sábado, 17 de junio de 2017

9253. LOS SIETE PRINCIPIOS Y EL PODER DE ABAJO.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Los siete principios y el poder de abajo.


Es claro que ha llegado la hora de construir poder desde abajo y a la izquierda. Un poder que mande obedeciendo a partir de sus siete principios: Servir y no servirse, representar y no suplantar, construir y no destruir, obedecer y no mandar, proponer y no imponer, convencer y no vencer, bajar y no subir. Concejo Nacional Indígena.

El poder de abajo es un concepto del Consejo Indígena de Gobierno que busca que la señora Mary Chuy sea su representante, que sea candidata independiente en las elecciones por la presidencia de la república en 2018. El poder de arriba es evidentemente “el mal gobierno”, los partidos políticos e instituciones del Estado que controlan el sistema electoral como el INE y los Tribunales Electorales.

El poder de abajo es el pueblo organizado en células que configuran un mosaico colorido de comunidades, naciones y tribus indígenas, la mayoría se hicieron presentes en la asamblea constitutiva del Concejo Indígena de Gobierno: Apache, Amuzgo, Chatino, Chichimeca, Chinanteco, Chol, Chontal de Oaxaca, Chontal de Tabasco, Coca, Cuicateco, Mestizo, Hñähñü, Ñathö, Ñuhhü, Ikoots, Kumiai, Lakota, Mam, Matlazinca, Maya, Mayo, Mazahua, Mazateco, Me`phaa, Mixe, Mixe-Popoluca, Mixteco, Mochó, Nahua o Mexicano, Nayeri, Popoluca, Purépecha, Q´anjob´al, Rarámuri, Tének, Tepehua, Tlahuica, Tohono Odham, Tojolabal, Totonaco, Triqui, Tseltal, Tsotsil, Wixárika, Xi´iuy, Yaqui, Binniza, Zoque, Akimel O´otham y Comkaac.

Los pueblos originarios son conscientes de que “el mal gobierno” emprendió una guerra contra ellos  que se ha extendido más de dos décadas, parce una exageración, pero no lo es, en la nota principal de La Jornada del pasado viernes,  Fernando Camacho escribió que: “Durante una ronda de testimonios sobre los efectos de la violencia, Mariana Selvas,  sobreviviente de tortura sexual y física tras la represión policiaca de 2006 en San Salvador Atenco, destacó que el clima de agresiones no se debe a que el Estado mexicano ha fallado en detenerlo, sino a que lo ha instaurado como forma de control social. 

Las palabras subrayadas con negritas deberían de ser tema de una profunda reflexión y análisis, porque revelan que tras de las guerras contra las drogas hay una intención perversa de control social, o que la guerra contra las drogas de Felipe Calderón emprendió en 2006 y que sigue adelante, es en realidad una guerra premeditada contra la sociedad y contra los pueblos originarios que, ante este clima de agresión manifestaron:“sólo en la resistencia y la rebeldía hemos encontrado los caminos posibles donde podamos seguir viviendo, que en ellas están las claves no sólo para sobrevivir la guerra del dinero contra la humanidad y contra nuestra Madre Tierra, sino para renacernos junto con cada semilla que sembremos, con cada sueño y con cada esperanza que se va materializando en grandes regiones en formas autónomas de seguridad, de comunicación, de gobiernos propios de protección y defensa de los territorios. Por lo tanto no hay más camino posible que el que se va andando mero abajo, pues arriba no es nuestro camino, es el de ellos y les estorbamos”.

Sobre la base de mandar obedeciendo el Concejo Nacional Indígena de Gobierno se fundamentaría en los siete principios: Servir y no servirse, representar y no suplantar, construir y no destruir, obedecer y no mandar, proponer y no imponer, convencer y no vencer, bajar y no subir.

viernes, 16 de junio de 2017

9252. EN QUÉ CREEN LOS QUE SÍ CREEN.

Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tennepal de CACCINI

Por Diego Petersen Farah.
SinEmbargo. Junio 16, 2017. 12:00 am.

“Los mexicanos quieren un Estado laico, pero no jacobino”. Foto: Cuartoscuro/Archivo.

Hace poco más de 20 años se publicó En qué creen los que no creen, un diálogo epistolar entre dos de las mentes más brillantes de la Italia de fines del siglo XX: El arzobispo Cardenal de Milán, Carlo María Martini, jesuita, y el filósofo, semiólogo y novelista Umberto Eco. El libro toma su nombre de una pregunta que hace Martini a Eco: ¿En qué creen los que no creen?, lo que permitió al filósofo hacer una magnifica disertación sobre la ética laica. La encuesta nacional de creencias religiosas, coordinada por los investigadores Alberto Hernández (Colegio de la Frontera), Cristina Gutiérrez (Colegio de Jalisco) y Renée de la Torre (CIESAS) nos muestra una cara muy poco explorada de la realidad, que es en qué creen lo que sí creen, cuáles son las verdaderas creencias de los mexicanos más allá de su adscripción religiosa.

La encuesta, que tiene además la virtud de estar desagregada por regiones lo que nos permite entender el mosaico cultural del país, muestra datos muy interesantes y algunos, diría yo, hasta divertidos. Cuando se pregunta, por ejemplo, “¿Usted cree en…? Dios, así a secas, se lleva las palmas: 96 por ciento de los mexicanos, independientemente de sus religión, creen que existe un dios, y ocho de cada diez cree en la existencia de la Virgen de Guadalupe. 94 por ciento de los compatriotas ha sido bautizado en alguna religión, pero solo 3 de cada diez de ellos dicen practicar por convicción. Uno de cada diez ha cambiado de iglesia a lo largo de su vida y las razones tienen que ver tanto con factores de expulsión, es decir, insatisfacción con el culto practicado, como con búsquedas de sentido y cambio personal.

Cuando de trata de de adorar a una deidad, de tener un altar en casa, la guadalupana está por encima de cualquier otra: poco más de la mitad de los hogares mexicanos tienen un altar propio (en la región centro la cifra llega a 72 por ciento) y de ellos 60 por ciento están dedicados a la guadalupana, ocho por ciento más a otra virgen y Cristo tiene solo 18.2 por ciento de los altares hogareños. Las prácticas religiosas más comunes son la lectura de la biblia y la participación en peregrinaciones, aunque las cadenas de oración van ganando terreno (religiosidad en tiempos del facebook) sobre todo en la región norte del país.

Dentro de un contexto de pluralidad religiosa, en México el laicismo sigue bastante sólido. Los mexicanos quieren un Estado laico, pero no jacobino. Nueve de cada diez está a favor de que los ministros de culto tengan plenos derechos, pero 80 por ciento no los quiere metidos en los partidos ni que se usen símbolos religiosos en las campañas.

Pocas cosas hablan de nosotros como nuestras creencias; en ella van las pasiones, los miedos, los frenos y las fortalezas. Entenderlas es fundamental para conocernos y reconocernos. Ese es el gran valor de este estudio.


Por Diego Petersen Farah.

9251. SUPRIMIR EL NEFASTO PREP.

Enviado por SinEmbargo.
Desde a Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI
 
Por Francisco Ortiz Pinchetti

SinEmbargo. Junio 16, 2017. 1:25 am.
Hoy los ciudadanos vigilan la elección y los votos se emiten en orden y se cuentan Foto: Cuartoscuro

En junio de 1968, hace casi medio siglo, viví en Baja California mi primera experiencia electoral como reportero. Me tocó cubrir las elecciones municipales de Tijuana y Mexicali. Y ahí me topé con alguien que me acompañaría un buen trecho de mi carrera profesional: el fraude electoral. Creo que lo conozco.

La elección en ambos municipios bajacalifornianos fue un cochinero. A pesar de todas las artimañas y chapucerías del sistema priista, sin embargo, la votación favoreció a los candidatos del PAN, Luis Enrique Enciso Clark y Norberto Corella Gil Samaniego, respectivamente. Y entonces se llegó al extremo de introducir durante la madrugada equipos de calígrafos especializados a los recintos donde se guardaban los paquetes electorales para falsificar y suplir las actas correspondientes.

La maniobra fue descubierta y abortada por los ciudadanos que hacían guardia de día y de noche en torno a los locales. Finalmente, el Congreso del Estado optó por anular ambas elecciones y nombrar sendos concejos municipales… con lo que acabó por consumarse el fraude. Así lo consigné en mis crónicas publicadas en la revista Gente. Esa fue mi primera vez.

Desde entonces, especializado sin pretenderlo en coberturas electorales, he sido testigo periodístico del devenir y la transformación de nuestro sistema comicial. A lo largo de tres décadas cubrí para el semanario Proceso cuatro procesos presidenciales y más de treinta elecciones estatales y municipales, algunas tan conflictivas y graves como la de 1986 en Chihuahua. Además, las presidenciales de 1990 en Perú y Nicaragua. Puedo entonces decir que soy un periodista experimentado en el tema.

Por supuesto que sé lo que es una elección en manos de un Consejo Estatal Electoral integrado por funcionarios públicos designados por el gobernador. Conocí en vivo lo que son los “carruseles” de votantes, la falsificación de boletas y de actas, los “tacos” de votos, las “urnas embarazadas”, la suplantación o expulsión de representantes de partidos en las casillas, la operación “ratón loco”, la violación de la secrecía del sufragio, el “rasurado” del padrón y mil marranadas más. Me tocó verlas, documentarlas y denunciarlas incontables veces. Aprendí a olerlas.

Pienso que en Chihuahua 86 se dio el sumun del fraude electoral. Es su más acabado ejemplo. Conforme un plan urdido en el despacho del entonces priista Manuel Bartlett Díaz en la Secretaría de Gobernación, como pude documentar, se recurrió a todas las mañas y maniobras del elenco fraudulento –todas– para burlar la voluntad de los chihuahuenses, que sólo exigían su derecho al sufragio efectivo.

Eso no sería posible hoy. Las sucesivas reformas electorales ocurridas en nuestro país –justo a partir del fraude de 86 en Chihuahua y de la controvertida elección presidencial de 1988, que marcaron un límite–, han transformado radicalmente nuestro sistema comicial.

Hay que reconocerlo. Y valorarlo. Hoy los ciudadanos vigilan la elección y los votos se emiten en orden y se cuentan. Así de simple.

En esta transformación han sido claves varias medidas adoptadas por nuestros legisladores en los últimos 20 años. Una crucial fue la ciudadanización de los órganos electorales. Desde 1994 los comicios están “en manos de ciudadanos, no de funcionarios”, como apunta José Woldenberg. Otra fue la credencial de elector con fotografía –que tiene 16 candados de seguridad– y la lista nominal con fotografía, que erradicaron la posibilidad del voto en “carrusel” por ejemplo. También es importante la urna transparente, que impide el “embarazo” previo de las mismas. Los funcionarios de casilla son ciudadanos, vecinos, insaculados por sorteo. Y se usan boletas infalsificables, foliadas y firmadas por los representantes de partidos y candidatos.

