sábado, 3 de junio de 2017

9196. EL MAESTRO INTERIOR.

Reporte Z.

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

El Maestro interior.


Un cristiano sin memoria no es un verdadero cristiano: es un cristiano a mitad de camino, es un hombre o una mujer prisionero del momento, que no sabe tomar en consideración su historia, no sabe leerla y vivirla como historia de salvación. 
Papa Francisco.

La iglesia católica celebra hoy Pentecostés, cincuenta días después de la Pascua, el Señor aparece ante sus discípulos y sopla sobre ellos infundiéndoles el Espíritu Santo. En Evangelio de san Juan 20:19-23 se lee: “Al atardecer de aquel día, el primero de la semana, estando cerradas, por miedo a los judíos, las puertas del lugar donde se encontraban los discípulos, se presentó Jesús en medio de ellos y les dijo: «La paz sea con vosotros.» Dicho esto, les mostró las manos y el costado. Los discípulos se alegraron de ver al Señor. Jesús les dijo otra vez: «La paz sea con vosotros. Como el Padre me envió, también yo os envío». Dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: 
«Recibid el Espíritu Santo. A quienes perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos».

Lo primero que expresa el Maestro Jesús, como un saludo es un deseo de paz: “La paz sea con vosotros”. De esto podríamos deducir que para que sea posible la presencia del Espíritu en nuestra vida y en la vida del mundo es la paz, los oscuros lo saben por eso se empeñan en imponer la guerra, el clima ideal para que el demonio haga de las suyas. Los que hacen la guerra, aún en nombre de la paz, son cómplices del demonio. Construir la paz es la primera tarea del cristiano porque sin paz no hay justicia, si paz no hay tranquilidad, sin paz no hay progreso, sin paz no hay amor.

Hablar es una de las manifestaciones del Espíritu, pero no hablar por hablar como lo hacen los políticos y gobernantes que hablan para engañar, el Espíritu mueve a hablar con verdad y justicia pero antes de manifestar con palabras la presencia del Espíritu en nuestra vida nos enseña, nos prepara en el silencio, el Espíritu Santo es el Maestro Interior.

No es fácil escuchar la voz del Maestro interior, el ruido externo inunda también el alma,  no hay tiempo para meditar (meditar es escuchar al Espíritu), para orar (orar es hablar con el Espíritu), para discernir. Si no hay discernimiento tampoco hay memoria, ni congruencia y es que la voz del consumismo penetró hasta el fondo e impone su ley sin contemplaciones. Somos un pueblo sin memoria. Los gobernantes se corrompen, se enriquecen con el hambre y la muerte de los más desprotegidos, y seguimos votando por ellos, son los mismos que han hecho de nuestra patria un infierno.

Dice el Papa Francisco que el Espíritu sigue manifestándose en el mundo, pero igual que los políticos sofistas tienen el objetivo de engañar, hay quienes dicen hablar en nombre del Espíritu, pero sus obras son perversas. Por eso el discernimiento es necesario, porque muchos aseguran que hablan en nombre de Dios, pero en realidad promueven al demonio de la injusticia, de la mentira, de la muerte.

Denunciar la injusticia es también un don del Espíritu. Los compañeros periodistas que hablan por los que no tiene voz, los que denuncian la complicidad de criminales y gobernantes, los defensores de derechos humanos, los ecologistas, indígenas y líderes comunitarios, los  que han pagado con su vida la valentía de denunciar la mentira y la injusticia, ésos son profetas del Espíritu.

9195. ATRAPADO ENTRE NARCOS Y EL SILENCIO OFICIAL.

Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Ricardo Ravelo
SinEmbargo. Junio 2, 201712:00 am.
Las amenazas de muerte y/o de encarcelamiento en contra de Juan Monrreal derivan precisamente de haber tocado los intereses de una familia poderosa. Foto: Cuartoscuro.

Periodista desde hace cuatro décadas, propietario del sitio web El Demócrata Norte de México, colaborador de distintos medios informativos de Coahuila y Durango, Juan Monrreal López está en peligro de muerte por ejercer el periodismo en la región donde vive: la zona conurbada Torreón-Gómez Palacio, Durango, una de las demarcaciones más invadidas por el narcotráfico y grupos empresariales ligados a la delincuencia organizada.

Monrreal ejerce el periodismo de manera diferente que el resto de sus colegas de la región: investiga, cuestiona y toca los intereses más sensibles de los políticos y empresarios presuntamente ligados con el narcotráfico y el lavado de dinero. Al amparo de la impunidad y el ejercicio desmedido del poder, muchos de ellos han acumulado fortunas descomunales. Y con poder político y dinero se sienten dueños de la vida de los otros.

Las amenazas de muerte y/o de encarcelamiento en contra de Juan Monrreal derivan precisamente de haber tocado los intereses de una familia poderosa: los hijos del empresario finado Carlos Herrera Araluce, quien fue alcalde de Gómez Palacio, Durango, en dos ocasiones, dueño de la empresa Chilchota, quien en 2007 estuvo a punto de morir ejecutado cuando un grupo de sicarios presuntamente relacionados con “Los Zetas” lo atacó a balazos junto con su esposa. Como consecuencia del atentado, Herrera Araluce perdió tres dedos de una mano. Desde ese momento vivió encerrado en su residencia de la colonia “Las Rosas” hasta que murió en marzo de 2016.

Herrera Araluce fue un empresario muy emprendedor en la década de los setenta: construyó el Parque Industrial que ahora lleva su nombre, impulsó su empresa –Chilchota –una de las más boyantes productoras de quesos en la Laguna y fue precandidato fallido a la gubernatura de Durango. Sin embargo, su exitosa vida en los negocios siempre estuvo bajo sospecha: en no pocas ocasiones se le relacionó con el narcotráfico y el lavado de dinero, actividades que él siempre negó, pero tuvo que cargar como un estigma.

Tras su muerte en marzo de 2016, el poder empresarial y político lo heredaron sus hijos Carlos Manuel, Ernesto y Leticia Herrera Ale, ésta última actualmente es alcaldesa de Gómez Palacio, Durango. Ella ejerce el poder al más puro estilo de su padre, según cuentan quienes la conocen: con prepotencia, con abusos de autoridad, con imposiciones y hasta con desprecio hacia los propios miembros de su partido, el PRI. Es el trato que saben dar quienes no sólo carecen de todos los valores sino que se sienten intocables.

