sábado, 21 de octubre de 2017

7959. DESPERTAR DE LA CONCIENCIA COMUNITARIA.

REPORTE- Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Despertar de la conciencia comunitaria.

Los pueblos débiles y flojos, sin voluntad y sin conciencia son los que se complacen en ser mal gobernados. Jacinto Benavente y Martínez (1886-1954). Dramaturgo Español.

Personalidades y gente común lo repiten en distintos idiomas: la conciencia es la clave del cambio del mundo, pero ¿Qué significa el despertar de la conciencia adormecida? Para algunos el despertar consiste en darse cuenta, ¿darse cuenta de qué? de que la salida a nuestros problemas es la participación comunitaria. El resurgimiento de la comunidad como alternativa al capitalismo salvaje es el verdadero despertar. No podemos vivir aislados ni como personas, ni como familias, ni como ciudadanos, pero el sistema fomenta el individualismo egoísta.

En su expresión política el individualismo egoísta tiene su manifestación extrema en los presidentes, primeros ministros, reyes, todos cabezas de una pirámide en la que ellos son los privilegiados mientras que en la base de la pirámide están los pobres, los desheredados.

La lógica del sistema neoliberal o capitalismo salvaje es la concentración del capital, por esa razón algunos teóricos lo llaman capitalismo monopolista en donde el poder, el dinero, la autoridad, el territorio, las armas, las fuentes de energía se concentra en unas cuantas manos, las de las familias todopoderosas que dominan a los pueblos del mundo.

 La antítesis del individualismo es el comunitarismo sin jefes, sin cabezas visibles, sin lideres ni representantes de las mayorías, en la estructura comunitaria la autoridad y el poder radican en la asamblea popular, Cherán en nuestro Estado es un ejemplo de comunitarismo.

Bajo la premisa de que reducir el espacio es reducir la conciencia, la tendencia que se está imponiendo con diferentes estrategias ya se manifiesta en lugares superpoblados como China en donde la individualización lleva a los sujetos a vivir aislados en espacios tan pequeños que apenas cabe lo más necesario: una cama, una tasa de baño, un lavabo (Foto). En México las casas de interés social tipo Infonavit son casitas de unos cuantos metros cuadrados en donde se amontonan las familias que se ven obligadas a reducir el número de sus miembros. La premisa es la misma.

Las casas con recámaras amplias, patios, jardín y estacionamiento son sólo para los pudientes, y los políticos, bueno, basta recordar la Casa Blanca de Peña Nieto, espaciosa y lujosa, con recámaras de sobra para los invitados, y de los nobles ni hablar, esos sujetos viven en palacios enormes con decenas de habitaciones para ellos y sus numerosos hijos, porque para ellos no hay restricciones en el número de hijos, cuantos más tengan mejor, y probada la promiscuidad de reyes, reinas, príncipes, duques y toda clase de parásitos, son más los críos que tienen fuera del matrimonio que los hijos legales.

Pero el espacio físico no es problema para la expansión de la conciencia, muchos grandes hombres vivieron la mayor parte de sus vidas encerrados tras las rejas de una cárcel, el caso de Nelson Mandela es ejemplar. Vivir en un espacio de 6 metros cuadrados no les impidió desarrollar su conciencia. Lamentablemente para las mayorías los espacios pequeños inducen a la promiscuidad, a la degradación.

Lo que el sistema quiere es destruir a la familia tradicional, comunitaria y una estrategia para lograr su meta es reducir los espacios de convivencia hasta separar al ser humano y reducirlo a su individualidad.

Deshumanizar, denigrar, degradar, hacer que el hombre sea más animal que persona, es la meta. Las guerras, cualquier guerra, por ejemplo la guerra contra las drogas de Felipe Calderón-Peña Nieto,  es lo más degradante, por eso el nivel más bajo de conciencia es el de los soldados (éstos tienen el pretexto de que matan por la libertad, la democracia, ¡por la paz!), los sicarios y los políticos corruptos, los políticos y los sicarios matan conscientemente, es decir, saben que lo que hacen está mal, pero no les importa, su nivel de conciencia es animal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: