sábado, 7 de enero de 2017

8491. NO ES TRUMP, O FORD: ES EL MODELO DE MÉXICO EL QUE HACE CRISIS, DICEN ACADÉMICOS AQUÍ Y EN EL EXTERIOR.

Enviado por SinEmbargo.
Desde la  Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Sandra Rodríguez Nieto.
Enero 5, 2017 - 12:05 am.



===========================================



Académicos consideraron que el problema de México es que apostó su estrategia económica a la inversión extranjera, mientras se desmanteló la industria nacional. Además, dijeron, en esta apuesta única, el país participó sólo con mano de obra barata, de ahí que su papel en la cadena de manufactura es cada vez menos relevante. Desde 2003, un análisis del Gobierno de Estados Unidos alertó sobre la contracción de casi un 30 por ciento en la producción de esta industria en México y de las afectaciones a las comunidades fronterizas y al comercio que este declive generaba, como la pérdida de empleos.

Tan sólo en 2008, año de la quiebra de la compañía Lehman Brothers y de la crisis financiera en Estados Unidos, Juárez, el municipio mexicano donde vive la mayor cantidad de población ocupada en este tipo de industria, perdió 20 mil empleos.

Ciudad de México, 5 de enero (SinEmbargo).– El problema en México no es que compañías como Ford o General Motors cancelen inversiones, sino que aquí se haya convertido a ese tipo de ensambladoras extranjeras, sobre todo norteamericanas, en motor casi único de la economía nacional.

Así lo plantearon académicos entrevistados sobre la política del nuevo Presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, que hizo pilar de su campaña electoral, la promesa de regresar a ese país los empleos que las trasnacionales han creado en México.

“El verdadero problema es ese: que México, al único motor al que le apostó la estrategia económica es a la inversión extranjera”, dijo Alberto Arroyo Picard, catedrático de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).  Y explicó que, a medida que llegaron las firmas internacionales, aquí se desmanteló la industria nacional.

“Se fue dando a lo largo de estos años, porque las empresas se fueron convirtiendo en maquila: traen todo, lo arman aquí con la mano de obra barata y se van. Y ya, en la etapa del Tratado de Libre Comercio, éste no las obliga a buscar proveedores nacionales, la empresa compra donde ella quiere y ¿qué sucede? Las empresas buscan integrar a su propio corporativo entonces y se compran a sí mismos”, explicó Arroyo, también fundador de la Red Mexicana de Acción frente al Libre Comercio (RMALC).

ADEMÁS
EPN vuelve de vacaciones; pone a Videgaray en SRE, y anuncia que el “mega gasolinazo” se queda.

Antonio Payán, director del Centro de Estudios sobre México del Baker Institute for Public Policy de la Universidad Rice agregó que en esta apuesta única por las inversiones extranjeras, México participa además sólo con mano de obra barata, por lo que su papel en las cadenas de manufactura norteamericanas es cada vez menos relevante.

“En la plataforma manufacturera norteamericana, México se ha colocado en los peldaños más bajos, donde lo que contribuye México es finalmente con una mano de obra extremadamente barata, y no ha reformulado su sistema económico para incentivar la adquisición de habilidades más tecnológicas, de mayor educación, preparación para ir escalando los peldaños de la cadena productiva manufacturera mexicana”, dijo Payán.

“Y esa ha sido la estrategia económica de México: el apostarle a mano de obra barata, y ha sido un error en dos maneras. La primera, es por si llegaba alguien como Trump que dijera ‘esos empleos se quedan en Estados Unidos’; y, por otro lado, el hecho de que la automatización o robotización de las cadenas de manufactura obviamente implica que México se hará cada vez más prescindible. En ese sentido, México está pésimamente preparado y no previno absolutamente nada. Entonces, creo que hay un pánico justificado, pero merecido”, agregó.

Esta semana, en el contexto de los amagos de Trump contra las compañías que ensamblen sus productos en México, Ford anunció la cancelación de una inversión de mil 600 millones de dólares prevista para iniciar en una nueva planta de San Luis Potosí.

ADEMÁS
“Es sólo el principio, viene más”, dice Trump, feliz con Ford por cancelar su planta en México.

La historia de la industria maquiladora en México, sin embargo, muestra que las compañías norteamericanas llegan o cancelan inversiones con base, sobre todo, en la economía de ese país.

Así lo expuso desde 2003 un análisis del Gobierno norteamericano sobre la contracción de casi un 30 por ciento en la producción de esta industria en México y la pérdida de casi 290 mil empleos entre 2000 y 2002.

Entonces, como ahora, los motivos del declive fueron cambios registrados en el extranjero: la recesión económica norteamericana, a donde va la mayor parte de la producción de estas maquiladoras; y, a partir de diciembre de 2001, la entrada de China en la Organización Mundial de Comercio, que significó más competencia para México por este tipo de inversiones foráneas.