En su afán de ser candidata al gobierno de Durango, se ha peleado con el presidente del PRI, Enrique Ochoa Reza, también con el Gobernador de Durango, José Rosas Aispuro, quien como candidato cargó a cuesta la mala fama –en buena medida promovida por Leticia Herrera –de tener vínculos con Emma Coronel, la esposa de Joaquín Guzmán Loera. Según Monrreal, Leticia Herrera se encargó de circular la versión de que debido a ese vínculo Rosas Aispuro dispuso de mucho dinero en su campaña política.

Según las investigaciones periodísticas de Juan Monrreal, Leticia Herrera se quedó con las ganas de ser la Gobernadora de Durango, pues no pudo doblar al entonces mandatario Jorge Herrera Caldera. “Leticia no era gente de las simpatías de Jorge Herrera”, dice Monrreal, por lo que la hija de Carlos Herrera comenzó a golpear a los aspirantes que le llevaban ventaja, entre ellos a Esteban Villegas, delfín de Herrera Caldera, quien perdió la gubernatura.

La pugna política llegó hasta el gabinete federal, particularmente hasta el entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray, quien a través de sus contactos metió orden en ese grupo político. El manotazo de Videgaray fue tan severo que les mandó decir a Leticia Herrera que si no se disciplinaba ordenaría una auditoría a la empresa Chilchota y que acabaría con la compañía en 30 días, aludiendo presuntos malos manejos fiscales, por decir lo menos.

De esa manera se puso fin al conflicto político. La gubernatura la ganó Rosas Aispuro y a Leticia Herrera le concedieron la presidencia municipal de Gómez Palacio, posición que se ha convertido en un feudo familiar. No conforme con ello –cual ave de tempestades –tan pronto llegó al poder abrió otros frentes de guerra, ésta vez en contra de los tres expresidentes municipales Ricardo Rebollo Mendoza, Rocío Rebollo, y José Miguel Campillo. A todos ellos Leticia Herrera los acusó de haber incurrido en actos de corrupción y enderezó en su contra una dura campaña en medios de comunicación deslizando amenazas e intimidaciones.

Parece claro que lo que Leticia Herrera quiere es más poder y dinero, pues logró negociar con José Miguel Campillo, quien le habría entregado bienes patrimoniales del municipio de Gómez Palacio, entre otros, terrenos, edificios y la hacienda pública. Y todo ello se hizo como si se tratara de una transacción entre particulares.

Al igual que su padre, Leticia Herrera ya arrastra con una muy mala fama por rodearse de presuntos pillos. De acuerdo con las columnas de Juan Monrreal, está rodeada de personajes relacionados con el crimen organizado. Un caso escandaloso – dice — es el de Francisco Bardán, Oficial Mayor del Ayuntamiento de Gómez Palacio.

Este personaje tiene historia: En el año 2000 fue detenido por la Procuraduría General de la República (PGR) con cocaína, mariguana, droga sintética y rifles de alto poder. En ese tiempo fungía como director de Alcoholes del Ayuntamiento de Saltillo, Coahuila, y operaba bajo las órdenes del entonces alcalde Oscar Pimentel, quien al darse cuenta de la aprehensión de su empleado procedió a darlo de baja.

Bardán negó estar ligado al narco, a pesar de las evidencias que lo relacionaron con el narcomenudeo desde la Dirección de Alcoholes. Dijo entonces que los “lenones” de la zona de tolerancia de Saltillo donde él operaba le habían sembrado droga y armas en su camioneta. La versión no fue nada creíble, pero le bastó para librar el embrollo.

Tras salir de la cárcel, Francisco Bardán se ligó al grupo político encabezado por la familia Rebollo, tan perniciosos como los Herrera, pues ambas familias rivalizan por el poder, los negocios y todo lo relacionado con el crimen organizado. Más tarde, Bardán brincó al “clan” Herrera, donde Leticia lo acogió como su hombre de confianza y operador. Por órdenes de los hermanos Herrera, fungió como jefe de campaña del candidato del PAN a la alcaldía de Gómez Palacio, José Miguel Campillo.

Otro de los principales operadores de Leticia Herrera es José Lorenzo Natera, quien es síndico del Ayuntamiento de Gómez Palacio, un personaje con antecedentes de porro universitario y quien ahora opera como informante y negociador: se encarga de conseguir expedientes para denostar a funcionarios y políticos enemigos de sus jefes para después exhibirlos públicamente. Es una manera de mantener bajo control a los personajes que ellos quieren dominar.

Justamente por publicar esta y otras informaciones que ponen en evidencia a la familia Herrera Ale, las amenazas en contra de Juan Monrreal se agudizaron desde mediados del 2016. Fue por esa razón que el periodista presentó una denuncia en contra de Leticia, Carlos Manuel, Ernesto Herrera Ale y varios de sus operadores por amenazas de muerte.

Según Monrreal López, de todos estos antecedentes tienen conocimiento la presidencia de la República, la Secretaría de Gobernación, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la Legislatura y el Tribunal Superior de Justicia de ese estado. Recientemente, el periodista puso en conocimiento del Gobernador de Durango, José Rosas Aispuro Torres, todos estos hechos. Aispuro le ofreció atender el caso. Al parecer sostuvo un diálogo con la alcaldesa de Gómez Palacio, pero el hostigamiento contra el reportero continúa.

Para colmo de males, es la fecha que ninguna de las dependencias ha tomado cartas en el asunto, salvo la Secretaría de Gobernación que, hace algunos meses, le ofreció protección con escoltas y vehículo blindado, previa firma de una carta de aceptación. Lo que a la Secretaría de Gobernación parece no quedarle claro es que con su trabajo periodístico Monrreal López se está enfrentando a grupos empresariales presuntamente relacionados con la delincuencia organizada. Nada menor.

En su denuncia, cuya copia se dispone, Monrreal afirma que acude a dichas dependencias para denunciar los hechos y al mismo tiempo solicitar garantías suficientes “para ejercer mi profesión de manera libre y sin amenaza alguna, como la que existe contra mí, mi familia y los colaboradores de la Revista Demócrata Norte de México”.

En su relatoría de hechos expone que Juana Leticia Herrera Ale, alcaldesa de Gómez Palacio y su “clan” empezaron a amenazarlo después de varias publicaciones en las que exhibió sus nexos criminales y abuso de poder con el que se manejan.