Otro avance fue el conteo rápido, como método probabilístico, estadístico, para obtener mediante una muestra de casillas diseñada por expertos una aproximación generalmente muy precisa de la tendencia de una votación. Es un instrumento con bases científicas, basado en las actas de escrutinio, que funciona siempre y cuando exista una diferencia mínimamente clara entre los contendientes, lo que no ocurrió por ejemplo en las recientes elecciones estatales en Coahuila. Los porcentajes que arroja el conteo rápido, hay que reiterarlo, no son en absoluto resultados oficiales de la elección.

El Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) es otra cosa. Se trata de una herramienta para la suma de votos de manera mecánica, podríamos decir, sin ninguna posibilidad de manipulación. El PREP, concebido originalmente por especialistas de la UNAM para dar certidumbre a las elecciones, va adicionando los datos de la votación contenidos en las actas de escrutinio, ojo, conforme éstos van ingresando al sistema. Tal cual. Y ocurre lógicamente que primero lleguen los resultados de una zona del estado o del país, por ejemplo, y luego los de otras.

Esto explica la aparente inconsistencia de su información, cambiante, en tanto no alcanza un nivel de captación que efectivamente indique una tendencia clara.

De ahí las famosas y “sospechosísimas” volteretas del PREP, utilizadas a menudo para descalificar todo el proceso. Por ignorancia o por dolo, esos cambios se atribuyen a una manipulación premeditada, que no existe. Los resultados del Programa tampoco tienen validez oficial. El único resultado oficial es el que arroja el conteo distrital de los votos en las juntas computadoras, que generalmente se realiza el miércoles siguientes al día de la votación.

Contrariamente a los motivos que le dieron origen, el PREP se ha convertido en un instrumento que abona más a la incertidumbre y la sospecha que a la certeza. En realidad no sirve para nada. Es una monserga. Me parece que es el momento de plantear su desaparición, de plano. O cuando menos la modificación de su funcionamiento, de modo de que su conteo se haga público sólo a partir de que alcance un porcentaje de la votación suficientemente indicativo. De lo contrario, se seguirá usando para descalificar a nuestras costosas elecciones. Válgame.

@fopinchetti

Por Francisco Ortiz Pinchetti.
Fue reportero de Excélsior. Fundador del semanario Proceso, donde fue reportero, editor de asuntos especiales y codirector. Es director del periódico Libre en el Sur y del sitio www.libreenelsur.mx. Autor de De pueblo en pueblo (Océano, 2000) y coautor de El Fenómeno Fox (Planeta, 2001).

9250. FILOSOFÍA DE LA RAPIÑA II.

Reporte Z.


Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI


Filosofía de la rapiña II.



La corrupción es causa directa de la pobreza de los pueblos y suele ser la razón principal de sus desgracias sociales. Jorge González Moore. (1974-¿?) Escritor colombiano.

¿Tenemos que esperar 40 años para terminar con la corrupción como afirma sin prueba alguna el pendejo Eduardo Ravelo Pico, Contralor General de la CDMX? El tal Lalo afirma que la corrupción es “consustancial” a nuestra sociedad, Peña Nieto afirmó algo similar al señalar que la corrupción es parte de nuestra cultura. Ninguno de los dos tiene razón porque se trata de un problema moral, de una elección entre dos alternativas: actuar con honestidad o ser corrupto. Los dos se hacen pendejos (toda la mafia política se hace) porque les conviene.

Puesto que se trata de una elección moral, el problema de la corrupción se simplifica, no se trata de elaborar sesudos estudios para demostrar que la corrupción está en nuestra sangre, ¿para qué hacernos pendejos? La corrupción aumenta en México, en España, en Brasil y en todo el mundo porque las leyes y quienes las aplican son parte del sistema corrupto y han establecido un pacto no escrito, el pacto de impunidad.

No es difícil acabar con la corrupción, lo único que se requiere son leyes duras y jueces incorruptibles. En China no se andan por las ramas, a los corruptos los condenan a muerte o a cadena perpetua, así de fácil. Con tales penas los corruptos lo piensan dos veces antes de meter la mano al billete sucio.

En Singapur en pocos años se transformaron, pasaron de ser uno de los países más corruptos del planeta, a uno de los menos corruptos. La mano dura de inmediato comenzó a funcionar. En menos que canta un gallo se acabó la corrupción: el gobierno aplicó pena de muerte a criminales y corruptos. Hace 10 años había 500.000 presos, hoy sólo quedaban 50. Todos los criminales confesos y probados fueron fusilados: políticos, policías, militares, empresarios corruptos fueron fusilados o colgados, el pueblo no tuvo que esperar 40 años como dice el pendejo de Lalo, caca grande del gobierno de la CDMX.

En Singapur los güevones y adictos que vivían en las calles huyeron ante el riesgo de sufrir una condena a trabajos forzados. Actualmente Singapur es más seguro que Gran Bretaña, España, Israel, Estados Unidos y muchos países. La pena de muerte y los trabajos forzados acabaron con los policías, políticos, empresarios y jueces corruptos, con los traficantes, ladrones y holgazanes. Ahora la gente realmente confía en la policía y en los jueces, y mientras que las infracciones de tránsito son implacables, a los conductores que cumplen con la ley se les premia.

Así pues, no es tan difícil acabar con la corrupción, lo único que se necesita es determinación de los que tienen el poder pero ¿cómo esperar que los corruptos jueces, gobernantes, políticos, policías y criminales cómplices se pongan ellos mismos la soga al cuello?

