sábado, 20 de mayo de 2017

9130. UNO MENOS.

Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Dolia Estévez.
SinEmbargo. Mayo 19, 2017. 12:00 am.

“¿Qué hacer? Decir no al silencio, no a la censura, no al miedo. Solidarizarnos y darnos valor mutuo”. Foto: Dolia Estevez.

Repaso los diarios del día. Me brinca una noticia. Me estremece. Javier Valdez, el valiente y entrañable colega sinaloense, acribillado cobardemente en plena luz del día en el Culiacán de El Chapo y Los Chapitos. Indignación. Frustración. Dolor.

Los noticieros televisivos no dejan de machacar las últimas locuras de Trump. !Reveló secretos de seguridad nacional a los rusos! !Le pidió al cesado ex director del FBI abandonar la investigación sobre las conexiones de su también cesado director de seguridad nacional con los rusos! ¿Obstrucción de la justicia? ¿Lo dejarán solo los republicanos? Todo es posible. Nada rebasa el impacto de la ejecución de Javier Valdez.

La terrible noticia se difunde como pólvora. The New York Times, The Washington, Post, Los Angeles Times, la AP, la BBC, la NBC, CNN, etc. Tuiteo y retuiteo todo lo que encuentro. Si lo sabe Sinaloa, que lo sepa el mundo. Un colega, que trató a Javier cuando fue corresponsal en México, me escribe: “hoy mi corazón está deshecho. Javier Valdez no solo era un magnifico y valiente reportero sino un querido amigo”. Pregunta si habrá algún homenaje o acto de protesta en Washington.

Llamo a mi colega de Proceso y me dice que está fuera de Washington. En 2015, nos postramos ante la Embajada de México por el asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa. Denunciamos la desidia del gobierno de Preña Nieto. Sabíamos que no era la última vez. El ciclo de impunidad nutre la masacre de periodistas.

La idea de protestar en silencio encuentra eco entre colegas y ONGs. No a las palabras huecas y oportunistas. Sí a la seguridad y justicia. Lanzo convocatoria por Twitter y Facebook para el jueves, frente a la Embajada de México. Charles Glasser, uno de los abogados que me defendió contra la “pinche Sota”, (Josefina dixit), exhorta a colegas estadounidenses a unirse a la protesta por el brutal asesinato de Javier y la impunidad criminal. El creciente número de periodistas en México, “ha alcanzado proporciones epidémicas”.

Alguien pregunta: ¿Por qué hacer una protesta en EU por algo cuya solución está en México?? Porque Washington es la capital del país donde vivimos millones de mexicanos y porque Washington es la sede de uno de los poderes que marca la agenda del gobierno de Peña Nieto. Porque la Embajada de México representa al Estado que se hace de la vista gorda ante la masacre de periodistas, al Estado que carece de voluntad política para esclarecer cientos de asesinatos de colegas, al Estado que está obligado a garantizar el ejercicio de la libertad de prensa, al Estado que niega la importancia para la democracia de una prensa libre, al Estado que perpetúa la impunidad, al Estado que es responsable de nuestra seguridad.

Expresiones de indignación y dolor se están dando alrededor del mundo. Las redes sociales informan sobre actos en Francia, Alemania, Inglaterra y España. Frente a la Casa Blanca observo la imagen de una joven con un letrero pidiendo justicia para Javier. A Trump le importan un bledo los mexicanos. Aún así, la joven siente consuelo al exigir justicia en las puertas de una mansión emblemática al margen del bravucón que la ocupa.

Al filo de mediodía, bajo un radiante sol primaveral, periodistas y representantes de ONGs protestamos frente a la Embajada de México en Washington. Condenamos el cobarde asesinato del colega Javier Valdez y exigimos el fin a la impunidad crónica en los homicidios de reporteros.

“IMPUNITY KILLED THIS REPORTER”, “NO SE MATA LA VERDAD MATANDO PERIODISTAS”, “POR NUESTRO DERECHO A INFORMAR”, “ALTO A LA IMPUNIDAD”, “JAVIER Y MIRIAM, PRESENTES”, “#STOP KILLING JOURNALISTS”. Es hora del almuerzo. Transeúntes se detienen. Leen. Alzan la vista. Leen EMBAJADA DE MÉXICO. Toman fotos. Se siente la solidaridad.

Llegan patrullas con agentes del Servicio Secreto, dependencia a cargo de la protección de las sedes diplomáticas. Quieren conocer nuestras intenciones. Amablemente preguntan si vamos a tener actos de desobediencia. No. Estamos para protestar en silencio la masacre de nuestros colegas en México. Asientan. Un guardia de la Embajada asoma la cabeza y nos pide retirarnos. La banqueta es pública y la Embajada representa al Estado y sus ciudadanos. Nos quedamos. A diferencia de 2015, ningún diplomático sale a hablar con nosotros. Nos toman fotos y filman desde el interior del edificio.

Mientras, a unas cuadras de distancia, Luis Videgary y Rex Tillerson dan conferencia de prensa conjunta. El colega de Reforma pregunta a Tillerson sobre el asesinato de Javier. El petrolero que Trump hizo Secretario de Estado expresa sus condolencias. Videgaray se queda mudo.