“Cerca del 98 por ciento de la producción maquiladora está destinada al mercado de Estados Unidos. Entonces, no sorprende que las maquiladoras sean muy sensibles a las fluctuaciones en la fabricación y demanda en Estados Unidos”, advierte el reporte titulado “El declive de la maquiladora de México afecta a las comunidades fronterizas y el comercio”, elaborado por la Oficina General de Contabilidad del Gobierno estadounidense (GAO, sus siglas en inglés).

“China y México parecen estar en una competencia directa por muchas categorías de importaciones. Aún cuando es difícil establecer una relación causal, China parece estar ganando partes del mercado de Estados Unidos al mismo tiempo que México las pierde, como juguetes, muebles, electrodomésticos, equipos y partes para televisión y video, ropa y textiles. Las maquiladoras están concentradas donde China parece haber ganado acceso al mercado norteamericano (…) México perdió también mercado en la producción de equipos de telefonía tanto en el 2001 como en el 2002, y la ganancia que tuvo el sector de la producción de hardware en el 2001 estuvo más que opacada”, agrega el documento.

Juárez, que es el municipio mexicano donde vive la mayor cantidad de población ocupada en este tipo de industria, absorbió una amplia proporción de la pérdida y, para 2003, se estimaba en cien mil el número de personas desocupadas directamente por las plantas maquiladoras; más otras miles por otros sectores afectados por la caída del poder de compra de los obreros desempleados, como el comercio, el transporte o los servicios.

Otro periodo en el que la industria maquiladora resintió de manera inmediata los acontecimientos políticos y económicos registrados en el exterior fue 2008, año de la quiebra de la compañía Lehman Brothers y de la crisis financiera en Estados Unidos. De acuerdo con El Diario de Juárez esa ciudad fronteriza perdió en ese momento 20 mil empleos.

Y es que la vulnerabilidad de México ante los vaivenes de la economía norteamericana es casi absoluta, afirma Arroyo Picard.

“Del dos por ciento que crecemos, más o menos, como un 1.4 depende del sector exportador. Y ahora es mucho más la dependencia”, señaló.

“Antes de la etapa neoliberal había una dependencia más estructural, pero ahora es inmediata y es básicamente porque el motor de la economía está afuera, y apostamos a un solo mercado y no diversificamos nuestro mercado. Chile es igualmente neoliberal que México, pero, primero, tiene un mercado interno más fuerte; y segundo, tiene más o menos equilibradas sus zonas de exportación: una cuarta parte la envía a Asia, otra cuarta parte a Europa, otra al Mercosur, otra a Estados Unidos. Entonces, ya que toda la economía entre en recesión es más difícil, y se equilibra. Pero aquí no: el 80 por ciento de las exportaciones y el 60 por ciento de la inversión es de Estados Unidos; entonces, dependemos totalmente de la economía de Estados Unidos”, agrega.

Juárez, el municipio mexicano donde vive la mayor cantidad de población ocupada en este tipo de industria, absorbió una amplia proporción de la pérdida. 
Foto: Cuartoscuro

MEXICO, SIN ALTERNATIVA

Las inversiones norteamericanas en México entraron de nuevo en amenaza durante la campaña presidencial norteamericana del año pasado, cuando tanto la derecha como la izquierda del espectro político hicieron notar la pérdida de miles de empleos en Estados Unidos, sobre todo a partir del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“Los automóviles solían estar hechos en Flint, y no podías tomar el agua de México. Ahora los automóviles se hacen en México y no puedes tomar el agua en Flint”, dijo en septiembre pasado el entonces candidato republicano Donald Trump en esa localidad del Estado de Michigan y que hace meses es noticia por la contaminación de sus redes de agua potable.

Trump concentró sus críticas en la compañía automotriz Ford, con la cual el ahora Presidente electo ha presumido diversos acuerdos para que retire inversiones de México y que el pasado martes 3 de enero anunció la cancelación de mil 600 millones de dólares para una planta que preveía construir en San Luis Potosí y que se usarán, precisamente, en la expansión de sus operaciones en Michigan.

“En lugar de alejar los empleos y la riqueza, América se convertirá en el gran imán del mundo para la innovación y la creación de empleos”, publicó esta mañana Trump en su cuenta de la red social Twitter, donde minutos antes había colocado un vínculo a la noticia de Ford.

ADEMÁS
México propuso ser explotado, sirvió, se confió, y ahora es “lo peor del mundo” para EU: Meyer.

Desde su triunfo el pasado 8 de noviembre, sus amagos a las empresas automotrices instaladas en México y su anuncio de revisar el TLCAN, analistas y documentos consultados por este medio indicaron que, pese a los ciclos de declive asociados a la condiciones externas y pese a tener acuerdos de libre comercio con varios países, México no cuenta con un plan alterno para enfrentar su dependencia de las inversiones procedentes de Estados Unidos.