Detalla que fue en mayo de 2016 cuando le ordenaron a Sergio Uribe Rodríguez (diputado local) y a Jorge Clemente Mojica Vargas, director del periódico “Victoria de Durango”, propiedad de la familia Herrera Ale, “investigar al periodista Juan Monrreal López para cuando menos meterlo a la cárcel, como si las leyes, las instituciones y las autoridades fueran de su propiedad”.

Ante esto, Monrreal dice sorprendido: “Si lo menos que quieren es encarcelarme, qué será lo más: ¿Agredirme?, ¿secuestrarme?, ¿matarme?…No creo que sea algo menos que eso. Por esa razón temo por mi vida y la de mi familia”.

En su denuncia resume las causas de las amenazas que recibe: “A la presidenta electa le encabrona lo que el reportero escribe y como lo escribe”. Así de simple. Y así de grave.

Según la denuncia del periodista, los personeros de Leticia Herrera se dieron a la tarea de visitar a una buena cantidad de alcaldes, sin ser autoridad pero ostentándose como enviados de los hermanos Herrera Ale, en particular de Leticia, para rastrear información “y encontrar algo” que pudiera usarse en contra del periodista para acusarlo y encarcelarlo.

Monrreal relata que la investigación ordenada por los Herrera “atropella sus derechos como informador, el derecho de informar y ser informado”, con sagrado por la Constitución.

Luego de disponer de mayores datos sobre las pesquisas en su contra, Monrreal publicó un texto en su sitio web con el siguiente encabezado: “Alcalde priista, Leticia Herrera Ale y Jorge Mojica Vargas investigan al director de la revista Demócrata Norte de México “para cuando menos meterlo a la cárcel”.

En dicho texto, el periodista denuncia la actitud que él mismo califica de “intimidatoria, de amenaza y de persecución que la presidenta municipal electa, Juana Leticia Herrera Ale, ha puesto en marcha en nombre del clan Herrera Ale, que involucra a sus hermanos Ernesto y Carlos Manuel”, afirma.

Y enseguida el periodista lagunero enlista los encabezados de los textos que, según él, causaron el enojo de Leticia Herrera: “Francisco “Paco” Bardán Ruelas, coordinador de campaña de Leti Herrera, fue detenido por la PGR por posesión de drogas”, “Juana Leticia Herrera Ale, en su cierre de campaña, prometió todo, menos seguridad”, entre otros.

–¿Temes por tu vida?—Se le pregunta al reportero vía telefónica.

–Si, temo que me maten. Y quiero dejar en claro que si algo me pasa culpo directamente a Carlos Manuel, Ernesto y Leticia Herrera Ale. Ellos serían los únicos responsables de mi muerte y que esto quede claro ante las autoridades estatales y federales que ya conocen los antecedentes de este conflicto”.

Y añade: “Por desgracia, las persecuciones y asesinatos de periodistas en Durango existen. Algunos crímenes contra informadores siguen sin aclararse. Y los acosos de algunos políticos y autoridades permanecen solo porque los reporteros no escriben ni difunden lo que los hombres del poder público quieren escuchar, leer o ver”.

Al referirse a su caso, Juan Monrreal afirma que Leticia Herrera piensa que vive en los años setenta, que la correlación de fuerzas en el país y en el estado de Durango no ha cambiado y ella intenta imponer en Gómez Palacio un régimen cerrado y autoritario donde los derechos sociales y humanos sean autorizados y manejados por ella misma y los poderes fácticos que la rodean. (Esto) es un total contrasentido que está fuera de las leyes”.

A pesar de las denuncias públicas de Monrreal y la supuesta intervención del Gobernador Rosas Aispuro, el martes 30 de mayo el Cabildo de Gómez Palacio acudió a la Fiscalía de Durango e interpusieron una denuncia en contra de Juan Monrreal bajo el argumento de que el periodista “se excede al ejercer su libertad de expresión”, lo califican de ser un pseudoperiodista, según los denunciantes, porque no suele asistir a la presidencia municipal ni presentarse ante los funcionarios municipales, como lo hace el resto de los reporteros.

Algo verdaderamente inusual fue el hecho de que al presentar la denuncia contra Monrreal, los funcionarios municipales convocaron a los medios de comunicación ante quienes se quejaron se der víctimas de una campaña de desprestigio orquestada por el periodista, lo que dijeron que no pueden permitir, ya que aseguraron que “la señora Leticia Herrera tiene mucho amor por la ciudad de Gómez Palacio”. Un argumento absurdo y no menos cínico.

También exigieron públicamente que el periodista revele las fuentes que le proporcionan la información que publica, algo verdaderamente imposible porque ninguna autoridad –incluyendo el presidente el presidente de la República –puede exigirle a un periodista tal barbaridad.

Juan Monrreal es un periodista hecho en casa y a mano, como decía Manuel Buendía, forjado en la brega diaria. No se ostenta como genio de la comunicación ni muestra alardes de influyentismo como otros reporteros atenazados por el protagonismo y la fanfarronería.

Monrreal sabe que este oficio se ejerce con valor y asumiendo a cada momento el ineludible compromiso social de informar. No de balde se ha metido entre las patas de los caballos investigando nexos de políticos y empresarios con el narcotráfico en la Comarca Lagunera –corazón del llamado Triángulo Dorado del Narcotráfico – donde la clase política y el narcotráfico son exactamente lo mismo.

Justamente en La Laguna emergió en los años setenta Amado Carrillo Fuentes, “El Señor de los cielos”. En ese territorio se asoció con Rafael Aguilar Guajardo y con Manuel Bitar Tafich, cerebro financiero del cártel de Juárez, quien ahora se dedica al negocio hotelero.

En La Laguna hoy existe una disputa atroz por el control de la plaza entre Los Zetas y los cárteles de Juárez y Sinaloa, guerra que ha cobrado unas cincuenta vidas mensuales en los últimos 24 meses.

Para sorpresa de muchos, a la Comarca Lagunera regresó un personaje que por cierto es muy cercano a los Herrera Ale. Se llama Arturo González Hernández y le apodan El Chaky. Fue pistolero de Vicente Carrillo Fuentes y se asegura que ahora opera para Ismael “El Mayo” Zambada, quien le pidió que se metiera a La Laguna para controlar la plaza.

Este personaje opera entre Torreón, Gómez Palacio y Lerdo, Durango, el llamado corredor del narco y de la muerte, donde están instaladas las empresas más importantes del país y, paralelamente, los grupos políticos y empresariales relacionados con el narcotráfico y el lavado de dinero.                  