Javier, observa The Washington Post, quizá sea el periodista de “más alto perfil” asesinado en México. En 2011, recibe el Premio Internacional de la Libertad de Prensa que otorga el Comité para le Defensa de Periodistas. También es recipiente del Premio Maria Cabot de la Universidad de Columbia.

Ese mismo año, comparto con Javier un panel sobre libertad de prensa en el Centro Woodrow Wilson en Washington. No tengo la fortuna de conocerlo en persona. Me llama la atención su frescura, su lenguaje accesible y coloquial para comunicar la tragedia en su querida Sinaloa. Detalla los riesgos y penurias de los reporteros. Narra las tácticas que usa. No repite rutas. Horarios impredecibles. ¿Sirvió de algo? ¿Le prolongó la vida? No sabemos, cuando menos yo no sé. Quiero pensar que sí.

Antes de partir, Javier me obsequia Los Morros del Narco. “Para Dolia Estévez. Con abrazo de gusto y más emoción, por el fuego, los puertos seguros y la luz. !Salud!”. Me quedo con el fuego.

Por Dolia Estévez.
Dolia Estévez es periodista independiente en Washington, D.C. Inició su trayectoria profesional como corresponsal del diario El Financiero, donde fue corresponsal en la capital estadounidense durante 16 años. Fue comentarista del noticiero Radio Monitor, colaboradora de la revista Poder y Negocios, columnista del El Semanario y corresponsal de Noticias MVS. Actualmente publica un blog en Forbes.com (inglés), y colabora con Forbes México y Proyecto Puente. Es autora de El Embajador (Planeta, 2013). Está acreditada como corresponsal ante el Capitolio y el Centro de Prensa Extranjera en Washington.

9129. LAMBISCONES Y PALEROS, DICE AMLO A PAN Y PRD; SI QUERÍAN ALIANZA EL EDOMEX ERA EL MOMENTO, AFIRMA.


Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Redacción / Sin Embargo
SinEmbargo.  Mayo 20, 2017. 5:55 pm.


López Obrador dijo que si en realidad Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática tenían una verdadera intención por sacar al Partido Revolucionario Institucional (PRI) del poder, ambos grupos debieron haber buscado la unidad desde estas elecciones en el Estado de México y no esperar a 2018.

ADEMÁS
 El PT se ofrece en 3 estados a Morena y AMLO dice: “declinen por Delfina y luego hablamos”.

Ciudad de México, 20 de mayo (SinEmbargo).- Andrés Manuel López Obrador, líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), criticó la creación del “frente opositor” para la elección presidencial de 2018, conformado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Acción Nacional (PAN), pues, dijo, se trata de un frente único de lambiscones y paleros que están engañando al pueblo.

“Están haciendo un frente hacia el 2018, supuestamente para derrocar al PRI, es como un frente único, la verdad, de lambiscones y de paleros, están engañando al pueblo de México”, menciona el dos veces candidato a la Presidencia de la República en un video difundido en Facebook.

En el material, dijo que si en realidad Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática tenían una verdadera intención por sacar al Partido Revolucionario Institucional (PRI) del poder, ambos grupos debieron haber buscado la unidad desde estas elecciones en el Estado de México y no esperar a 2018.

El político tabasqueño recordó que ya hizo un llamado de unidad al PRD, pero dijo, “se hacen guajes.”

“Le están haciendo el juego sucio al PRI, a Peña Nieto. Tanto el PAN como el PRD están de paleros de la ‘mafia del poder’ en el Estado de México al servicio de Peña Nieto”.

ADEMÁS
“Vamos a ganar con o sin alianza”: Delfina; Josefina anuncia que 500 de Morena se unen al PAN.

AMLO aseguró que las alianzas del PRD y PAN en Veracruz y Nayarit fueron autorizadas por el Presidente Enrique Peña Nieto. Además, dijo, en Coahuila no se llevó a cabo la coalición debido a que Moreira no lo permitió. En el Estado de México, agregó, se suscitó una situación similar luego de que supuestamente el líder del Ejecutivo no avalara la alianza.

El ex Jefe de Gobierno del Distrito Federal hizo un llamado a los militantes del PAN y PRD a unirse para sacar al PRI de una vez y no esperar a 2018.

“Vamos a sacar al PRI desde ahora. para qué vamos a esperar al 18 si ya en unos días podemos dar una muy buena noticia al mundo”.

Esta mañana, PAN y PRD negaron que sus candidatos en el Estado de México vayan a declinar y llamaron a la conformación de un “frente opositor” para la elección de 2018.

“En el 2017 no vemos esa posibilidad de alianza con [Morena]. El tiempo nos ha rebasado. No vemos condiciones, ni una sola razón para ver una declinación”, dijo la líder nacional perredista Alejandra Barrales Magdaleno, quien resaltó el crecimiento de su candidato Juan Zepeda Hernández.

Mientras que el panista Ricardo Anaya Cortés reiteró que una alianza de facto “no es el caso para la elección de 2017. Ella [Josefina Vázquez Mota] está firme, estamos convencidos de que es la mejor candidata”.

La líder del Sol Azteca agregó que es “el PRD en su conjunto el que está haciendo este llamado”.