En un país como el nuestro la pena de muerte es inadmisible por las creencias religiosas de la mayoría, pero los trabajos forzados y la cadena perpetua serían la solución al cáncer de la corrupción. Imaginen a los Romero Deschamps, Elba Esther Gordillo, Josefina Vázquez, Salinas de Gortari, los Duartes, Padrés,  etc., con cadena perpetua y en trabajos forzados lo que les resta de vida, se acabaría la corrupción en el PRI, PAN y PRD, en las oficinas de gobierno, en la policía e  iniciativa privada.

En menos de un año, qué digo un año, en un mes las ratas de dos patas se irían de este país para no volver. Así que, ¿para qué tanto brinco?

9249. DIFUSIÓN CULTURAL LATINOAMERICANA.

¿Cómo innovar en radio? Lecciones del taller con Ricardo Sandoval Palos




Ayer, 06:10 p.m.

¿Obtiene demasiados correos electrónicos de FNPI? Puede cancelar la suscripción

9248. SENTIDO PÉSAME.

Por el Sr. López.
Periodista critico.
Desde el Estado de
Chiapas. México. Para
Tenepal de CACCINI

LA FERIA
 
Sentido pésame. 

Tía Nati (de las de Autlán de la Grana, lado paterno), era un cetáceo, pero no se imagine una señora gordinflona, carnes de flan, no, ella era grandota, maciza, cada brazo una pata de piano, cada pierna una columna de catedral, el torso como de tinaco vertical de asbesto de los de antes, muy ágil, que a su paso retemblaban los muebles y los vidrios de las ventanas. Más  buena que el pan, brava hacía que se echara una res de lidia (nomás para que se haga una idea: se hizo pipí en los pantalones un agente de tránsito chilango, de esos correosos gandallas que se ríen del mundo, porque la hizo enojar, y ella le pegó un grito como de bocina de tren, lo tomó por el cuello y lo zarandeó, ‘tantito’, decía ella, ‘nomás tantito’; sí, pero se meó). Se lo cuento porque al velorio de su marido se presentó a dar el pésame, de riguroso luto, el agiotista que los había dejado en la miseria y tía Nati, al oírlo decir que ‘la acompañaba en su pena y se ponía a sus órdenes’, sin levantarse de la silla, le colocó un ‘upper’, que hubiera puesto verde de envidia a Mike Tyson; cayó privado el tipo y ella sin alzar la voz le dijo a uno de sus hijos, mocetón de casi dos metros de alto: -“Por favor saca la basura, mi’jito, y que alguien venga a limpiar’ -porque ya había un charco de sangre. A sus órdenes…

Ayer en Miami, Florida, EUA, fue el primer día de la ‘Conferencia para la prosperidad y la seguridad en Centroamérica’, que la Casa Blanca ordenó que se realizara; termina hoy. Esta Cumbre, es copresidida por los EUA y México. Por la parte yanqui asistió ayer el vicepresidente Pence -quien la inauguró-, el secretario de Estado, Rex Tillerson, y el secretario de seguridad Nacional, John Kelly; por parte de México, los secretarios de Relaciones Exteriores y de Gobernación, Luis  Videgaray y don Miguel Ángel Osorio Chong. Por parte de Centroamérica, los presidentes de los países que los EUA definen como ‘El Triángulo Norte de Centroamérica’ (Guatemala, Honduras y El Salvador), Jimmy Morales, Juan Orlando Hernández y Salvador Sánchez Cerén, respectivamente. Los anfitriones de la reunión (alguien tiene que cargar con los gastos), son el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

El vicepresidente Pence, mediante un comunicado emitido por la Casa Blanca, dijo: ‘Estoy deseando reafirmar el compromiso del presidente Trump a los países del Triángulo del Norte para mejorar su seguridad, su gobernanza y su prosperidad económica y para pedir a nuestros socios, Gobiernos, empresas y organizaciones de desarrollo, que redoblen sus esfuerzos para lograr este objetivo común’.

Cinismo, desfachatez, la desvergüenza habitual del tío Sam. Los EUA han machacado a Centroamérica desde el siglo XIX y son directamente responsables por los ríos de sangre y lagos de llanto derramado por sus pobladores, son los principalísimos autores del expolio de sus recursos, el atraso de sus economías, y de las no pocas dictaduras que han sostenido largamente para su exclusivo beneficio. Y ahora, por la seguridad de su país y únicamente por eso, les interesa abatir la migración, controlar la delincuencia y erradicar la permeabilidad de sus fronteras: Centroamérica completa y el bienestar de su población se lo comen en taco (en su caso, en hamburguesa), les importa un comino, es su interés y (en buena hora), ya les penetró en sus neuronas que mientras prevalezcan las condiciones de inseguridad, miseria y desesperanza que ellos propiciaron, seguirá el despelote.

Y México, como Estado, también tiene cuentas pendientes con Centroamérica. Se dice sin probarlo, que la verdad nos hará libres, tal vez, pero lo que sí es cierto es que hay verdades que es obligatorio asumir: México se ha portado muy mal con los migrantes y nuestras autoridades, por decenios, no han tenido el menor interés en ahorrarle sufrimientos inimaginables a miles y miles de centroamericanos, no pocos de los cuales, simplemente han desaparecido en nuestro territorio. El reconocimiento del presidente Peña Nieto, ante el Congreso de Guatemala, el pasado 6 de junio, de las vejaciones que sufren en nuestro país los centroamericanos no arregla nada, su ‘firme compromiso’ en la protección y defensa de los derechos humanos, es discurso que no avalan los hechos.