–¿Qué se siente reportear cargando a cuestas una amenaza de muerte?—se le pregunta.

–Siento mucho miedo, no lo niego. Pienso que en cualquier momento me pueden matar. Y lamento mucho que los periodistas estemos tan solos. Para los periodistas parece que solo existe un destino: morir informando.

Leticia Herrera, de acuerdo con el periodista Juan Monrreal, está rodeada de “gente oficiosa”, operadores dispuestos a matar a quien sea y hasta de personajes con antecedentes de narcotráfico quienes fungen como altos funcionarios del Ayuntamiento de Gómez Palacio.


Por Ricardo Ravelo.
Ricardo Ravelo Galó es periodista desde hace 30 años y se ha especializado en temas relacionados con el crimen organizado y la seguridad nacional. Fue premio nacional de periodismo en 2008 por sus reportajes sobre narcotráfico en el semanario Proceso, donde cubrió la fuente policiaca durante quince años. En 2013 recibió el premio Rodolfo Walsh durante la Semana Negra de Guijón, España, por su libro de no ficción Narcomex. Es autor, entre otros libros, de Los Narcoabogados, Osiel: vida y tragedia de un capo, Los Zetas: la franquicia criminal y En manos del narco.

9194. CONTUBERNIO VIDEGARAY-YERNO AMENAZADO.

Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Dolia Estévez.

SinEmbargo. Junio 2, 2017. 12:00 am.
 



“Kushner es el personaje más cercano al Presidente bajo investigación en torno a la presunta confabulación entre la campaña de Trump y Rusia durante las elecciones de 2016”. 
Foto: EFE
 
Hace unos días escribí que en una administración erosionada por intrigas internas, donde nadie está a salvo de los arranques mercuriales de un Presidente que demanda lealtad absoluta, Jared Kushner, yerno y poderosos asesor de Donald Trump, era intocable. Sin embargo, quizá me haya equivocado.
 
Kushner está en el ojo del huracán. Las explosivas filtraciones de The Washington Post sobre sus reuniones con el Embajador ruso, con quien discutió establecer un canal de comunicación secreto a espaldas del gobierno de Barack Obama, han dominado los titulares y espacios noticiosos. El diario que hundió a la presidencia de Richard Nixon, además, reveló que el hoy yerno incomodo también se entrevistó con un banquero ruso sancionado por Obama tras el hackeo de los correos de la campaña de Hillary Clinton. Se cree que el individuo, aliado de Vladimir Putin, es espía de los servicios de inteligencia del Kremlin.
 
Kushner es el personaje más cercano al Presidente bajo investigación en torno a la presunta confabulación entre la campaña de Trump y Rusia durante las elecciones de 2016. La indagación podría llegar hasta la misma Oficina Oval. Pocos en Washington creen que el yerno más famoso de Estados Unidos se haya ido por la libre, es decir, sin el conocimiento y anuencia de su suegro. Con todo, es difícil vaticinar cuándo tocará fondo el escándalo, más allá de decir que para la Casa Blanca se ha vuelto una bomba de tiempo con el potencial de hacer añicos no solo a Kushner sino a la presidencia de Trump.
 
¿Qué tiene que ver esto con México? Kushner es nada menos que el vinculo directo a Trump del Canciller Luis Videgaray. Con un amplio despacho estratégicamente ubicado a cinco pasos de Trump, este joven de 36 año que nunca antes había ocupado un puesto gubernamental tiene el oído y la confianza del Presidente. Quizá sea el asesor más influyente de Trump. Al menos por ahora.
 
Su salida de la cúpula del poder en Washington, que algunos demócratas están pidiendo, tendría consecuencias directas en el trato con México. Kushner ha sido una especie de contrapeso a las presiones de Steve Bannon, el siniestro estratega presidencial, para endurecer las políticas migratoria, comercial y de seguridad hacia México.
 
El desplome de Kushner tendría efectos negativos inmediatos, aunque en el mediano plazo podría ser positivo, toda vez que forzaría a recanalizar la relación por las vías institucionales que han quedado marginadas debido a la preponderancia del contubernio entre Kushner y Videgaray. El vacío que dejaría Kushner podrían llenarlo los profesionales del servicio público y diplomático para avanzar una agenda bilateral en la que, con excepción de migración y el mítico muro fronterizo, no hay diferencias de fondo.
 
La relación con México–en la que participan cuando menos 30 secretarías y dependencias federales estadounidenses, así como una decena de miles de burócratas–es una de las más desafiantes. Es un trabajo de tiempo completo. Para Kushner, México–país cuya historia, cultura y sistema político desconoce–hubiera sido más que suficiente. No obstante, Trump también le dio Canadá, China, Israel, Palestina, Corea del Norte y hasta Cuba. Lo ungió como Secretario de Estado paralelo.
 
Aun cuando Kushner permaneciera en la Casa Blanca, sortear el huracán ruso absorberá gran parte de su tiempo y capital político. “No hay duda que el titular de la SRE tendrá que hacer ajustes una vez que el yerno no tenga tiempo de regresar sus llamadas debido a que está en proceso de ser depuesto”, me dijo un funcionario.
 
Esta semana, el Videgaray visitó Washington pero no vio a Kushner. Su vocera me dijo que el canciller viajó para participar en la reunión de la OEA sobre Venezuela, “nada más”.
 
El gobierno peñista apostó todo en el yerno. Su derrumbe dejaría a Videgaray sin interlocutor y sin el activo con el que Enrique Peña Nieto justificó hacerlo canciller.
 
Por ahora, Trump no ha dado señales, al menos públicamente, de querer deshacerse de Kushner. “Jared está haciendo un trabajo grandioso. Tengo absoluta confianza en él… es una muy buena persona”, dijo Trump en una declaración escrita.
 
La familia es todo para Trump. Como Don Corleone sólo confía en ella. Kushner es su asesor principal no por su talento sino por su lealtad. Sin embargo, se ha vuelto un riesgo. Y, por más que sea el esposo de su hija favorita no hay lazos de sangre entre ellos. Si Trump decide sacrificarlo, las lagrimas de Ivanka no van a impedirlo como no impidieron a Michael Corleone mandar matar al marido de su hermana Connie en “El Padrino”.
 