Por Redacción / SinEmbargo

9128. YA SÉ QUE PASARON MIL AÑOS, PERO ENCONTRÉ LA CARTA.

Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México para
Tenepal de CACCINI

Por Julieta Cardona
SinEmbargo. Mayo 20, 2017. 8:08 am.



…estaba dispuesta a gritarle al mundo de ti y tus disparates aunque para mí en aquel momento el mundo ya fueras tú. que sí, que sí a tu ombligo, a tus celos y a tus secretos inventados. Imagen: Pasión, por Sandra Olivo (@esedesandra)

Es que es mayo y no es culpa mía. Tampoco tuya, no es eso lo que quiero decir, no me malentiendas. Es que llega y nomás me acuerdo de tu ombligo a la altura de mi garganta.

¿Te acuerdas? antes de ser novias llegué a tu casa de madrugada, cayéndome de borracha y con un vestido que se me veían las nalgas. ese día conocí tu cuarto con tu horrible colección de pósteres, tu baño y a tu madre.

A ti te mataba la incertidumbre porque nunca habías llevado a nadie a casa y a mí todo me mataba de risa. es que esa mañana me había despertado todavía borracha y tú tenías una botellita de vodka de raspberri. no tomabas ni tomabas vodka, pero en medio de todos esos horribles pósteres de los cantantes de moda tenías hermosos secretitos como cigarros, marihuana y condones aunque no fumaras ni tuvieras sexo con hombres. me gustabas un montón. bueno, el caso es que sin negociarlo mucho, me alargaste la botella porque preferías cualquier cosa a separarte de mí.

¿Te acuerdas? nos divertíamos en esos cuchitriles nocturnos y cuando me veías coqueteando con alguien corrías a embarrarte en mi espalda. quién lo hubiera creído de ti, niña bien. que estabas loca por mí y que agarrabas de los pelos a cualquier otra deschavetada que apenitas me enseñara las piernas.

Pero me encantaba cuando hacías a un lado tu barrio burgués y te ibas al mío porque yo podía compartirte con más confidencia las calles donde había crecido y, si corríamos con suerte, te enseñaba a algún loco con quien me había peleado siendo apenas una pulguita. te conté que un día, ya estando crecidita, agarré a puñetazos a un muchacho que era más grande que yo. quién sabe, era cuestión de pelear aunque no ganaras, supongo. tú te reías, te hacías la interesada y hacías la boca en forma de O. teníamos tanto en común que luego nos daba por contarnos cosas que no nos dolieran. me querías un montón.

A mí también me gustaba estar en tu barrio, no creas, darnos vueltas en tu mercedes tenía su encanto. y tu casa de tres pisos y tu piano y tus amigas y tus tías y tus centros comerciales con niñas ricas que tenían más miedo que novio porque ellas también querían agarrarse de la mano con otra igual que ellas. igual que tú y yo. te gustaba tanto el olor a chocolates y mantequilla y a todo eso que huelen los cines que nada más comprábamos boletos para manosearnos lo que duraran los cortos. hacíamos carreritas de manosear a la otra pero siempre me ganabas porque, aunque tenías las manos más pequeñas, siempre supiste bien por dónde.

Teníamos un amor atrabancado y éramos felices. los sábados pedíamos la pizza esa que llega en menos de treinta minutos y hacíamos carreritas de besar a la otra pero siempre me ganabas porque, aunque yo usaba más la lengua, tú siempre supiste hacer aquella trampa con las manos.

Y cocinabas mal, también. a todo le dejabas caer tinajas de sal porque decías que era el secreto de la abuela. igual me comía cada chícharo porque llenarme la boca de cosas era mejor que decirlas y verte llorar. quién sabe, hay cosas que no se olvidan aunque sean medio tontas y calen después de tanto tiempo.

Terminamos y no me buscaste, no me llamaste ni me escribiste. yo tampoco. pero todo eso lo sabes mejor que yo. lo que no sabes es que el día que rompimos y que fuiste a llevarme los chiles en nogada que me había cocinado tu madre, también me llevaste una carta que nunca leí. ¿te acuerdas? nos besamos la frente como aquellos que saben que algo está a punto de morir y no pudimos evitar el llanto y todo lo que le sigue a un rompimiento silencioso.

Ahora ya sé que es tarde y que la vida nos desacomodó ese amor atrabancado, pero quiero decirte que encontré la carta y que yo también lo hubiera intentado tantito más, que estaba dispuesta a gritarle al mundo de ti y tus disparates aunque para mí en aquel momento el mundo ya fueras tú. que sí, que sí a tu ombligo, a tus celos y a tus secretos inventados.

Por Julieta Cardona.

9127. REPORTEROS ASESINADOS: ¿Y LOS MEDIOS?

Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Francisco Ortiz Pinchetti
SinEmbargo. Mayo 19, 2017. 12:00 am.

“Profesionalmente hay algo peor todavía: la obligación impuesta de acatar, so pena de  despido, directrices editoriales con las que el periodista puede estar o no de acuerdo”. 
Foto: Cuartoscuro

No me sorprende que en la mayoría de los comentarios acerca del asesinato del periodista Javier Valdez Cárdenas se soslayen las reiteradas denuncias del reportero sinaloense sobre la explotación, la represión y la censura que los informadores sufren en sus propios medios. Por ignorancia o por interés, acaso sólo por corrección, se evade profundizar en el meollo de un problema que afecta de manera cotidiana al quehacer periodístico en nuestro país.