“No hay nada que lo sustituya; tendría que haber un cambio no sólo para generar ingreso de dólares sino para generar nuevas ramas productivas que puedan crecer no a partir de las exportaciones sino del consumo interno, y para eso se necesita subir los salarios, distribuir mejor el ingreso e impulsar la construcción de infraestructura a cargo del Estado”, explicó a SinEmbargo Saúl Escobar Toledo, investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia y autor de diferentes análisis sobre el impacto de la apertura económica en el salario y el trabajo en México.

“Entonces, este cambio de modelo exportador al mercado interno, desde luego, es un objetivo, pero necesitaría una conducción política acorde, y no veo en el PRI ni en el PAN esta mentalidad”, agregó entonces.


RESCATANDO LA DEPENDENCIA

En México, advirtió por separado Arroyo Picard, la conducción política y macroeconómica mexicana va en sentido contrario a la creación del mercado interno, debido a que hace 30 años se ha concentrado en obtener riqueza sólo a través de la apertura de diversos sectores productivos a los mercados extranjeros.

“Por un lado aumentó un poco el salario mínimo (no es suficiente por sí mismo, pero si se mantiene un aumento significativo por varios años sí lo sería), pero por otra sube la gasolina, lo que lleva a un aumento en la inflación”, dijo Arroyo.

Por eso, agrega Payán, en lugar de plantearse reconstruir el mercado interno, la actitud del Gobierno mexicano ante Trump ha sido la de rescatar lo que sea para seguir manteniendo la dependencia de ese país.

“Pienso que las élites políticas y económicas de México están apostando a tratar de convencer a Trump de que México puede ajustarse, hacer concesiones, políticas, diplomáticas y económicas para tratar de congraciarse con su administración”, dijo.

“No es un esfuerzo orquestado para tratar de crear una economía nacional, un mercado nacional, una base económica nacional, una clase consumidora mexicana, sino para rescatar lo poco que puedan rescatar de un plan manufacturero completamente de Estados Unidos. Es como una desesperación por rescatar la dependencia”, agregó.

Desde el triunfo de Trump y su posterior anuncio de revisar el TLCAN, también la médico social Assa Cristina Laurel, que se ha enfocado en investigar el impacto de la apertura económica, comentó a SinEmbargo que parte de la problemática es la negativa del Gobierno federal para aceptar el descontento que había en Estados Unidos por la fuga de empleos y la vulnerabilidad en la que se queda México sin ellos.

“Hay personas enojadas con la política neoliberal, por eso están votando por Trump, pero aquí dicen que vamos muy bien y que el loco es Trump”, dijo Laurell.

“El problema es que el surgimiento de la ultraderecha está aprovechando el descontento de la gente por el impacto que ha tenido este tipo de globalización sobre la población. ¿Cuánto tiempo llevamos hablando del uno por ciento (proporción de población que se estima se benefició ampliamente del libre mercado)? No nada más en México; en Estados Unidos, en Europa (…) Nadie puede decir que no se les ha dicho; se les ha mostrado el impacto con datos, con la destrucción de aparato productivo, del campo, etcétera”, agregó.

También te puede interesar:
* Ford cancela planta por 1,600 millones en SLP; Trump amenaza a GM para que saque el Chevy Cruze

* Trump prometió llevarse a Ford, GM y Chrysler. Dejará a 1 millón 100 mil sin empleo acá, en México

* Trump no puede intimidar a empresas para que mantengan empleos en EU, dicen analistas: Bloomberg

* Trump dice que Ford canceló la planta que venía a México y lo presume; la empresa lo corrige acá: no hay cambios

* Trump critica que trasnacionales inviertan en México; “es una desgracia”, asegura

VER MÁS ACERCA DE:
"mega gasolinazo" • cancelan automotrices inversión • Donald Trump • Ford • General Motors

Por Sandra Rodríguez Nieto

8490. ANÁLISIS INTERNACIONAL… NACIONES UNIDAS: NUEVO SECRETARIO GENERAL DARÁ PRIORIDAD A IGUALDAD DE GÉNERO.

Por el Lic. Washington Daniel Gorosito Pérez.
Sociólogo, docente universitario, Investigador y poeta.
Desde el Estado de Guanajuato. México. Para
Tenepal de CACCINI

NACIONES UNIDAS: NUEVO SECRETARIO GENERAL DARÁ PRIORIDAD A IGUALDAD DE GÉNERO.

El año pasado, específicamente el lunes 12 de diciembre, el portugués Antonio Guterres fue investido como Secretario General de la Organización de Naciones Unidas en su sede central de Nueva York. Externó que en los primeros 100 días en el cargo, la igualdad de género será una parte muy importante en su agenda de trabajo.

“En las designaciones que haré, y pronto anunciaré las primeras, verán que la paridad de género será una prioridad en todas las categorías  de las Naciones Unidas”. Recordemos que Guterres fue electo con el voto unánime del Consejo de Seguridad, y se continuó con la tradición no escrita, de ser un hombre quien ocupa el cargo, se esperaba que el 8º Secretario General fuera una mujer dado el número de candidatas que había y elevado nivel de preparación de las mismas.