Twitter: @DoliaEstevez
 
Por Dolia Estévez.
Dolia Estévez es periodista independiente en Washington, D.C. Inició su trayectoria profesional como corresponsal del diario El Financiero, donde fue corresponsal en la capital estadounidense durante 16 años. Fue comentarista del noticiero Radio Monitor, colaboradora de la revista Poder y Negocios, columnista del El Semanario y corresponsal de Noticias MVS. Actualmente publica un blog en Forbes.com (inglés), y colabora con Forbes México y Proyecto Puente. Es autora de El Embajador (Planeta, 2013). Está acreditada como corresponsal ante el Capitolio y el Centro de Prensa Extranjera en Washington.

9193. DE COMALA AL ESTADO DE MÉXICO.

Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Alma Delia Murillo.
SinEmbargo. Junio 3, 2017. 12:04 am.

– ¿Y por qué se ve esto tan triste?
– Son los tiempos, señor.
(Pedro Páramo de Juan Rulfo)
 
Es verdad que el hambre duele, primero en la boca del estómago, después en la cabeza y luego duele en todo el cuerpo; sé que ese kilo de arroz y frijol pueden aliviarla en lo inmediato, pero aceptarlo del PRI a cambio de un voto es comer de la mano de la muerte. Foto: Cuartoscuro
 
Hay orígenes geográficos que presagian tragedia.
 
Hace poco, mientras releía Pedro Páramo y reparaba en la impresión de Juan Preciado cuando llega a Comala y se encuentra con esa calamidad de pueblo, me sorprendí por la contundente similitud de sus descripciones con el miserable Estado de México que tan bien conozco.
 
Nací en Nezahualcóyotl y crecí en San Agustín y Ecatepec, es decir, que recorrí senderos grises con olor a basura fermentada durante mi niñez y adolescencia. Más de una vez falté a la escuela por alguna falla en el transporte, porque los microbuses se atascaban con el agua que desbordaba las cañerías durante las lluvias, porque una banda asaltaba el microbús y se llevaba mi mochila o simplemente por no tener dinero para pagar el viaje.
 
Todavía hoy, cuando visito los rumbos, me pregunto cómo hacen los mexiquenses para salir a trabajar, a tomar clase de siete, a buscarse la vida.
 
Hay un fragmento de Pedro Páramo en el que Damiana Cisneros describe Comala: Este pueblo está lleno de ecos. Yo ya no me espanto. Oigo el aullido de los perros y dejo que aúllen. Y en días de aire se ve al viento arrastrando las hojas de los árboles, cuando aquí, como tú ves, no hay árboles.
 
Desde luego a Comala le faltan patrullas, balas, cristalazos, extorsiones y propaganda electoral para estar a la altura del Estado de México al que me refiero.
 
Quienes han caminado por Tultitlán, Chalco, Cuautitlán o Tecámac; quienes han transitado cerca del bordo de Xochiaca conteniendo la respiración ante ese hedor inmundo, saben de lo que hablo y saben que no exagero.
 
Este es un país, lo digo sin arrogancia y con profunda tristeza, donde el abolengo y la estirpe están definidas más que en el apellido, en el código postal; es un país de castas y las de los municipios del Estado de México que mencioné son, sin duda, de las más bajas.
 
Eso es lo que permite, entre otras cosas, comprar un voto por la promesa —incumplida— de seiscientos pesos mensuales o a cambio de una tarjeta que alcanzará para un kilo de arroz, otro de frijol, un cartón de huevo y tres latas de atún en el supermercado, o tal vez por un salario rosa que pretende maquillar el alarmante índice de asesinatos de mujeres en la entidad. El hambre. El agotamiento. La ignorancia. Pero también la medianía que se conforma.

Es verdad que el hambre duele, primero en la boca del estómago, después en la cabeza y luego duele en todo el cuerpo; sé que ese kilo de arroz y frijol pueden aliviarla en lo inmediato, pero aceptarlo del PRI a cambio de un voto es comer de la mano de la muerte.
 
Han sido 87 años de Partido Revolucionario Institucional, ochenta y siete años a lo largo de los cuales millones de familias han visto por generaciones replicarse la misma falta de oportunidades, la tragedia cíclica que regresa, el camino de cristales rotos que te obliga a andar de puntitas sobre niveles de delincuencia cada vez más inauditos pero con la certeza de que antes o después te tocará: que te roben el celular en el mejor de los casos, que violen a tu hija o a tu hermana, que asesinen a tu vecino porque no quiso pagar su cuota de extorsión a las mafias de la narcopolítica.
 
Las banquetas son aceitosas, el alumbrado público no alumbra, los señalamientos viales son casi inexistentes, los policías son ladrones, las áreas verdes son más bien pardas, las aguas son negras, el salario rosa será pálido y la sangre seguirá siendo roja.
 
El atraso social de la entidad es, además de vergonzoso, hiriente. Por eso cuesta imaginar razones para darle el voto al PRI en estas elecciones pero si ese partido vuelve a ganar será que tal vez, como en Comala, en el Estado de México todos están muertos. O al menos, sin alma.
 
@AlmaDeliaMC

Por Alma Delia Murillo.

9192. LO QUE DE VERDAD IMPORTA.

Reporte Z.

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Lo que de verdad importa.


Deja que el amor sea genuino; odia lo malo, sostente bien de lo que es bueno, ama a tus semejantes con afecto de hermandad; supérense unos a otros al demostrar honor. Regocíjate con tu esperanza, sé paciente en la adversidad, se constante en la oración. Romanos 12:9-12.

¿Qué es lo que de verdad importa?, la pregunta surge de una manera natural ante la afirmación: “Lo que de verdad importa”, título de una película (foto) cuyas ganancias se destinarán a ayudar a niños que padecen cáncer. Eso es lo que afirma el director del filme  en un mensaje en el que pasan vídeos de las actividades de una fundación a beneficio de los niños iniciada por el actor estadounidense Paul Newman, a quien se dedica la cinta.

Más allá de la película es bueno plantearse la pregunta no sólo a nivel personal, sino en la dimensión social. ¿Qué es lo que de verdad importa? En el nivel personal, familiar, social, nacional, internacional, global,  ¿qué es lo que más importa?

Algunos tienen una respuesta bien definida a esta pregunta, lo que más importa es el poder y el dinero, es la belleza, el lujo, satisfacer el ego, lo que más importa es la competencia, la productividad, lo que más  importa es ganar. Muchos otros ni siquiera se han planteado la pregunta: ¿qué es lo que de verdad importa?