Valdez Cárdenas, curtido como reportero en las redacciones de diversos medios antes de ser cofundador del semanario RioDoce en Culiacán, hace 17 años, solía ser claro, directo y contundente al hablar sobre los abusos de los empresarios dueños de los medios y sus complicidades con el poder público. “Ellos quieren enanos, reporteros que no piensen, que sean automáticos, que pongan la grabadora, que no incomoden, que no cuestionen, que no investiguen, que no sepan a quién están entrevistando”, acusó en una entrevista con Ariel Ruiz Mondragón publicada apenas en diciembre pasado en la revista El Búho, con motivo de la publicación de su libro “Narcoperiodismo” (Aguilar, 2016).

Si te encargan cinco u ocho notas al día, ejemplificó el periodista de 50 años de edad, ¿en qué momento vas a investigar? Y arremetió: “No hay espacio para reflexionar tu trabajo, no hay tregua para dar dos pasos para atrás y decir “¡ah!, las cosas están así”, porque estás en una dinámica tan intensa que no te permite sentir, pensar, sentarte a reflexionar porque son jornadas avasallantes. Entonces te imponen una dinámica que impide que hagas periodismo y que evita que crezcas; por eso digo que a los dueños les interesa que haya enanos en la redacción”.

El también corresponsal de La Jornada desde hacía 17 años describió la infame situación de los reporteros mexicanos. “Son muy bajos los salarios, no hay prestaciones y hay mucha vulnerabilidad e incertidumbre. Hay muchos reporteros que trabajamos como si fuéramos una empresa más, no estamos en la nómina y entonces no tenemos seguridad social ni aguinaldo ni prima vacacional. Nos subcontratan para abatir gastos en las empresas, adelgazarlas, lo cual tampoco ayuda, porque nos arroja a la sobrevivencia, a una condición de vulnerabilidad, y entonces haces el periodismo que los empresarios quieren que hagas porque si no te corren, ¿y dónde vas a encontrar otro trabajo?”.
Dijo que, en estados como Veracruz, Tamaulipas o Sinaloa, por las condiciones de trabajo y la violencia en la calle los reporteros están sometidos a una doble o triple vulnerabilidad: económica, familiar y, por supuesto, de seguridad.

Casos inverosímiles de explotación laboral abundan en el país, efectivamente. En Veracruz conocí por ejemplo el caso de un periódico relativamente importante que no pagaba salario alguno a sus reporteros. Les daba una credencial y un lote de “fuentes”, es decir, parcelas informativas de las que el periodista, de acuerdo a sus habilidades, sacaba su sustento a través de comisiones de publicidad, igualas y chayotes. Y había una legión de recién egresados de la Universidad dispuestos a sustituir a los que estén inconformes con tales condiciones.

Profesionalmente hay algo peor todavía: la obligación impuesta de acatar, so pena de despido, directrices editoriales con las que el periodista puede estar o no de acuerdo. Y esto ocurre en casi todos los medios. Poco se sabe que los reporteros no sólo están absolutamente marginados de esas decisiones, sino que ni siquiera tienen control sobre el destino final de sus propias informaciones. De los directivos depende que su nota se publique o no, se mutile o se tergiverse y se destaque más o menos por su ubicación.

No me refiero por supuesto a las luminarias que conducen los espacios estelares de las televisoras y que con frecuencia ni periodistas son. Hablo de las infanterías reporteriles que surten de materia prima informativa a medios chicos y grandes y que a menudo trabajan en el anonimato, además. Son los que se joden, sobre todo en medios de los estados, sin recibir a cambio algún reconocimiento. Los que sufren cotidiana censura y represión en sus medios. Y son a los que matan.

La aprobación por parte del Congreso Constituyente de la Ciudad de México de la llamada Cláusula de Conciencia significa por ello un avance cuya trascendencia no se ha valorado cabalmente. El precepto garantiza a los periodistas el derecho de no aceptar lineamientos éticos o editoriales de su medio con los que esté en desacuerdo y de no ser sancionados ni despedidos por ese motivo, además de poder preservar la identidad de sus informantes. Lamentablemente, sin embargo, ese derecho no existe aún en las demás legislaciones estatales ni en la Constitución General de la República, por lo que su aplicación se restringe por ahora a la capital del país.

El periodista y escritor acribillado en una calle de la capital sinaloense el pasado lunes 15 de mayo resumió en una entrevista con Blanch Petrich para La Jornada publicada el 2 de octubre de 2016 rasgos que describen a la mayoría de los dueños de periódicos: “Si hay alguien a quien prácticamente no le importa el periodismo y los periodistas es a los empresarios”, dijo. “Cuando ellos hablan de mejorar la seguridad en los medios no están pensando en capacitación, mejoras salariales, ni siquiera chalecos antibalas para sus fotógrafos. Están hablando de guaruras para ellos, los dueños, sus edificios, sus bienes. En los casos de periodistas agredidos, amenazados, asesinados, lamentablemente, los dueños y también directivos se ubican del otro lado”.