Anne Marie Goetz, profesora del Centro de Asuntos Globales en la Universidad de Nueva York recordó que “la ONU se puso el objetivo de lograr la paridad de género en el 2000”. “Fijó el objetivo en 1993, y 23 años después el progreso ha sido patético, desigual y, a veces, sin avances”. Pese al compromiso establecido por el anterior Secretario General, el surcoreano Ban Ki- moon, los candidatos hombres se quedaron con los cargos más altos en el 2015 y 2016.

Hay versiones de prensa que consideran que es muy posible que una de las primeras designaciones de Guterres, sería para la Primera Ministra de Ambiente de Nigeria, Amnina Mohammed, como Secretaria General adjunta. Para Goetz, “la designación de Mohammed sería una excelente opción, pero no un logro específico en materia de igualdad de género en la ONU, porque es un cargo que ya han ocupado mujeres”.

Debemos tener presente que la presión de los miembros más poderosos de las Naciones Unidas para ubicar a sus candidatos en las jerarquías no debe estar por encima de su calificación, sostuvo Natalie Samarasinghe, directora ejecutiva de la Asociación de las Naciones Unidas. Declaró a Inter Press Service: “La diversidad de género y geográfica, entre otras, es increíblemente importante, pero el mérito debe ser la principal consideración en cada designación”.

Natali también es representante de la campaña denominada: Uno para 7000 millones que abogó por un proceso de elección del Secretario General más abierto y transparente: “Varias resoluciones de la Asamblea General dejan claro que ningún país ni grupo de países deben monopolizar los altos cargos”.

A pesar de esas resoluciones del máximo organismo de la ONU, algunos cargos quedan en personas originarias de algunos de los cinco países miembros permanentes del Consejo de Seguridad: Rusia, China, Gran Bretaña, Estados Unidos y Francia.

En estos momentos se está viendo una situación de este tipo en la Jefatura de las misiones de paz. Actualmente es el francés Hervé Ladsus, quien la dirige, circulan versiones periodísticas que China que en los últimos meses aumentó considerablemente su número de efectivos en dichas misiones, aspira a obtener el cargo este año.

¡Hasta el próximo análisis…!

Lic. Washington Daniel Gorosito Pérez.

8489. ES EL SISTEMA LA MAFIA, LA PARTIDOCRACIA.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Es el sistema la mafia, la partidocracia.

No hay nada tan peligroso como la impunidad, amigo mío, es entonces cuando la gente enloquece y se cometen las peores bestialidades, no importa el color de la iel, todos son iguales.
Isabel Allende (1942-¿)
Escritora chilena.


Sin duda las  manifestaciones de violencia que se expresan en los saqueos es reprobable, la mejor vía  para transformar este sistema  de corrupción e impunidad es la no violencia; no es la primera vez que el sistema tolera y promueve actos vandálicos (Cartón del Fisgón), desde que otro nefasto, el panista Felipe Calderón desató la violencia con su guerra contra las drogas, la partidocracia optó por aplicar la doctrina del shock seguramente con la asesoría de los militaristas gringos, para generar miedo e inmovilizar a la sociedad.

Peña Nieto trata de desviar la atención sobre su responsabilidad echando la culpa al panista Calderón, lo que generó las protestas de los panistas que tratan de exculpar a su correligionario, la verdad es que todos son culpables, porque todos  son parte del sistema de corrupción, privilegios e impunidad que prevalece desde hace décadas gracias  a los gobiernos del PRI, PAN y PRD, es cierto, el PRD no ha gobernado, pero se ha puesto del lado del PRIAN.

El mentiroso Peña tiene razón en parte, no sólo el PRI es responsable, también lo son el resto de los partidos políticos, principalmente el PAN y el PRD, firmantes del Pacto Contra México.

La violencia y las  manifestaciones de ira son preferibles a la apatía o a la resignación que promueve la Iglesia, no ahora, sino desde siempre. La indignación es el primer paso de la concientización.

El  panista y amigo de Felipe Calderón, Ernesto Cordero dijo que Calderón, encabezó un gobierno sensible que respondió y dio resultados, sí, pero resultados negativos, y en cuanto a su sensibilidad ahí están los miles de muertos de su guerra contra las drogas además de la corrupción que marcó su sexenio. La  corrupción, la impunidad y el abuso es el signo de los presidentes mexicanos, con contadas excepciones.

Las mentiras de los priistas son insoportables, sobre todo cuando afirman que el aumento  a las gasolinas no tendrá efectos en la economía familiar, pero, ¿Qué saben esos privilegiados de la economía familiar? El Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS), el IVA y  otros impuestos que se aplican a la gasolina equivalen al 36 % del costo total, 19 % más del precio que pagan los consumidores en Estados Unidos, en particular el precio de referencia es el que pagan los consumidores de la costa oeste en donde el litro de gasolina  cuesta 11.50 pesos, al tipo de cambio actual.