Para los magnates dueños del petróleo, de la industria armamentista, de los medios de difusión, lo que de verdad importa son las ganancias, el dinero y el poder; que el ecosistema terrestre se destruya, que los recursos naturales se agoten, que aumente la desigualdad y la pobreza, eso no les importa  para nada.

La decisión del presidente de Esclavos Unidos, Donald Trump, de retirar a ése país  del Acuerdo de París contra el cambio climático, lo muestra como lo que es: un títere en manos de la mafia global. La demanda de Trump para que los aliados (Alemania, Francia, Gran Bretaña, etc.) aumenten considerablemente el gasto en armamento militar no puede venir sino de las oficinas de los jefes de jefes, los Rotschild, Rockefeller, Morgan, y las familias que se encumbraron por la usura desde la edad media y desde entonces controlan la economía, la política y a las masas a través de los medios de difusión.

La concentración de poder y la riqueza es una de las claves de la mafia global (y también de la mafia nacional del PRIANRD) para mantener y profundizar su dominio, a las masas empobrecidas lo que de verdad les importa es sobrevivir, la ley de la sobrevivencia es implacable, el sistema la aplica con rigor y así consigue que las masas tengan una respuesta muy limitada a la pregunta ¿qué es lo que de verdad importa? Comer, sobrevivir, es la respuesta no importa si para sobrevivir tengo que vender el voto, o tengo que convertirme en delincuente.

A las comunidades indígenas de México y el mundo ¿qué es lo que de verdad les importa? Les importa la Tierra porque para ellos es una madre (Pachamama), la que los alimenta y les da sustentación territorial, les importa mantener vivo el sentido comunitario, la familia el agua y los bosques.

¿Qué es lo que de verdad te importa?

viernes, 2 de junio de 2017

9191. ENCUENTRO CON GOROSITO…

Por el Lic. Washington Daniel Gorosito Pérez.
Sociólogo, docente universitario, Investigador y poeta.
Desde el Estado de Guanajuato. Para
Tenepal de CACCINI

FAO- MEXICANO BERDERGUÉ: “UN CRIMEN QUE 35 MILLONES
DE LATINOAMERICANOS SUFRAN HAMBRE”.

El agrónomo mexicano y Doctor en Ciencias Sociales, Julio Berdergué es el nuevo representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), para nuestra región. El experto declaró a Inter Press Service: “Es un crimen que todavía haya en el conjunto de los países latinoamericanos, 35 millones de personas que vayan a sus camas cada noche padeciendo hambre”.

De esa cifra 700 mil son niños con desnutrición aguda y crónica. Berdergué ha trabajado durante décadas en temas vinculados al desarrollo rural, sostuvo que a pesar que el combate contra el hambre ha sido en la región “notablemente exitoso”, incluso se cumplieron los objetivos de Desarrollo del Milenio, el pasivo más importante de América Latina y el Caribe es el de la desigualdad que “nos pesa en cada acción y contribuye a muchos otros problemas”.

Como por ejemplo la obesidad de la que dijo, “Vamos perdiendo la pelea por paliza”, el igual que con el agua, elemento clave para la vida, ya está presente la urgencia de afrontar la escasez de la misma que llegó para quedarse por el cambio climático y donde es clave la transformación de la agricultura que consume el 70% del recurso hídrico. Los niveles de pobreza rural son muy altos, casi el 50% vive en condiciones de pobreza y el 30% en extrema pobreza.

Las prioridades de la gestión del Dr. Julio Berdergué, es cumplir con la misión y los objetivos estratégicos de la FAO que fueron aprobados en mayo pasado en Roma, donde se localiza la sede mundial del organismo. El primer objetivo tiene que ver con el hambre, la malnutrición y la desnutrición, seguirán siendo una agenda central. El segundo tiene que ver con mayor sostenibilidad. Otra línea es la relevancia de los sistemas alimentarios  que en los últimos 25- 30 años experimentaron un cambio radical en su profundidad y velocidad, y la importancia de la resiliencia frente al cambio climático.

Retomando el tema básico del agua, el Dr. Berdergue, sostiene que si fuera presidente de un país “X” en 30 o 50 años más, y me dicen: “para producir papas está consumiendo 70% del agua y la gente no tiene agua en las ciudades por el cambio climático”, como presidente diría: “bueno, importemos las papas, dejemos de producirlas”. Entre darles agua a los habitantes o producir papas, lechugas o espárragos, vamos a perder esa pelea.

Nuestros agricultores luchan, se organizan para tener más agua, y está bien que lo hagan. Tenemos que empezar a pensar como haremos agricultura con menos agua, como produciremos la misma cantidad de alimentos sin consumir 70% del agua sino la mitad. No podemos hablar de una agricultura “cero agua”, pero mucho menos que 70% y eso es algo que no estamos pensando. Estamos acostumbrados a usar agua casi sin restricción y ese mundo se está acabando con el cambio climático. No vamos a lograr pasar rápido de un 70% a un 35% del uso del agua en la agricultura, pero más nos vale empezar ahora porque si no el cambio climático nos va aganar la carrera dijo el también subdirector general de la FAO a Inter Press Service.

Unos días después de asumir el cargo en la Sede Regional de la FAO en Santiago de Chile; en la capital Azteca durante el foro denominado “La Universidad Nacional Autónoma de México y los desafíos de la nación”, el grupo de análisis de la temática: “El agua en México: retos y soluciones” llegó a la conclusión que la situación del país sobre el futuro del recurso para los años 2020- 2035 será extremadamente grave en materia de agua potable”.

¡Hasta el próximo encuentro…!

Lic. Washington Daniel Gorosito Pérez.

9190. LA JUNTA DE VALLADOLID.

Por EVERILDO GONZÁLEZ ÁLVAREZ.
Ambientalista, periodista y escritor.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI


LA JUNTA DE VALLADOLID.
Tercera y última parte.

Fray Bartolomé de las Casas fue el principal defensor de los indios en la Junta de Valladolid. Las Casas, que no le va a la zaga en aristotelismo, demostró la racionalidad de los indios a través de su civilización: la arquitectura de los aztecas rebatió la comparación con las abejas que había hecho Sepúlveda. No encontró en las costumbres de los indígenas americanos una mayor crueldad que la que pudiera encontrarse en las civilizaciones del Viejo Mundo o en el pasado de España:

"Menor razón hay para que los defectos y costumbres incultas y no moderadas que en estas nuestras indianas gentes halláremos nos maravillen y, por ellas, las menospreciemos, pues no solamente muchas y aun todas las repúblicas fueron muy más perversas, irracionales y en prabidad más estragadas, y en muchas virtudes y bienes morales muy menos morigeradas y ordenadas. Pero nosotros mismos, en nuestros antecesores, fuimos muy peores, así en la irracionalidad y confusa policía como en vicios y costumbres brutales por toda la redondez desta nuestra España".