Adicionalmente a esa caracterización certera, es un hecho que la complicidad entre los empresarios de la comunicación y el Gobierno ha prohijado y alentado el “abandono social” en que según decía el propio Valdez Cárdenas se encuentra el periodismo y los periodistas mexicanos. Abandono social que –de acuerdo con periodistas y académicos consultados por SinEmbargo el pasado miércoles—se ha ganado en México esta profesión luego de décadas en las que, de forma general y tradicional, la relación de dueños de los medios de comunicación y el Gobierno ha estado marcada por la corrupción y el intercambio de coberturas favorables a cambio de contratos de publicidad. Es un hecho.

Resulta muy grande, por otro lado, la tentación de dar a este crimen un sentido político y culpar al “Gobierno” de la muerte de este y otros periodistas en diversos rumbos de nuestro país. Usarlo, aprovecharlo para golpear. Me parece, sin embargo, que no debe ser el caso.

Ciertamente el Estado tiene la obligación de garantizar la seguridad de todos los ciudadanos, incluidos los periodistas; pero en el tema que nos ocupa es importante repasar las condiciones en que trabajan muchos reporteros mexicanos para evaluar la responsabilidad de sus patrones, los dueños de los medios. Y señalar sus culpas, como lo hizo con admirable valor Javier Valdez Cárdenas. Válgame.

Twitter: @fopinchetti

Por Francisco Ortiz Pinchetti.
Fue reportero de Excélsior. Fundador del semanario Proceso, donde fue reportero, editor de asuntos especiales y codirector. Es director del periódico Libre en el Sur y del sitio www.libreenelsur.mx. Autor de De pueblo en pueblo (Océano, 2000) y coautor de El Fenómeno Fox (Planeta, 2001).

9126. EL ABRAZO DE JAVIER.

Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

SinEmbargo. Mayo 20, 2017. 12:00 am.


Imagen: Daniel Rodríguez.

Periodismo no es reproducir el discurso del poder. No es publicar lo que dice un candidato, un alcalde, un empresario… Se ha olvidado de gastar suela, de mover el culo. De contar las historias de la gente de la calle.

—Javier Valdez, octubre 2016.

Queridos lectores: este relato es la historia de cómo Paz Murillo, estudiante d
e Comunicación en la UNAM y mi hermana, se acercó a Javier Valdez para pedirle ayuda con una tarea y cómo él la ayudó. Es apenas una pincelada de quién era Javier pero no quisimos dejar de compartirlo, el texto lo escribió ella. Aquí va.

Mayo, 2017.

“¿Ya viste?, mataron a Javier, lo acaban de asesinar”. Decía el mensaje dejado en el celular poco después de las 12 pm.

¡No, no, no, no! No puede ser cierto. Tal vez sea un error, una falsa noticia que se hace viral.

La negación a veces da unos segundos de esperanza. Tal vez alguien confirme que es un error, que se equivocaron, que lo que se dice es falso. Pero ya no era posible esa esperanza.  Empezaron a llegar más mensajes, todos con el mismo dato: “asesinaron al periodista y escritor Javier Valdez. Sí, lo asesinaron, ya no hay duda. El corazón se rompe, lo aniquila la foto del cuerpo de Javier tendido a media calle ya cubierto, solo se asoma el sombrero, ese con el que se reconoce a Javier.

Octubre 2016.

“Compas, les cuento que me harán una entrevista por mi nuevo libro ‘Narco periodismo’. A ver si la podemos compartir en vivo, estamos en eso. Si no, después les paso el dato”.

Javier aparecía muy esporádicamente en un chat de grupo bastante nutrido. Familiares de personas desaparecidas o asesinadas por las que el Estado no respondía, activistas, periodistas, escritores, artistas y gente que estaba hasta la madre de la situación en el país. En el grupo Javier compartía alguna de sus columnas, o avisaba de su último libro. Todos respondían deseándole lo mejor, cariñosos con él. Se tenía bien ganado ese cariño.

“¡Hola Javier! Soy Paz, estamos en el grupo de Familiares en búsqueda. Acabo de ver tu mensaje y me atreví a escribirte directo. Juan me conoce bien, le puedes preguntar por mí. Estudio Ciencias de la Comunicación en la unam, y necesitamos ayuda con una tarea de periodismo. Mi amigo hizo un cuestionario, y sería grandioso si tú lo contestaras…”

Presentar todas las credenciales y disculparse mil veces por la molestia, estaba justificado. Un periodista que se ha ido de frente y con huevos contra el gobierno, el narco y los poderes mediáticos, debe andar con todas las alarmas encendidas. No de gratis, las amenazas eran reales.

“Claro que sí, Paz, te ayudo. Mándame las preguntas a mi correo y te las contesto en cuanto pueda. Dame un par de horas, no será de inmediato”. –Como si no hubiera sido suficiente la muestra de sencillez y empatía que había demostrado al atender el mensaje, todavía se disculpó porque el tiempo que tardaría—

Tener el mismo deseo de paz y justicia para México es suficiente para sentirse identificado, para saber que de algún modo conoces a quien nunca has visto. Eso bastó para que el escritor aceptara y Javier siempre estaba dispuesto a compartir lo que fuera, su experiencia en este caso.

El correo llegó unas horas después con un texto que decía algo así: “Aquí van las respuestas, por asuntos de tiempo te las grabé… Saludos y que haya suerte, J.”