El negociazo  de la importación de gasolina (se compra a 11.50 pesos en EU y se venden México al doble) representa más o menos ¡15 mil millones de dólares! ¿A dónde van esos miles de millones? Pregunten a Salinas de Gortari, a Felipe Calderón, a Peña Nieto, quienes viven en la abundancia y prosperidad mientras que el pueblo paga con miseria y muerte.

La reducción del 10 % en los sueldos de la alta burocracia anunciada el jueves por el mentiroso Peña Nieto es una payasada que ya aplicó Felipe Calderón, que en compensación inventó un bono de 800 mil para los ex-presidentes. Como lo fue con Felipe Calderón, con Peña Nieto la reducción del 10% a los sueldos de los altos funcionarios es un engaño.

Los cinco niveles superiores del escalafón del gobierno federal tienen un promedio de ingresos de entre 128 mil a 206 mil pesos mensuales, pero lo mejor no es el sueldo sino las compensaciones. Uno de los niveles más bajos, el de subsecretario  tiene  un  sueldo base de 25 mil 667 pesos al mes, pero además tiene una compensación garantizada de 179 mil pesos.

No sólo se trata sólo de los salarios que la mafia se autoasigna sino del  dineral que se gasta en mantener un aparato obeso e ineficiente. Si el poder ejecutivo es caro, los  otros poderes también lo son. Sólo por mencionar un ejemplo: el poder (léase Joder en consonancia con el slogan Joder a México)  legislativo tiene este año un presupuesto de 15 mil millones de pesos y el joder judicial, 75 mil 477 millones, otros gastos exorbitantes que el pueblo tiene que pagar con su vida y su sangre son los partidos políticos que este año se llevarán 4 mil millones de pesos. La deuda y los privilegios de los ex presidentes y el costo de la farsa electoral (el Instituto Nacional Electoral gastará 15 mil 371 millones este año), es  dinero que hay que pagar y  la única fórmula de la partidocracia es  aumentar impuestos. Como alguien  dijo una vez, no sólo es el PRI, el PAN y el PRD, es el sistema. ¡Ni un voto al PRIANRD!

viernes, 6 de enero de 2017

8488. PEÑA PENSÓ QUE PODÍA REINVENTAR LA REALIDAD CON EL DISCURSO Y CON MENTIRAS, AFIRMAN ACADÉMICOS.

Enviado por SinEmbargo.

Desde la Cd., de México Para

Tenepal de CACCINI




Enero 4, 2017 - 10:00 pm.

==============================================================


¿Por qué el Presidente Enrique Peña Nieto dice que los índices de violencia bajaron 20 por ciento y dos días después los datos oficiales lo desmienten? ¿Por qué el Jefe del Ejecutivo afirma con facilidad que los energéticos bajarán sus costos con la Reforma Energética, y sucede lo contrario? ¿Por qué se va de vacaciones mientras los mexicanos salen a las calles a exigir su renuncia? ¿Por qué puede decir, sin rubor y para justificar el “mega gasolinazo”, que las gasolinas “están aumentando en todo el mundo”?

Es un “desfase psicológico” entre la fantasía y la realidad, dicen sociólogos, psicoanalistas y psiquiatras consultados por SinEmbargo.

Pero no sólo es él, dice uno de los académicos: “Ya tenemos tres sexenios así: Fox hacía lo mismo, quería convencer con el discurso. El sexenio de Felipe Calderón fue lo mismo: tratar de convencer con un discurso y no con la realidad. Con éste tendríamos tres sexenios de una idea de que la narrativa quiere construir a la realidad. La narrativa gubernamental debería ser crítica para alertar a los mexicanos en lo que debemos hacer”

ADEMÁS

Ciudad de México, 4 de enero (SinEmbargo).- El Presidente Enrique Peña Nieto sostuvo, en días pasados, que hay una disminución de 20 por ciento en los crímenes. Las cifras oficiales lo desmintieron días después. Y repitieron, él y su equipo más cercano, que la gasolina bajaría de precios. Sucedió lo contrario, y de un golpe incrementó 20 por ciento el costo de los combustibles.

Hoy volvió a mentir. Tras nueve días de descanso, el Presidente regresó y dijo: “Comprendo la molestia y el enojo que hay; comparto el enojo. Pero déjenme decirles que es una medida que nadie hubiera querido que se tomara. No es una decisión fácil. No es el deseo del Presidente de la República dañar a nadie. De no hacerlo, serían aún más dolorosos los efectos y las consecuencias. Como lo ha explicado el titular de la Secretaría de Hacienda, no es resultado de la Reforma Energética o de la Reforma Hacendaria; refleja los precios internacionales”, aseguró.

Sin embargo, el incremento no es reflejo de los precios internacionales. México es el único país de 103 naciones que incrementó 20 por ciento los precios, de acuerdo con el sitio GlobalPetrolPrices.com. La información difundida en el medio especializado indica que si bien el precio del crudo subió un dólar (56 dólares por barril) durante la semana pasada, y los precios de las gasolinas aumentaron significativamente, los incrementos en la mayoría de las naciones analizadas no llegaron ni al 2 por ciento.