Y ahora, encima, sabiendo de la presencia personal en la Cumbre, de los presidentes de Guatemala, Honduras y El Salvador, México y los EUA correspondieron mandando altos funcionarios, sí, pero no equivalentes a los representantes del Estado. Del Trump nada puede esperarse, pero don Peña Nieto bien pudo darse una vuelta ayer por allá, cuando menos para dejar claro que sí somos latinoamericanos, que sí respetamos a nuestros pares. Otro gargajo. Una majadería más. No es correcto.

Tiene muchos entresijos esto de la ‘Conferencia para la prosperidad y la seguridad en Centroamérica’, copresidida por México y los EUA: la Casa Blanca nos va a involucrar en asuntos que no nos corresponden, vamos a ser la mano que saque las castañas del fuego de parte de ellos; un intervencionismo disimulado, con México de personero. De mí se acuerda.

México lo único digno que podría y debería hacer, sería establecer una comisión multilateral, para reparar en lo que se pueda el daño que han sufrido los centroamericanos que han tenido la desdicha de cruzar por aquí rumbo a su sueño americano; acabar absolutamente con la indiferencia oficial y arrasar con los delincuentes que asuelan a los migrantes; y que al mismo tiempo, impida sigan llegando a nuestro país maras y similares, que son un subproducto social de los abusos yanquis en esas tierras.

El gobierno de los EUA lo único que debería hacer es un ‘Plan Marshall’ de reconstrucción de Centroamérica. Ellos causaron sus males y siguen expoliándolos; no han reparado nunca los daños.

Ellos, los que han hecho tan difícil la existencia de esos países y que siguen asociados a sus élites de privilegiados, no pueden esperar que se les acepte su sentido pésame.

9247. CONSTRUIR LA PAZ DESDE EL AMOR.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI


Construir la paz desde el amor.




Si la humanidad es el progreso, Gandhi es ineludible. Él vivió, pensó, actuó y se inspiró en la visión de la evolución de la humanidad hacia un mundo de paz y armonía. Dr. Martin Luther King, Jr.

Construimos la paz o vivimos en el infierno. La humanidad se encentra en una encrucijada, o aprende a vivir en paz o retornará a la edad de piedra, si bien nos va. En la lucha entre el bien y el mal, parece que se imponen los malos, si los buenos que se supone que somos mayoría no reaccionamos, la guerra será el instrumento de la esclavitud. Más que dos entes como el bien y el mal, se ilustra la oposición esencial con el par de opuestos amor-odio.

El camino del odio es la guerra, el camino del amor es la paz, pero, ¿Quiénes son los guías? Y ¿cuál es el camino para construir la paz?

En 2009 la campaña de Fraternidad de la Iglesia en Brasil ese año se tituló "La paz es fruto de la Justicia”, que fue también el tema central de la campaña. ¿Y el amor? Seguramente se habló del amor. Los conferenciantes no podían ignorar que los Padres de la Iglesia consideran al amor como la fuente de todo bien, el apóstol san Juan es aún más contundente, en una frase expresa los que a los Padres les tomó libros enteros de cientos de páginas: Dios es amor.

Podemos afirmar que  el amor es la fuente de la justicia y de la paz. Si esto es así la secuencia en la lógica lineal  es: amor-justicia-paz; el polo opuesto  se expresa a través de la secuencia odio-injusticia-guerra. Esta es la secuencia del plan  de los oscuros, fomentar la injusticia, sembrar el odio y la violencia; la injusticia, el dio y la violencia llevan inevitablemente a la guerra, no importa si se hace en nombre de Dios.

En Romanos 14:17 nos dice que el reino de Dios no es comida ni bebida sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo, pero el reino de Dios no es para todos,  es para los que han nacido de nuevo. Y nacer de nuevo es aprender a amar y a perdonar.

El Papa Francisco afirmó que: “El mandamiento del amor a Dios y al prójimo es el primero no porque está encima del elenco de los mandamientos. Jesús no lo coloca en el vértice, sino al centro, porque es el corazón desde el cual debe partir todo y hacia donde todo debe regresar y servir de referencia”. En un mundo de injusticia, la justicia es de los que aman.

La violencia en todas sus formas avanza incontenible, sólo el amor la puede detener. Para dar frutos de justicia es necesario amar.

Los oscuros, decía el pastor Martin Luther King para referirse a los malos, en contraparte están los que llevan en su corazón la luz de Dios, “¡Ustedes son la luz del mundo!”, decía Jesús que se definía a sí mismo como la luz del mundo. ¿Quién construirá la paz? No los oscuros, por cierto, pero no hay que olvidar que los cimientos de la paz son la justicia.

 Por consiguiente, los hijos de la luz estamos obligados a construir la paz desde el amor. Como decían los viejos hippies, ya en extinción, “!Amor y paz¡ ¡Yea!”. 

jueves, 15 de junio de 2017

9246. CASO JAVIER VALDEZ | LA “JUSTICIA” MEXICANA COCINA EL CALDO QUE MEJOR LE SALE: EL DE LA IMPUNIDAD.

Enviado por  SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Sandra Rodríguez Nieto. 
SinEmbargo. Junio 15, 2017. 12:05 am.

Ha pasado un mes del asesinato de Javier Valdez y del reclamo a nivel nacional e internacional por el crimen. La Fiscalía Genera del Justicia de Sinaloa y la PGR realizan investigaciones que no han dado con un solo detenido y se ha ofrecido una recompensa para que la ciudadanía dé información para dar con el paradero de los responsables.

Abran este enlace relacionado con esta información.

El director de Ríodoce, Ismael Bojórquez, medio para el que trabajaba y ayudó a fundar Valdez, sostiene que parece que las autoridades “no tienen ellos mismos una claridad respecto de dónde pudo haber venido el crimen”.