El sentimiento de gratitud y la emoción al escucharlo contestar a cada pregunta que recibió, no cabían en el pecho. Era recordar que sí hay gente sensible y solidaria. Sensible es una palabra que describe bien lo que era Javier.

En el audio habló de lo difícil que es hacer periodismo en estos tiempos. De la falta de ética en los medios de comunicación. De la importancia de no servir al poder, de no sólo reproducir su discurso. De lo quijotesco que es hacer periodismo. De no olvidarnos de contar la calle… Siempre decía eso, en cada entrevista.

Desde que empieza a hablar, una se da cuenta de que está frente a un hombre íntegro, honesto, entrón, mal hablado, directo, enojado con la realidad, pero sensible ante los más vulnerables. Tenía los tamaños para escribir y hablar sobre temas duros como el narco y sus infiltraciones en diferentes esferas de la sociedad; y el corazón para hacerle un poema a un hijo desaparecido y aliviar un poco el dolor de la madre. Un hombre que solo podía llamarse Jesús Javier Valdez Cárdenas.

Al final se despidió diciendo: ¡Gracias! Hasta luego Paz, un abrazo. ¡Suerte!

Dan ganas de aferrarse a ese abrazo virtual para mitigar el dolor, para consolarse un poco de la tristeza y la rabia que invade el cuerpo, de guardarlo para siempre porque Javier ya no estará más para poder sentirlo de carne y hueso.

Quise compartir esta pequeña historia para replicar lo que él hacía, para decir no al silencio. Va para su familia; sus hijos, su esposa, sus amigos, para quienes buscan a sus desaparecidos y hallaron en él algo de consuelo contándole sus dolores. A todos lo que sufren la pérdida de Javier ¡un abrazo y que haya justicia!

Paz Murillo


9125. EL ESPÍRITU DE AMOR Y VERDAD Y LOS ESPÍRITUS INMUNDOS.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

El Espíritu de amor y verdad y los espíritus Inmundos.


Si para que el clamor por justicia sea atendido debemos unirnos, entonces levantemos todos la voz. Rayuela de; LaJornada del viernes pasado.

“…de muchos poseídos salían los espíritus inmundos”, es una frase de la primera lectura de hoy en la liturgia católica que comienza la reflexión con el apostolado de Felipe, en Samaria: “En aquellos días, Felipe bajó a la ciudad de Samaria y predicaba allí a Cristo. La multitud escuchaba con atención lo que decía Felipe, porque habían oído hablar de los milagros que hacía y los estaban viendo: de muchos poseídos salían los espíritus inmundos, lanzando gritos, y muchos paralíticos y lisiados quedaban curados. Esto despertó gran alegría en aquella ciudad”.

¿Quiénes son los poseídos de hoy? Conocemos el fruto de los “espíritus inmundos”: mentira, violencia, corrupción, muerte bien lo decía el Maestro, por sus frutos los conocerán, y si analizamos un poco nuestra realidad concluimos que reinan precisamente los espíritus inmundos y no sólo entre los políticos los policías y los narcos, gran parte de la sociedad esta poseída por tales fuerzas negativas.

En el Evangelio de hoy, Juan 14, 15-21, Jesús nos dice: «Si me amáis, guardaréis mis mandamientos. Yo le pediré al Padre que os dé otro defensor, que esté siempre con vosotros, el Espíritu de la verdad. El mundo no puede recibirlo, porque no lo ve ni lo conoce; vosotros, en cambio, lo conocéis, porque vive con vosotros y está con vosotros. No os dejaré huérfanos, volveré…”

El Espíritu de la Verdad, ¡cuánta falta hace el Espíritu de la Verdad en nuestro  mundo y en nuestra vida! Sólo el espíritu de la Verdad nos puede hacer libres, vivimos en el reino de la mentira, “la verdad los hará libres”, afirmó el Maestro, pero hoy el sistema corrupto, la mafia, nos quiere mantener en la esclavitud y la mentira. Los políticos y gobernantes son directamente responsables pero también los ciudadanos que venden su voto o se dejan engañar por los medios de difusión. Nos dejamos engañar por conveniencia, nos convertimos en cómplices por comodidad o cobardía ¿para qué meterse en problemas?

¿Cuántos espíritus inmundos existen? Millones, su número es incontable, analicemos algunos de los más  peligrosos, uno de ellos es la mentira, que engaña y envenena los corazones, y no solo reina la mentira en el mundo de la política, también entre personas comunes y corrientes pero la mentira es en manos de los políticos una arma destructiva, letal. El fruto podrido de la mentira es la corrupción y su aliado es el espíritu de la violencia y la muerte, la muerte que no es “santa” para nada pero se impone su culto por razones perversas que analizaremos en otra ocasión; la cultura de la muerte se propaga a gran velocidad, el desprecio por la vida caracteriza a la cultura de la muerte, pero el Padre Dios no es un dios de muertos, sino de vivos.   

Los espíritus inmundos anidan en el corazón de los hombres, de las multitudes que han decidido entregar sus almas a los mentirosos convirtiéndose en cómplices del sistema. La corrupción y la violencia que se tolera y se protege con el manto de la impunidad desde las altas esferas del gobierno y la política; la impunidad alienta el crimen y la corrupción, uno de los aparatos clave de la justicia, los jueces, están dominados también por los espíritus inmundos El caso del padre José Miguel Machorro, acuchillado por un sujeto al final de la misa, es una muestra más del reino de la impunidad, el juez lo declaró “inimputable”., mientras que el sacerdote está grave en el hospital.