De 103 países examinados, hubo aumento en 53, en 40 no hubo cambios y en 7 el precio de la gasolina disminuyó. Sólo tres incrementaron más de 8 por ciento el costo: México, Malasia y Uruguay.

“El Ministerio de Hacienda de México anunció un aumento del 20% en los precios de la gasolina para enero y un aumento del 16% en los precios del combustible diésel, después de que los precios al por menor del combustible se mantuvieran estables durante algunos meses. El salto de precios es la siguiente etapa en el plan del gobierno para liberalizar el mercado minorista de combustibles”, dice el sitio.

Peña Nieto regresó después de vacacionar, mientras que en las calles de 29 estados –incluyendo la Ciudad de México y la cuna del grupo Atlacomulco, el Estado de México–, miles suman días de protestas por el “mega gasolinazo”.

El Presidente envió un mensaje hoy para anunciar en un primer momento cambios en su Gabinete que incluyen el retorno de Luis Videgaray Caso ahora como Secretario de Relaciones Exteriores, y a María Cristina García, en sustitución del fallecido Rafael Tovar y de Teresa, en la Secretaría de Cultura.

Durante una conferencia de prensa al medio día, el Jefe del Ejecutivo Federal aprovechó además para hablar por primera vez del “mega gasolinazo” y sólo para reiterar, que el alza a los combustibles se queda. Sin profundizar en los motivos que llevaron a su administración a elevar el precio de los combustibles, atribuyó la decisión al incremento internacional del costo de las gasolinas.

Sergio Aguayo Quezada, investigador de El Colegio de México (Colmex), consideró, en entrevista con SinEmbargo, que en su discurso, Peña Nieto “no dio nada”.

“Es obvio que no está dispuesto a hacer concesiones porque vive en otro México. En el México de los campos de golf, del avión presidencial y de las burbujas de vasallos que le dicen que sí a todo, pero definitivamente muy alejado de las inquietudes que acosan a la mayoría de los mexicanos en este momento”, señaló.

Peña Nieto miente, porque vive en un “desfase psicológico” entre la fantasía y la realidad, y tiene un desinterés total por enfrentar una verdad dolorosa, dicen analistas de la conducta del Presidente mexicano a SinEmbargo.

Manuel González Navarro, investigador del Departamento de Sociología de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), explica que Peña Nieto “está ausente”. Es “construir la realidad” a través de la narrativa, para “autoconvencerse de que todo está bien”. A eso llama “desfase psicológico”.

“Una de las primeras acciones que [Enrique Peña Nieto] tomó fue la de que los medios de comunicación, sobre todo la televisión, disminuyeran las noticias de página roja y negra; con la idea de que al disminuirla, esto disminuiría los hechos de manera casi directa. Sin embargo, las cifras de la violencia, asesinatos y demás, no solo no han disminuido, sino que se han incrementando. Han partido de la idea de que la publicidad genera la realidad. Esto es falso. La publicidad y la narrativa gubernamental se construyen sobre la percepción de la realidad, pero no construye la realidad”, dice en entrevista.

ADEMÁS.

En agosto de 2013, cuando Peña Nieto envió al Senado de la República la iniciativa de la Reforma Energética, hizo la promesa que hoy se ha convertido en uno de los mayores reclamos de la población. El Presidente dijo en ese entonces:

“Mexicanos muy buenas noches, me dirijo a ustedes con emoción, pero sobre todo con la firme convicción de que el Gobierno de la República hoy ha tomado una decisión transcendental para acelerar el desarrollo de nuestro país: este día envié al Senado de la República la iniciativa de la Reforma Energética. Esta reforma representa una de las más grandes oportunidades para México de los últimos años; si aprovechamos esta gran oportunidad se crearán cientos de miles de empleos y con mejores salarios. Si llevamos a cabo esta reforma bajara el precio de la luz y del gas […]”.

Manuel González considera que los mexicanos descubrieron “un tono de mentira” en las palabras del Presidente y que al parecer ahora comienza a tomar acciones en contra de la narrativa del Gobierno.

“[La sociedad] Ha descubierto un tono de mentira, un tono de consistencia en términos de la mentira que hace ver a la Presidencia de la República en una especie de desfase psicológico, donde la vida y la realidad se muestra de una manera, y la narrativa de ellos sigue siendo la misma”, afirma.

El “desfase psicológico”, explica el investigador, permite generar una idea de congruencia: “Es como sonreírse en el espejo para pensar que se está bien”, en una especie de “autoengaño” que le permite venderle a los demás una idea país que no existe.

Sin embargo, precisa González Navarro, no sólo Peña Nieto ha administrado México evadiendo la realidad, también lo hicieron los ex presidentes panistas Vicente Fox Quesada y Felipe Calderon Hinojosa.