Frente a los justos títulos que defendía Sepúlveda, las Casas se valió de los argumentos del fallecido Francisco de Vitoria quien había expuesto una lista de títulos injustos y otros justos títulos:

En sus títulos injustos, Vitoria fue el primero que se atrevió a negar que la bulas de Alejandro VI, conocidas en conjunto como las Bulas Alejandrinas o Bulas de Donación Papal, fuesen un título válido de dominio de las tierras descubiertas. Tampoco eran aceptables el primado universal del emperador, la autoridad del papa  ni un sometimiento o conversión obligatorios de los indios. No se les podía considerar pecadores o poco inteligentes, sino que eran libres por naturaleza y dueños legítimos de sus propiedades. Cuando los españoles llegaron a América no portaban ningún título legítimo para ocupar aquellas tierras que ya tenían dueño.

Las Bulas de donación papal y el Requerimiento que se leía a los indígenas para justificar su sometimiento eran títulos menos seguros que los que daban la aplicación del derecho de comunicación, que si era negado por los indígenas permitía a los españoles obtenerlo a la fuerza.

Negó el derecho de ocupación por la pura aplicación de la fuerza, pero defendió la libertad de transitar por los mares, argumento muy polémico también defendido por Hugo Grocio, y que no convenía al monopolio colonial del comercio con las Indias.

La evangelización no era una obligación de los españoles, pero sí un derecho de los indígenas.

Las conquistas se frenaron, regulándose de tal forma que, en teoría, sólo a los religiosos les estaba permitido avanzar en territorios vírgenes. Una vez que hubieran convenido con la población indígena las bases del asentamiento, se adentrarían más tarde las fuerzas militares, seguidas por los civiles. Las ordenanzas de Felipe II -1573- llegaron a prohibir hacer nuevas conquistas. Se ha destacado lo históricamente inusual que son tales escrúpulos en la concepción de un Imperio.

Bueno, como hemos visto, la Junta de Valladolid enfrentó dos posiciones, dos formas de pensar, de ver. Fray Bartolomé de las Casas siempre defendió a los indios de la Nueva España.

Me llamó la atención la bula papal, que solamente mediante esta se reconociera am los indios como personas, como seres humanos. En fin, ya sabemos que a nuestros antepasados con todo y la bula, no les fue nada bien,  a la fecha, en este 2017, nuestros indígenas siguen siendo tratados, en muchos lugares del país, como si no fueran personas.
                                           
FIN.

RECUERDE QUE LEER ES SABER, ES CONOCER, ES APRENDER, ¡LEA LIBROS!

9189. 50 AÑOS DE LA DIVINA PROVIDENCIA.

Reporte Z.

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI


50 años de la Divina Providencia.


(Q.E.P.D.)

Que la ignorancia no te niegue
que no trafique el mercader
con lo que un pueblo quiere ser.

Lo están gritando siempre que pueden,
lo andan pintando, por las paredes.

De la canción “Mil años hace”,
de Joan Manuel Serrat (1943-¿?),
cantautor español.

Cincuenta años han pasado desde que la comunidad de la Divina Providencia comenzó en 1968 la construcción del templo que fue nombrado parroquia en 1983, el templo es el eje del apostolado que se realiza desde entonces al poniente de la ciudad. Recuerdo que acompañaba a mi mamá cada día primero a misa al naciente templo cuyas paredes se comenzaban a levantar gracias al  empuje de la comunidad y al padre José cuyos apellidos no recuerdo, el templo de estilo moderno se erigió en poco tiempo.

En 1977 el padre Luis G. Franco inició su apostolado en la Divina Providencia acompañado del padre Chava Ávalos, que años después difundiría un programa de radio “¡Ánimo!”.  La celebración del cincuenta aniversario es una oportunidad para recordar a quienes han sido pilares de la parroquia, seglares comprometidos y sacerdotes identificados con el pueblo, como el querido padre Luis G. Franco Ramírez, quien una tarde de un sábado del mencionado año entró al billar “El Pescador”, ubicado en la esquina norte del templo en donde yo jugaba una partida de carambola con mi amigo Javier Hernández Peña  y con Salvador Ramos Magdaleno.

Vestido con pantalón y chamarra de mezclilla, una cachucha y un paliacate rojo anudado al cuello, el padre Franco, se acercó a la mesa de billar, abstraídos en el juego, no habíamos reparado en su presencia hasta que nos saludó y nos dijo algo acerca del juego. No sabíamos quién era, pero su aspecto era como el de cualquier vecino, si bien su presencia irradiaba una cierta energía que en ese momento no pude definir.

Luego del saludo y de algunos comentarios sobre el juego, el padre nos invitó a una reunión de jóvenes que se llevaría a cabo en un rato más, en el templo, hasta entonces nos cayó el veinte de que era el nuevo párroco, ¿y qué vamos a hacer?, le pregunté al padre Franco que me contestó: vamos a platicar y a jugar, ahí los espero al rato.

Como no tenía nada qué hacer decidí aceptar a invitación del padre, así que ese día comenzó una amistad que se hizo cada día más fuerte. En el grupo encontré otros jóvenes, sabe Dios en donde los pescaría el padre, con ellos iniciamos una amistad que permanece. Algunos de ellos ya fueron llamados a la Casa del Padre, el mismo querido padre Franco partió a reunirse con el Padre Eterno en 2008, allá se encontró con mis hermanos Javier Alonso Díaz, Javier, El Camastro Martínez y Miguel Ángel Mendoza, El Chayo.

Con mis hermanos del alma con los que desde entonces conservo una preciosa amistad, como Ángeles López Franco, Ignacio Sánchez Castillo, Sergio Beltrán y Rodrigo Méndez Navarro (que entonces era un niño), además del padre Raúl Cacho Orozco, el domingo por la tarde-noche recordaremos a nuestro querido mentor, Luis G. Franco, cantaremos canciones que disfrutamos juntos y leeremos algunos de sus poemas. 