Testigos del asesinato del periodista y escritor Javier Valdéz afirmaron que los sicarios pusieron de rodillas al reportero antes de ejecutarlo. Eso es lo que quiere la mafia, tenernos de rodillas. Pero sin importar si eres reportero o no, basta que sea un hombre libre, es preciso alzar la voz y exigir a los gobernantes, partidos políticos, diputados, senadores, jueces, consejeros, y demás cómplices de la cultura de la muerte, ¡no más violencia! ¡Despierta, no vendas tu voto!

9124. ¿QUIÉN LE ROBA EL PETRÓLEO A LOS MEXICANOS?

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

UN DÍA NOS AMAMOS.

Cuando mis manos hambrientas,
buscan de su alimento en tu cuerpo,
cuando siento que te pierdo
cierro los ojos y voy a tu búsqueda.

Supongo que a la grosera distancia
sólo antepongo un discurso casi vago,
lo imagino, lo vivo mientras te llamo;
en cualquier hora, en cualquier momento,
mis manos te retratan, te cobijan los labios,
todo en mi te festeja, te abre el regazo
donde alguna vez, lo se... nos amamos.

eliseo.

Hace unos años hubo un escándalo internacional porque en Nigeria, grupos de nigerianos intentaron apropiarse del combustible que viaja por los oleoductos, obvio, no eran especialistas... muchos de ellos están muertos por las explosiones causadas al maniobrar inapropiadamente estos. En esa ocasión, en los medios de comunicación se explicó lo elemental del caso los ductos no pueden ser manipulados por personas sin la preparación técnica adecuada; se requiere un conocimiento especializado, o probablemente les explota en la cara el romperlos.

¿Hoy ya no se requieren personas especializadas para perforar los oleoductos...?

Por el contrario, cada vez es necesaria más información para perforarlos y tomar la gasolina que viaja por ellos. 

Esto nos da un dato y una pista muy preocupante respecto a quienes están robándose la gasolina de los ductos nacionales, que a nombre del país instala y opera Pemex. 

Hoy, en tiempos en que deben ir limpiando todo el mercado energético para poder privatizarlo, de golpe se vuelve noticia y escándalo la ordeña y el robo de combustible en buena parte del país.

Desde luego es una patraña mediante la que se intenta disfrazar una realidad en que se ha venido operando: desde hace años que el robo de gasolina es un secreto a voces; por ejemplo, en La Piedad Michoacán se comentaba en diversos lugares públicos que la gasolina se vendía más barata en ciertos lugares tanto de la ciudad, como en pequeños poblados aledaños. 

Incluso durante mis clases, y cuando les explicaba  el impacto de la corrupción e impunidad gubernamental; más de una ocasión me citaron con risas burlonas los lugares de la Piedad donde se vendías litros de a 10 pesos (en ese tiempo el litro costaba 12.50 pesos más o menos).

Hoy sabemos, por la información que se ha presentado, que el robo se venía reportando desde hace más de diez años; pero sistemáticamente se le fue dejando avanzar; hasta que sus niveles han sido tan altos que ya no se pueden ocultar; pero sobre todo porque se necesita presentar una cara limpia de corrupción a todo lo que se relacione a los energéticos, de esta forma se les pueden ofrecer y entregar a las empresas internacionales. 

El problema es que todos los males del país se los hemos cargado sistemáticamente a los narcos; con ello lo que hemos logrado es replicar la actitud de Colombia, cuando tratando de negar sus problemas, el gobierno creó los llamados paramilitares, que no son otra cosa que ex-militares mercenarios, que se alquilan para generar violencia inducida, planificada, mediante la que se trató de ir eliminando a los enemigos del gobierno sin que aparentemente este estuviera implicado. Hoy lo sabemos, fue peor el remedio que la enfermedad; pagarle a un asesino para que asesine clandestinamente pero sin ser perseguido generó cuatro fuerzas en disputa en Colombia: los narcos, la guerrilla, los paramilitares y el gobierno.

Lo paradójico es que Peña Nieto trajo de ese país como  asesor a un militar de apellido Naranjo, quien de inmediato , al parecer, fue formando grupos de tipo paramilitar, supuestamente para darle un giro a la guerra contra el narco...; el resultado nadie lo sabe con certeza; pero las cifras nos dicen que hoy estamos peor que hace cinco años; que el General Naranjo ya se regresó a su país (lo tenían encubierto con la vieja artimaña de disfrazarlo de catedrático o algo parecido en cierto centro universitario particular; muyyyy caro; como se dice (sólo se dice, no me consta) que se acostumbraba hacer en el universidad de los Tecos) con personal de inteligencia de los Estados Unidos.

Hoy ya no hay forma de ocultar que el robo de la gasolina en México se está realizando en cantidades gigantes gracias a que cuentan con personal calificado para operar los ductos sin matarse en el intento; para eso se requiere de contar con personal que sabe de la técnica y cuenta con la experiencia para hacerlo; por tanto la idea tonta de endilgarle el robo a simples narcos es una mera jalada producto de la necesidad de desviar la atención a lo que viene sucediendo hace años... las instituciones gubernamentales se pudren cada vez más, y la corrupción se incrementa. 