Alejandro Sicairos Rivas, presidente de la Asociación de Periodistas y Comunicadores 7 de Junio, considera que la apuesta oficial es que el caso quede en la impunidad. “Salvo que ellos nos quieran tapar la boca presentando a los culpables materiales e intelectuales ante los tribunales”.

Hoy, una vez, más los periodistas saldrán a las calles paran exigir justicia no sólo para el periodista sinaloense sino por todos sus colegas asesinados.

ADEMÁS
Ni Siria, ni Irak: en México matan a más periodistas que en cualquier país del mundo, en guerra o no.

Ciudad de México, 15 de junio (SinEmbargo).– A un mes del asesinato del periodista sinaloense Javier Valdez Cárdenas, la investigación sigue en etapa de integración, ninguna persona ha sido detenida y, como único avance oficial, se ha reportado la trayectoria de las balas en el cuerpo de la víctima.

Desde el pasado 15 de mayo, la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) de la Procuraduría General de la República (PGR) indicó que abrió una carpeta de investigación paralela a la iniciada en Sinaloa por la Fiscalía General del Estado.

Ninguna de las dos instituciones, sin embargo, ha mostrado contar con más diligencias que una “recreación de los hechos”, registrada la semana siguiente del crimen, delante de los medios de comunicación y de la que sólo se desprendieron datos de la necropsia.

“Lo único que esquematizamos es la dirección del arma de fuego, en la anterior versión señalaba que era la versión donde vieron ustedes a dos victimarios, era la versión de las testimoniales por eso también se tiene que recrear; sin embargo, lo objetivo es desde dónde le disparan y las distancias”, dijo el titular de la Coordinación General de Servicios Periciales de la PGR, Anselmo Apodaca Sánchez, el 22 de mayo, fecha del único reporte oficial sobre la investigación.

Ante la falta de avances, la Asociación de Periodistas y Comunicadores 7 de Junio, de Sinaloa, decidió retirarse de una supuesta “mesa de seguimiento” a la investigación que, sin embargo, dice el presidente de la organización, Alejandro Sicairos Rivas, se reunió en sólo dos ocasiones y en ninguna observaron indicios de que el Gobierno del Estado o la FEADLE fueran a esclarecer el crimen.

Ni los cuestionamientos de si tenían retratos hablados o citatorios para tomar declaraciones pudieron ser respondidos por las autoridades ante los periodistas de la mesa de seguimiento, dice Sicairos en entrevista, y ni aun si habían ya descartado de manera oficial la línea del robo del vehículo como móvil del asesinato.

“No hemos regresado porque, ahora, en el cierre de junio, preguntaron si queríamos reunirnos con ellos, y yo le pregunté (al Fiscal del Estado) ‘tienen avances concretos’ (dijo) ‘no, queremos escucharlos a ustedes’. ‘A nosotros ya nos escucharon mucho, porque estamos gritando todos los días, frente a catedral, a través de mantas, a través de pintas de todo tipo, estamos gritando lo mismo. O sea, no tiene caso reunirnos a decir otra vez lo mismo y que ustedes no hablen. Ustedes son los que tienen que hablar y decir cómo va la investigación”, relata Sicairos, también, como la víctima, fundador del semanario sinaloense Ríodoce.

“Entonces, en estos momentos, por lo que tenemos de elementos, todo lo que sabemos es que esto va directo a la impunidad; no hay ninguna señal o indicio de que estén haciendo las cosas bien y creo que ya están apostando a que se olvide, que atraiga la PGR el expediente y que aquí dejemos de estar moliendo y que esto ya, pasen los años, los meses”, agrega.

Un pequeño altar como homenaje al periodista Javier Valdez fue puesto en la mesa de un cafe al cual solía frecuentar todas las mañanas en Culiacán, Sinaloa. Foto: Cuartoscuro

De 50 años, Javier Valdez Cárdenas, corresponsal del periódico La Jornada y reportero de Ríodoce, fue asesinado el pasado 15 de mayo en la calle Riva Palacio, de la ciudad de Culiacán, generando reacciones de protesta tanto en Sinaloa como México y diferentes partes del mundo.

Ocurrió a menos de dos meses del asesinato de su compañera corresponsal de La Jornada, la periodista chihuahuense Miroslava Breach Velducea, a pocas horas de que un grupo de foto-reporteros fueran emboscados en Guerrero y tres días antes de que otro periodista, Salvador Adame Pardo, fuera secuestrado en el Estado de Michoacán.

Antes, también en 2017, habían sido asesinados los periodistas Cecilio Pineda Brito, en Altamirano, Guerrero; Ricardo Monlui Cabrera, en Yanga, Veracruz; Maximino Rodríguez, en La Paz, Baja California Sur, y Filiberto Álvarez Landeros, en Morelos.

Después del crimen de Javier Valdez, el mismo 15 de mayo, en Autlán, Jalisco, fue asesinado el reportero Jonathan Rodríguez Córdova y, el 25 del mismo mes, fue asesinada Yudith Paula Santiago, locutora de Radio Comunitaria Unión Zapata, en Oaxaca.

La frecuencia de estos ataques, que suman más de cien desde 2000, convirtieron este año a México en el país más peligroso para el periodismo en todo el mundo, con más asesinatos de reporteros incluso que naciones en guerra, como Siria o Irak.

En el fondo de la problemática, han advertido por años diferentes organizaciones defensoras de la libertad de expresión, se encuentra la impunidad en la que han quedado hasta el 99.7 por ciento de los asesinato de periodistas mexicanos.

Y fue precisamente para evitar que el crimen de Javier Valdez siguiera el mismo camino de la falta de castigo, dice Sicairos, que los periodistas de Sinaloa exigieron y acordaron con el Gobierno del estado la creación de la mesa de seguimiento a la investigación.

Pero, ante la falta de resultados y los argumentos de secrecía alrededor de la investigación dados por el Gobierno estatal, los periodistas advirtieron desde la primera semana posterior al crimen que se retirarían de la “mesa”, por lo que, el día 22, dice Sicairos, la FEADLE y el Gobierno del estado presentaron la “recreación” de los hechos.

“Fue un montaje, en efecto, para quitar la presión”, dice. “Fue algo para el manejo mediático, pero no supimos qué resultado tuvieron; sólo sabemos que les tomaron fotos ahí, que hicieron una especie de comedia y ya”, agrega el periodista.

ADEMÁS
La PGR ofrece recompensa de 1.5 millones por datos para hallar a los asesinos de cinco periodistas.

“GUERRA MEDIÁTICA”

Desde el 22 de mayo, el director de Ríodoce, el periodista Ismael Bojórquez, escribió en su columna que la publicación había entrado en una “guerra mediática” iniciada por los grupos del crimen organizado que operan en el estado de Sinaloa.

La incursión en los medios había iniciado en un contexto de aumento de la violencia en la entidad y que el periodista atribuyó a la disputa interna de la organización criminal generada a partir de la reaprehensión de Joaquín “el Chapo” Guzmán, en enero de 2016.

En febrero de este año, una fracción de la organización, que Bojórquez identifica como “los hijos del Chapo”, envió una carta al noticiero nacional del periodista Ciro Gómez Leyva para acusar a la fracción contraria, atribuida a Dámaso López Núñez, o “El Licenciado” –que habría ayudado en las dos fugas de “El Chapo”), de un ataque a balazos el día 4 de febrero.

“El Licenciado”, por su parte, escribió Bojórquez en su texto, “busca espacio en dos impresos de Sinaloa, Ríodoce y La Pared, a quienes concedió entrevista vía mensajes telefónicos, donde se deslinda del ataque que los Chapitos le atribuyeron. La entrevista la hizo Javier, pues a él lo habían buscado”.

Los síntomas de intimidación al medio y a Valdez llegaron en ese contexto, reportó Bojórquez, debido a que “los hijos del Chapo se enteraron que habíamos entrevistado a Dámaso y presionaron a Javier para que el trabajo no se publicara”.

Ante la negativa de Ríodoce, agregó el texto, los mismos presuntos delincuentes “le hablaron porque querían comprar toda la edición, pero tampoco se les concedió. Y entonces optaron por seguir —en Culiacán y Mazatlán— al personal que entrega los ejemplares en las tiendas y en cuanto los dejaban contra recibo, ellos los compraban”.

Los días siguientes, informó Bojórquez, él y Valdez acordaron que éste debía salir de Culiacán, y así lo planteó la víctima ante organizaciones internacionales –como el Comité para la Protección de Periodistas– que le propusieron salir de México, y con La Jornada, que luego del asesinato de Miroslava Breach le propuso “algo semejante” pero sin que se concretara.

“Con los días, las cosas parecían haberse calmado. La detención de Dámaso López Núñez (el 2 de mayo) cargaría los dados hacia un lado y era de sentido común esperar una pax narca. Lo comentamos el mismo lunes por la mañana antes de que lo mataran. Pero estábamos equivocados”, escribió Bojórquez.

“Como nos equivocamos también al entrevistar a Dámaso, porque de esa forma nos metimos a una guerra mediática que no era nuestra, provocando el disgusto —sin que fuera nuestra intención—de la otra parte. Por eso el decomiso de los ejemplares del domingo 19”, agregó.

Periodistas en la Segob reclaman justicia para Valdez y sus otros colegas asesinados. Foto: Cuartoscuro.

En entrevista, Bojórquez informó que, si bien esta información ha sido expuesta a las autoridades ministeriales, sobre todo a la FEADLE, aún no tienen conocimiento del curso que ha seguido esta línea de investigación.

“Nosotros les ayudamos con eso y otras cosas, pero sobre cómo ha evolucionado el seguimiento de esta línea de investigación no tenemos conocimiento, porque han sido muy prudentes, no han querido, dicen ellos, generar expectativas en nosotros sobre determinadas líneas; (dicen que) ‘todas las líneas están abiertas’, ‘todas las líneas tenemos que agotarlas’, y vienen, nos piden información, etcétera, pero no sueltan mucho porque dicen ellos que quieren armar con mucho cuidado la carpeta para que en un momento, si hay un juicio, no se les vaya a caer”, dijo Bojórquez.

–¿­Qué tanta confianza les genera la investigación? –se le preguntó.

“Nosotros, en general, somos muy desconfiados de las instituciones. Tú sabes cuál es la historia de las instituciones y sobre todo en los casos de alto impacto. Tenemos Ayotzinapa, tenemos el asesinato mas reciente de Miroslava en Chihuahua y, en la mayoría de los casos, las instituciones no han respondido, llámese Segob [Secretaría de Gobernación], llámese PGR, llámese fiscalías estatales”, dijo.

Ni la Fiscalía General del Estado de Sinaloa ni la FEADLE respondieron a las preguntas específicas sobre este contexto de “guerra mediática” en el que se registró el crimen de Javier Valdez, respecto al cual el titular de la fiscalía especializada federal, Ricardo Sánchez del Pozo, sólo informó públicamente durante la conferencia de la recreación de los hechos que “todo el trabajo periodístico de Javier Valdez se ha analizado y se está analizando”.

Daniel Gaxiola, vocero de la Procuraduría General de Justicia de Sinaloa, dijo por su parte que lo presentado durante la conferencia del 22 de mayo “es lo único que se va a compartir” públicamente debido a la reserva en la que debe mantenerse la carpeta de investigación.

Y, el pasado martes, la PGR emitió el acuerdo por el que ofrece 1.5 millones de pesos de recompensa a quien aporte información sobre el o los autores de este y otros cuatro crímenes cometidos contra periodistas este 2017.

El monto por cada uno de los periodistas afectados es de 1 millón 500 mil pesos, y que será entregado de manera proporcional en relación con la veracidad, utilidad, eficacia y oportunidad que la información aportada haya representado para la localización de los agresores, publicó la dependencia en el Diario Oficial de la Federación.

ADEMÁS
El Presidente debe dar la cara por el asesinato de periodistas: CPJ; que el Congreso lo cite: RSF.

SINALOA: VIOLENCIA Y EJÉRCITO

El crimen de Valdez Cárdenas se registró en el que resultó ser el mes más violento de Sinaloa desde al menos 2011. En una escalada de asesinatos que el Gobierno federal también considera parte de la disputa interna en la organización criminal denominada Cártel de Sinaloa, mayo cerró con 184 asesinatos dolosos, o casi seis diarios, y un 84 por ciento más que los cien registrados en mayo de 2016.

Además de esta disputa interna, en Sinaloa se registró desde enero pasado un aumento en la presencia castrense posterior al cambio de mandos en la tercera Región militar –donde el general Juan Ernesto Antonio Bernal Reyes sustituyó a Alfonso Duarte Mújica– y que ha llegado a sumar dos mil 200 elementos.

El reforzamiento militar, de acuerdo con lo que informó en febrero el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se presentó a petición del nuevo Gobernador, Quirino Ordaz Coppel, y “ante la debilidad institucional que se tiene en muchos municipios y en muchos estados”.

La violencia, sin embargo, no hizo más que incrementarse en la entidad: de 118 asesinatos dolosos en enero, de acuerdo con la Fiscalía General del Estado, a 124 en febrero, 143 en marzo, 148 en abril y 184 en mayo.

¿A los periodistas les importan los periodistas? ¿Quién manda en las redacciones?, preguntaba Valdez en un tuit de 2006. Foto. Twitter @jvrvaldez

“NOS PEGARON EN EL CORAZÓN”

Javier Valdez Cárdenas fue el periodista que, desde la entidad sede de la que se considera una de las mayores organizaciones del narcotráfico en el mundo, publicó la mayor cantidad de libros sobre esta problemática.

Miss Narco, Los morros del narco, Con una granada en la boca, Levantones: historias reales de desaparecidos y víctimas del narco y, el más reciente, Narcoperiodismo, fueron algunos de los títulos editoriales que escribió desde 2007, a la par que mantuvo su trabajo de corresponsal para La Jornada y de periodista en Ríodoce, el semanario que fundó junto a Bojórquez y Sicairos en 2003 y donde también publicaba su columna semanal titulada “Mala yerba”.

El mensaje que escribió en su cuenta en la red social Twitter el 25 de marzo, luego del asesinato de Miroslava Breach Velducea, mostró su posición ante las amenazas de muerte y ha sido utilizado como lema de las protestas contra su asesinato: “A Miroslava la mataron por lengua larga. Que nos maten a todos, si esa es la condena de muerte por reportear este infierno. No al silencio”.

El crimen impactó en un amplio sector de la comunidad periodística mexicana, una de las más golpeadas en el mundo por la violencia que ha cobrado la vida de más de cien reporteros desde 2000.

“Hoy nos pegaron en el corazón”, tituló Ríodoce un editorial el día del crimen. “Es un golpe demoledor para nosotros, para su familia, pero también para el periodismo, el sinaloense, el mexicano, sobre todo ese que investiga, escribe y publica en libertad”, agregó el texto.

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, respondió el miércoles posterior al asesinato con una reunión extraordinaria con los titulares de los Ejecutivos estatales y el anuncio de una lista de “acciones para la libertad de expresión” que, sin embargo, se basa en el reforzamiento de instancias ya existentes, como el mecanismo de protección de la Secretaría de Gobernación y la propia FEADLE, que tiene un índice de impunidad mayor al 99 por ciento.

Esta respuesta del Ejecutivo federal, además, no sólo fue considerada por periodistas y organizaciones como tardía y superficial, sino tan poco efectiva que, al día siguiente del anuncio, el periodista y propietario de un canal de televisión local, Salvador Adame Pardo, fue privado de su libertad en el municipio de Múgica, Michoacán, sin que a la fecha se conozca su paradero.

En Sinaloa, mientras, los colegas de Javier Valdez ven lentitud en la investigación y, de acuerdo con Sicairos, la apuesta oficial es para que quede en la impunidad, como el resto de los casos. “Salvo que ellos nos quieran tapar la boca presentando a los culpables materiales e intelectuales ante los tribunales”, dice Sicairos.

“Lo que podemos decir ahora, a la vuelta de casi un mes del asesinato de Javier, es que no vemos claridad en cuanto a que el crimen se esté resolviendo. Nos parece que van lentos, nos parece que no tienen ellos mismos una claridad respecto de dónde pudo haber venido el crimen”, agrega Bojórquez.

ADEMÁS
La complicidad Estado-dueños de medios alejaron a la sociedad de los periodistas, dicen críticos.

Por Sandra Rodríguez Nieto.