9188. CUANDO ESTÁBAMOS PEOR.

Por el Sr. López.
Periodista crítico.
Desde el Estado de
Chiapas. México. Para
Tenepal de CACCINI

LA FERIA

Cuando estábamos peor. 
Derechos humanos… derechos humanos, ¿quién podría oponerse a que los humanos tenemos derechos?

El 26 de junio de 1945, acabandito la Segunda Guerra Mundial en Europa (Alemania se rindió el 7 de mayo de 1945), se formalizó la ‘Carta de las Naciones Unidas’ en San Francisco, California (en el Pacífico seguían los sombrerazos: Japón aguantó hasta el 15 de agosto de 1945, porque se enteraron que el ‘Acuerdo de Potsdam’ -una ciudad a las afueras de Berlín-, firmado por los aliados y publicado el 26 de julio de 1945, decía que si no se rendían incondicionalmente, Japón sería sometido a una ‘pronta y total destrucción’ y después de las dos bombas atómicas que les echaron los yanquis el 6 y el 9 de agosto de ese año, les creyeron que iba en serio la cosa… digo, con esos modos cualquiera no se rinde).

Creada así la ONU por los vencedores de la guerra, sobre más de 62 millones de cadáveres, entre el aroma de la pólvora y bronceados por la radiación nuclear, el 10 de diciembre de 1948, su Asamblea General reunida en París, emitió la ‘Declaración universal de los derechos humanos’ -Resolución 217 A (III)-, sin real fundamento jurídico ni filosófico, compuesta por una lista de 30 buenos propósitos -artículos-, que plantean la igualdad de todas las personas, el respeto a sus derechos y a su dignidad, aunque todo quede sujeto a lo que cada Estado miembro quiera entender por derechos humanos,  colgando de lo que dicten las leyes -el derecho positivo-, de cada país.

Esa ‘Declaración Universal’, fue todo menos ‘universal’, se firmó en ausencia de Honduras y Yemen y no la aceptó medio planeta (Arabia Saudita, Bielorrusia, Checoslovaquia, Polonia, Sudáfrica, URSS, Ucrania, el Vaticano, Yugoslavia… ¡y China!, Taiwán firmó como ‘China’, siendo una provincia de ese país, que luego la ONU echó a patadas en  1971).

Los países que no la firmaron no son perversos, tienen objeciones muy sólidas, de derecho divino (su derecho divino… o sea), y de derecho positivo; aparte de que el ‘derecho natural’ sigue en discusión (es ‘derecho natural’ en algunos países, tener varias esposas, esclavos, o azotar a los homosexuales… hay de ‘tutti fruti’ en asuntos que a algunos parecen muy obvios).

(Estará usted pensando que el del teclado ya anda consumiendo hierbita vaciladora, no, ya verá por dónde van los tiros).

Los derechos humanos o fundamentales, se concibieron en 1789 por la Asamblea Nacional de Francia al empezar su revolución. ‘Los hombres nacen y permanecen libres e iguales en derechos’, dice el primer artículo de la ‘Declaración de los derechos del hombre y del ciudadano’ (que no incluyó a las mujeres -¡nomás faltaba!-, ni a los esclavos, igual que la declaración de independencia yanqui de 1776, que fue su inspiración).

Esa 'Declaración' francesa fue condenada en 1791 por el papa Pío VI (Breve 'Quod aliquantum'), por considerar que le pisaban la sombra pues esas cosas solo las podía tratar el representante de Dios (él); pero los franceses, haciendo tantito de lado los derechos humanos del Papa, fueron a sacarlo a cañonazos del Vaticano y se lo llevaron preso hasta su muerte.

Luego, en 1878, el papa León XIII (¡vuelve la burra al trigo!), condenó en la encíclica 'Quod Apostolici', que la 'Declaración de los derechos del hombre' planteara que 'todos los hombres son por naturaleza iguales'. Y el papa Pío XII, el 24 de diciembre de 1948, a los 14 días de la proclamación de la 'Declaración universal de los derechos humanos', lamentó 'las insidias y peligros' que afectaban a todos los pueblos, refiriéndose sin decirlo, a la 'Declaración' de la ONU. Ya luego, en los años 60 del siglo pasado, en el Concilio Vaticano II, empezaron a alabar los derechos humanos… sin suscribir nunca ni la 'Declaración universal', ni los dos Pactos Internacionales, que comprometen a los Estados a aplicarla, a cumplirla. A la fecha.

Todo esto, para que no se ande creyendo que los derechos humanos son aceptados y defendidos por tooodo mundo. En muchos países se conforman con tener leyes que respeten los derechos de las personas sin andar aceptando las reglas que hipócritamente imponen al mundo los ganadores de la guerra mundial, siendo los primeros en no respetarlos cuando les conviene (ahora mismo, en los EUA es legal la tortura, la detención sin orden del juez, el encarcelamiento sin defensor… y estarse así, sin juicio, todos los años que le pegue la gana al Sistema Nacional de Seguridad yanqui, porque están en guerra contra el 'terrorismo', que ellos definen (como les va acomodando).

En México, antes no teníamos derechos humanos, sino garantías constitucionales. Desde el 10 de junio de 2011, se reconocen nuestros derechos humanos (¡padre!), y desde el 18 de junio de 2016, ya nadie es culpable sino hasta que le prueben lo contrario (nuevo sistema penal acusatorio). Muy bien.

La lástima es que ahora, no pocos malandrines salen libres porque efectivamente se violaron sus derechos al detenerlos, sí, pero aun siendo evidentemente culpables, prevalecen sus derechos por encima de los de sus víctimas.

Un ejemplo muy serio es lo de Nochixtlán: el 19 de junio de 2016, la autoridad estatal pidió el apoyo de la fuerza federal para despejar la carretera que bloqueaban unos en protesta contra la reforma educativa.

Aquello se salió de control. Hubo ocho muertos. Grave.

Pero también es muy grave que el presidente de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, un Arturo Peimbert Calvo, en Washington, ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos y relatores de la ONU, acuse al  exgobernador Gabino Cué (que le dio el cargo), de ordenar la matanza.

Imagine a un gobernador dando orden de ir a hacer públicamente una matanza: ¡y que lo obedezcan!

Si algún o algunos policías abusaron, que los juzguen, pero que no se cape a la autoridad, pues, ahora resulta que tratar de impedir que se viole la ley, viola los derechos de los que están violando el derecho de todos.


No vaya a ser que estábamos mejor cuando estábamos peor.