Para que la gasolina se robe en las cantidades en que se está robando se requiere de impunidad y complicidad de buena parte de las instituciones del gobierno; los narcos, es evidente que está reproduciéndose como esporas, lo entiendo; pero sin la impunidad y corrupción gubernamental,  suena difícil que pueda operar con la libertad con que lo hace desde hace años.

Es evidente que en el robo están inmiscuidos especialistas que están operando los ductos para poder ordeñarlos sin que causen tragedias. Por lo que se supone que estos cuadros de personal especializado se generan de fuentes alternas a los grupos de narcos; por ejemplo ex-empleados de la empresa petrolera; claro es una mera suposición; pero el sentido común nos dice que puede ser algo así. 

Si apelamos a lo que se visualiza en los hechos, hay contubernios que permiten que los grupos de delincuentes operen con personal especializado, porque, al parecer hay un plan de operaciones que se cubre perfectamente desde los planos gubernamentales; no olvidemos que en la actualidad estos oleoductos se controlan computarizadamente y es poco probable que no se enteren cuando están siendo vaciados sin consentimiento. 

Por tanto, dejemos de inventar más ladrones que con los que tenemos nos sobra; es evidente que la ordeña de los ductos ha sido realizada de manera muy sospechosa; pues si se cuenta con la información sobre los ductos, su trayecto y contenido... ¿por qué la policía casi siempre llega tarde..., cuando llega, e invariablemente se le escapan los ladrones, y luego se culpa al pueblo cercano de ser encubridor, o en el peor de los casos ladrón "fuente obejuna”? 

Cada vez es menos agradable la verdad; y el Peje vuelve a tener la razón... la mafia ha carcomido a las instituciones, y los narcos son una buena excusa.

¡Qué pena que igual seamos esto, lo que Usigli plasmó en su obra el Gesticulador!


Le abrazo con cariño.

9123. EXIGEN DIPUTADOS PRIÍSTAS, QUE EL GOBIERNO PONGA UN ALTO A LA VIOLENCIA Y LA ILEGALIDAD.

Por Adriana Hernández Íñiguez. 
Legisladora por La Piedad, Mich.           
Desde Morelia, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI
        



Boletín Informativo.
GPPRI-II- 174.

Exigen diputados priístas, que el gobierno ponga un alto a la violencia y la ilegalidad.

·       No es con reuniones de  análisis para
la foto, ni con buenos propósitos
expresados a través de discursos
y propaganda, como los grupos
criminales retrocederán en
la entidad.

Morelia, Mich. 18 de mayo de 2017.- El Grupo Parlamentario del PRI de la LXXIII legislatura del  Congreso del Estado de Michoacán de Ocampo expresó, mediante un comunicado, una profunda indignación ante los hechos de violencia e ilegalidad que se están viviendo en las diversas regiones de la entidad y de manera pronunciada en Morelia, capital michoacana.


Exigieron la actuación determinante y coordinada de los órdenes de gobierno y las instituciones del Estado, para detener la ola de violencia  que padecen los michoacanos que tiene en condición crítica la productividad y el desarrollo de la sociedad.

Puntualizaron que los reiterados informes que se dan por medio de fotografías y noticias de supuestos avances en materia de la baja de índices de delincuencia y violencia en la entidad, más pronto que tarde son avasallados por una realidad que desmiente los eventos protocolarios.

Aseguraron que no es con reuniones de  análisis para la foto, ni con buenos propósitos expresados a través de discursos y propaganda, como los grupos criminales retrocederán en la entidad.

"Como lo hemos venido denunciando hace tiempo desde la máxima tribuna del estado, no es maquillando las cifras como se acabará con la intranquilidad de los habitantes de Michoacán, sino con un trabajo responsable y coordinado; con estrategia de conjunto y mediciones serias producto de la contratación de profesionales en la materia y no del pago de lealtades de partido o de grupos de amistad  tanto en el ejecutivo estatal como en los Municipios", sentenciaron.

Consideraron que es urgente dejar a los amigos fuera del gabinete y traer profesionales que si conozcan de estrategia, prevención y que tengan una auténtica estructura de inteligencia, para anticiparse a los criminales que, desde dentro y fuera de los límites estatales, confabulan y se enfrentan para ganar territorio tomando de rehenes a los ciudadanos ya sean empresarios,  estudiantes, amas de casa, profesionistas o jóvenes a los que toman como carne de cañón.

Formularon un llamado firme al Poder Ejecutivo y al Poder Judicial, para que actúen en consecuencia de investigaciones expeditas y apegadas a derecho, para detener a los criminales y procesarlos en consecuencia. “Mientras la Impunidad siga siendo la debilidad de nuestras instituciones la delincuencia y la violencia seguirán creciendo”, reafirmaron.

Finalmente, los legisladores del tricolor aseguraron que ni el gobierno federal, ni los michoacanos solos, podrán atacar este flagelo, si no hay disposición real de las autoridades estatales y municipales de coordinarse y colaborar entre sí de forma responsable, para destruir las bases sobre las que operan las células criminales y fortalecer la seguridad y el Estado de Derecho que demanda la población.

ooo0ooo