“Ya tenemos tres sexenios así: Fox hacía lo mismo, quería convencer con el discurso. El sexenio de Felipe Calderón fue lo mismo: tratar de convencer con un discurso y no con la realidad. Con éste tendríamos tres sexenios de una idea de que la narrativa quiere construir a la realidad. La narrativa gubernamental debería ser crítica para alertar a los mexicanos en lo que debemos hacer”, alerta.

ADEMÁS

Jorge Eduardo Murueta, director de Asociación Mexicana de Alternativas en Psicología (Amapsi), experto en psicología del poder, coincide con González Navarro, y agrega que Peña Nieto está en un nivel más elevado que Fox y Calderón en cuanto a desconexión con la población.

Destaca que la conducta del Jefe del Gobierno federal en torno a las protestas por el gasolinazo, es similar a la que tomó con el caso de la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero: “Ellos piensan que las protestas son transitorias, que se van a ir calmando, ellos lo quieren manejar así. Con Ayotzinapa decían: ‘supérenlo’, y en esa ocasión también se fue de viaje a China. Es una conducta típica, evasiva de la realidad”.

“Lo que se ha notado en la personalidad de Enrique Peña Nieto es que no es una persona que atienda las cosas a fondo, sino que sólo ocupa el cargo de una manera superficial. No parece comprender a fondo qué pasa con el país, no conoce su historia”, agrega.

Murueta crítica además que el Presidente de México no entiende al país, porque para él la política es un modus vivendi. Incluso lo califica como “un político junior” que no ama a su país.

“No sólo ocurre con el Presidente, también con algunos políticos de oposición. Ellos tienen sus ingresos, sus comodidades y hay una desconexión emocional con lo que le pasa al pueblo; no lo entienden, no lo captan. Piensan que la política es marketing, como si los votantes fueran clientes de un producto chatarra”, recrimina.

Jesús Quezada García, experto en psiquiatra, señala que el Presidente de la República muestra una personalidad sociópata.
Foto: Cuartoscuro

NO DAR LA CARA, UN ERROR POLÍTICO
Las protestas por el incremento al precio de los energéticos, registradas durante los últimos días, han incluido cierre de carreteras; clausura de estaciones de servicio de gasolina, y llamados a dejar de comprar combustibles. Desde el norte hasta el sur del país la población está inconforme. Incluso en el mismo Estado de México, la entidad más codiciada por Peña Nieto y su grupo de poder.

Sin embargo, ni los gritos de inconformidad en su natal Edomex sacaron a Peña Nieto de sus vacaciones en nueve días. Un error político que a decir de los politólogos, le costará muy caro al Partido Revolucionario Institucional (PRI) en los comicios de este año en esa entidad.

Telésforo Nava Vázquez, profesor de la UAM, afirma que el desinterés del Presidente es un mal cálculo político que incluso generará que se agudice el descontento social.

“Está en una situación evasiva. Se ha creado su burbuja y con un poco de garra política, en vez de irse a jugar golf, debería haberse quedado a dar la cara y hablar con la población. Que explique en cadena nacional, que saque a su gente del Gabinete a explicar, que se haga el debate con especialistas en energéticos y finanzas, no con sus aplaudidores, con académicos. Pero está en una actitud evasiva de ‘yo ya me voy, no quiero saber nada’. Sólo queda año y medio para las elecciones de 2018 y le espera un periodo largo y problemático, porque el descontento se agudizará. Con su desinterés está provocando que puedan darse estallidos sociales, que la gente tome otras medidas”, dice.

El gasolinazo llegó en el peor momento para el Presidente de la República. En agosto de este año, el diario Reforma publicó una encuesta en la que Peña Nieto tiene un 74 por ciento de desaprobación. Es decir, sólo dos de cada 10 ciudadanos aprueban su administración.

Lorenzo Meyer Cossío, historiador y politólogo de El Colegio de México (Colmex), dijo hace unos días en entrevista con SinEmbargo, que “ya es difícil pensar en una opinión negativa más contundente, más dura contra el Presidente”.

“Hay torpeza en la manera en que echaron andar la liberación de las gasolinas”, alerta Salvador Mora Velázquez, politólogo de la UNAM.
Foto: Cuartoscuro

Pero con los últimos sucesos, la opinión en torno al Presidente no sólo será peor, además el PRI está muerto para 2018 e incluso para 2017, prevé Nava Vázquez.

“El PRI la tiene perdida. Aunque hay que recordar que tiene el poder federal, [y] las finanzas públicas, harán hasta lo indecible en el Estado de México. Se la van a jugar todos, ya están operando con todo. Tienen controlado al PAN [Partido Acción Nacional] y al PRD [Partido de la Revolución Democrática]; y Morena [Movimiento Regeneración Nacional] no tiene mayor presencia. Pero aún así, el PRI ya pintó la perspectiva de la derrota. Incluso en el Edomex, donde ahorita no tiene competencia real, podría ocurrir”, explica.

Salvador Mora Velázquez, politólogo de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, opina que en la estrategia de Peña Nieto para enfrentar la molestia social por el “mega gasolinazo” denota “demasiada torpeza”.

“Hay torpeza en la manera en que echaron andar la liberación de las gasolinas. Esta torpeza implica soberbia de parte de la clase política. Han lanzado a una serie de actores de segunda que han tratado de defender el proyecto. Yo esperaría que en los próximos días el Presidente de la República atendiera el tema, que ofrezca una respuesta sólida al problema”, dice.

Mora Velázquez coincide también en que la consecuencia de no dar la cara se reflejará en los índices de aprobación del Presidente, que serán más bajos. El politólogo hace un llamado a los gobernadores, a la oposición y al Congreso de la Unión a convocar a Peña Nieto para que dé una explicación que deje satisfechos a los empresarios y a la sociedad mexicana.

“Son medidas que trastocan la confianza en un Gobierno que ofreció que la Reforma Energética iba a beneficiar. Eso no está ocurriendo de ninguna manera. En términos políticos, esto lastima la figura presidencial y lo hace ver como un Presidente que está gobernando al vacío. Tendrá un costo electoral para el partido del Presidente”, considera.

ADEMÁS

“LA REDUCCIÓN DEL DELITO”

El Presidente Enrique Peña Nieto prometió hasta el último momento que bajarían de precio la gasolina, el gas y los recibos de la luz; pero el tema energético no es el único en donde el Presidente ha errado.

El 20 de diciembre, Peña Nieto afirmó, durante una reunión de la XLI sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, que los delitos en el país bajaron 20 por ciento gracias a la estrategia de seguridad de su Gobierno.

Ataviado de corbata roja con gruesas rayas negras en diagonal, acompañado por Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación a su derecha, y ante 29 gobernadores del país dijo: “Los índices de violencia bajaron 20 por ciento, estamos satisfechos con lo que ha hecho en la materia, por lo que llamo a redoblar el paso y no claudicar”.

Dos días después, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) desmentía con sus datos las palabras del Presidente: De enero a noviembre de 2016, los asesinatos se dispararon (18 mil 915), con lo que 2016 estaba por convertirse en el año más violento de la presente administración.

Jesús Quezada García, psiquiatra, suicidólogo diplomado en tanatología y director médico de Instituto Hispanoamericano de Suicidología A.C., considera que el Presidente de la República muestra una conducta que habla de un problema “psiquiátrico”.

El especialista explica que “en psiquiatría existe un trastorno que se llama trastorno de personalidad sociópata. El sociópata es un sujeto amoral, que no tiene principios, no siente culpa, no siente vergüenza, es un cinismo máximo, de ahí que el señor puede hacer hacer y deshacer sin que nadie lo obligue a nada, y además no se siente mal”. Quezada destaca que esto no se trata de una enfermedad, sino de un trastorno de personalidad.

“Lo digo porque si lo manejamos como enfermedad, él lo puede tomar para su defensa y decir ‘si el doctor fulano de tal dice que estoy enfermo, lo que yo hago entonces no lo puedo evitar porque estoy enfermo’. Aquí para empezar no es enfermedad, es un trastorno. Sí cuesta mucho trabajo en psiquiatría quitar esos síntomas de la persona. El cínico así es: ‘yo soy así y qué, les guste o no les guste. Y háganle como quieran, con marchas, protestas, huelgas de hambre; yo estoy haciendo lo que estoy decidiendo y la Cámara de Diputados, Senadores, pues todos me apoyan’. ¿Por qué lo apoyan? Pues porque les paga”, dice Quezada García.

El psiquiatra afirma que el Presidente crea un “mundo de fantasía, un mundo color de rosa”, que se contrapone con la realidad “triste y dolorosa”.

“Es mitómano [el Presidente]. Es el experto en la mentira, tiene doctorado, maestría con mención honorífica. Son expertos en mentir, por eso él dice ‘yo estoy diciendo una cifra y esa es. Es como si se crearan un mundo de fantasía”, critica.

Alicia Ortiz Rivera, psicoanalista y docente de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), socióloga y especialista en derechos humanos, explica que es complicado hacer un diagnóstico del Presidente a distancia y aclara, que puede hablar sólo de las actitudes que muestra públicamente.

Ortiz Rivera habla de esquizofrenia: “Las actitudes de esa naturaleza, son actitudes esquizofrénicas. En el sentido de que no están teniendo el sentido de la realidad. Hay una pérdida del sentido de la realidad”.

Además, la conducta de Peña Nieto muestra un “trastorno narcisista” que no le permite sentir empatía por los demás.

Por eso Peña Nieto no ha salido a dar la cara a los miles de mexicanos que se manifiestan por todo el país en contra de sus medidas. La experta incluso comparó ese tipo de conducta, con la de Donald Trump, Presidente electo de Estados Unidos. Ambos narcisistas: “Se pierde el sentido de la realidad. No miden las consecuencias de lo que está pasando. No tienen un sentido de valores”, explica.

También te puede interesar:





VER MÁS ACERCA DE: