico en sus productos son: MASECA: marca MISIÓN / MINSA: marca LA ÚNICA. BIMBO: marcas MILPA REAL y DEL HOGAR. KELLOG´S: marca CORN FLAKES, CORN POPS, MAIZORO: marcas CORN FLAKES, AZUCARADAS”.

Por otra parte la red de consumidores Greenpeace en México pidió a Maseca que no use transgénicos en nuestras tortillas, no creemos que la petición tenga efecto, y es que a pesar de la prohibición de la Suprema Corte de que no se siembre maíz transgénico, basta ver los sembradíos colmados de marcas de los consorcios de la muerte Du Pont, Syngenta y Monsanto.

¿Tendrá alguna relación el consumo de maíz transgénico y el aumento de casos de cáncer entre los mexicanos? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: